SOCIEDAD › QUE PIENSAN Y SIENTEN LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES ARGENTINOS. SUS OPINIONES SOBRE EL PRESENTE Y EL FUTURO DEL PAIS

Solo los chicos

Una encuesta de Unicef que abarcó todo el país y se publica aquí en exclusiva muestra por primera vez las percepciones de niños, niñas y adolescentes sobre la realidad nacional, la política, sus intereses, gustos y temores. Las cuestiones religiosas, la escuela, la familia.

 Por Mariana Carbajal

Sin pobreza, inseguridad ni desempleo. Así imaginan el país ideal los niños, niñas y adolescentes argentinos, de acuerdo con un sondeo de opinión nacional encargado por Unicef y al que accedió en forma exclusiva Página/12. Los chicos son optimistas: la mitad piensa que en el futuro la situación del país será mejor y apenas un 10 por ciento, que estará peor. Pero sienten que los gobernantes les dan la espalda: una amplia mayoría cree que no se preocupan por escuchar las opiniones y necesidades de la población infantil y juvenil. Existen tres aspectos que valoran como de mayor importancia en sus vidas: en primer lugar, tener buenas relaciones familiares; en segundo, cuidar la salud y, por último, tener muchos amigos y conocidos. A lo que menos importancia les dan son a los temas políticos, las cuestiones religiosas y espirituales y a invertir tiempo y plata en estar lindo. Entre las cosas que menos les gustan de la escuela se destacan los comportamientos agresivos que observan o sufren en el ámbito educativo.

El propósito del estudio, realizado por la consultora Analogías, fue conocer las percepciones de niños, niñas y adolescentes sobre una diversidad de temas entre los que se cuentan la familia, la escuela, sus intereses y la evaluación del país. En total, se encuestaron a 1411 chicos de 8 a 17 años de ambos géneros en 33 localidades de todas las regiones del país y, por el diseño de la muestra, el sondeo posee una lectura de alcance nacional. Debido a que el universo comprende dos segmentos bien diferenciados de edad, se hicieron preguntas específicas para los más pequeños, de 8 a 12 años y para los más grandes, de 13 a 17. Las entrevistas fueron personales y domiciliarias a través de la administración de un cuestionario con preguntas abiertas y cerradas. El trabajo de campo se llevó a cabo a mediados de 2006, pero los resultados recién se dan a conocer ahora.

Durante el relevamiento se exploraron las opiniones y expectativas que tienen sobre la realidad nacional. Al preguntarles quiénes están haciendo las cosas bien en el país, es decir, la evaluación de la actuación de distintas figuras y actores sociales, en primer lugar se destacan los deportistas. Ocho de cada diez opina que son los que mejor se desempeñan. En este punto, Unicef aclaró que la encuesta se realizó durante el transcurso del Mundial de Fútbol de Alemania. Luego se encuentran los artistas y los maestros y profesores. En cuarto lugar se encuentra como mejor evaluada la actuación del presidente de la Nación y los periodistas: el 50 por ciento de los chicos opina que están haciendo las cosas bien. Este alto porcentaje contrasta con el 14 por ciento de evaluación positiva que tienen los “senadores y diputados”, que se encuentran en último lugar (ver aparte). “Es interesante agregar que los niños y los adolescentes opinan que el nivel de preocupación de los gobernantes por temas que les conciernen es bajo”, sostiene el estudio. Sólo un 17 por ciento de los chicos piensa que “los gobernantes” se preocupan por escuchar sus opiniones y necesidades.

En cuanto a cómo los chicos perciben la actual situación del país (en realidad, a mediados de 2006) puede decirse que es “relativamente positiva”, indica Unicef. Sólo un 16 por ciento opina que la situación presente de la Argentina está mal. Esta proporción de percepciones negativas no varía significativamente por género, edad, situación educativa y ocupación de los padres, tipo de hogar o región. Un 51 por ciento dice que está regular y un 30 por ciento que está bien. Mientras los más chicos son más optimistas, los adolescentes en cambio mantienen una mirada más crítica.

También se indagó sobre qué piensan del futuro del país: el 50 por ciento cree que el país estará mejor; el 30 por ciento, igual que en la actualidad y sólo un 11 por ciento que se encontrará en una peor situación.

