SOCIEDAD › LOS EXALTADOS MENSAJES A UN ADOLESCENTE

“Te amo mucho, mucho...”

“Querido amigo e hijo del corazón”, es el título de una carta escrita por computadora, que recibió –el día de su cumpleaños– el chico de 18 años que dice haber sido abusado por el sacerdote Mario Yulan. “Aquí estoy para ofrecerte lo que mi alma siente. En este año tan difícil que me toca vivir, con tantos desafíos y pruebas, con tantas responsabilidades y con tanto dolor alrededor vivido y no sanado, con una comunidad golpeada y ultrajada en su dignidad, con la experiencia personal de llegar a la noche y, muchas veces, no tener con quien compartir la vida...” Los puntos suspensivos y la frase resaltada están en el original. La carta, presentada como prueba, está firmada de puño y letra por “Mario”. Por esa razón se pidió a la Justicia que Yulan sea llamado para hacerle una pericia caligráfica.

En las notas, a las que Página/12 tuvo acceso, no hay alusiones de índole sexual, pero el abogado Tomás Ojea Quintana las aportó a la causa porque denotan cierta exaltación de las expresiones de afecto y amor. “R. (se cita el nombre del joven) en este Cumpleaños le pedí a nuestro buen Jesús que te sostenga de su mano, que te dé la sabiduría para vivir cada día, la serenidad para hacer frente a las dificultades, la paciencia en medio de los tensiones cotidianas. También le pedí que en el horizonte puedas encontrar alguien que te ame hasta las entrañas y te haga inmensamente feliz formando una hermosa familia.” Y concluye diciendo: “No puedo explicar todo el cariño que siento, no sé cómo llegue a quererte tanto, tanto... te abrazo con todo el amor de mi corazón, y le doy gracias a Jesús por el regalo de tu vida!!!”. Los puntos suspensivos, las negritas y los signos de admiración están en el original.

Otras pruebas son varios mensajes enviados por mail, desde una casilla de correo que, por el nombre que figura en la misma, pertenecería al sacerdote Mario Yulan. Uno de esos mensajes, enviado el lunes 25 de junio pasado, dice: “R. QUERIDO (en mayúsculas) te abrazo con toda el alma, siempre estás en mi corazón y a través de mis manos en el altar del Señor, te amo mucho, mucho...” Firma: Marito.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.