¿Cómo es el país en el que les gustaría vivir? No debería haber pobreza, ni “inseguridad” ni desempleo. En la Argentina “ideal” imaginado por los chicos deberían estar resueltos esos tres problemas. La falta de trabajo preocupa en mayor medida a los adolescentes, “tal vez porque reconocen su gravedad de manera más cercana, como un problema de su futuro próximo”, observa el sondeo de opinión. Algunas de las respuestas de los chicos fueron:

- “Que no haya pobreza, que haya más seguridad, que no haya discriminación” (Marina, 16 años, de Arrecife).

- “Me gustaría vivir en un país con más seguridad y que desaparezcan los corruptos de todo nivel socioeconómico” (Carlos, 14 años, de Gran Buenos Aires).

- “En un país donde los chicos tengan qué comer” (Eugenia, 8 años, de Gran Rosario).

- “Que los políticos trabajen más por la gente, escuchando a la gente” (Lucas, 14 años, Gran Tucumán).

- “Que los chicos no sufran tanto por la pobreza y que no le roben más al país” (Victoria, 11 años, de la ciudad de Buenos Aires).

- “Que no se contamine la naturaleza, que sea un país más limpio” (Lucía, 8 años, de Gran Mendoza).

- “Con trabajo para mi familia y que yo pueda seguir estudiando (Fernanda, 12 años, de Gran Resistencia).

- “Que no roben, que no haya violencia, que no maten” (Juliano, 13 años, de Gran Mendoza).

El sondeo exploró el grado de interés en relación con una serie de temas planteados que hacen tanto a su contexto inmediato de vínculos como las amistades y los vecinos, como a otros de interés público como la ecología y la política. En primer lugar, con un alto grado de importancia se posiciona: “Lo que les pasa a mis amigos”. Luego, en segundo lugar, se ubican, “el deporte”, “la ecología y el medio ambiente” y “lo que le pasa al país”. En tercer lugar, se encuentran agrupados: “lo que le pasa a mis vecinos”, “las actividades artísticas”, “la religión” y “lo que le pasa a otros países”. Por último, relegado con un porcentaje sensiblemente bajo se ubica “la política”. “Es claro que existe un concepto disociado acerca de lo que significa el concepto de política”, observa el informe de Unicef. Por un lado, se observa un alto porcentaje de interés acerca de lo que pasa en el país (69 por ciento). Es decir, la política entendida como la actividad de un ciudadano que se preocupa por la vida pública de la comunidad. Y en ese sentido podrían incluirse otros aspectos de alto grado de interés como la preocupación por los vecinos (48 por ciento) o lo que ocurre en otros países (38 por ciento). Por otro lado, surge un bajo porcentaje de interés sobre “la política” (12 por ciento) que “sin lugar a dudas es entendida como aquello que les concierne a los políticos”, se señala en el análisis de los resultados del sondeo.

El relevamiento también indagó sobre los aspectos más y menos valorados por los chicos para sus vidas. El ranking de los más importantes fue el siguiente:

1. Tener buenas relaciones familiares.

2. Cuidar la salud.

3. Tener muchos amigos y conocidos.

Lo que menos valoran es:

1. Los temas políticos.

2. Las cuestiones religiosas y espirituales.

3. Invertir tiempo y plata en estar lindo.

Agresiones y goteras

¿Qué es lo que más les gusta de la escuela? Absolutamente todos respondieron en primer lugar aspectos relacionados con cuestiones recreativas y/o de amistad: jugar, los recreos, hablar con compañeros, estar con amigos. En segundo lugar, las respuestas se vinculan con la posibilidad de aprender. Y ¿qué es lo que menos les gusta? El aspecto más mencionado (42 por ciento) tiene que ver con las obligaciones y exigencias propias de los métodos de enseñanza. Pero el segundo aspecto mayormente señalado (27 por ciento) está relacionado con comportamientos “agresivos” dentro de la escuela. Algunas respuestas espontáneas fueron:

- “No me gusta estar con mis compañeros, algunos son malos y dicen cosas feas” (José Luis, 10 años, de Resistencia).

- “Que me digan cosas mis compañeros, como que soy gorda” (Florencia, 11 años, de El Dorado, Misiones).

- “Que me pelean mis compañeros, que tampoco respeten a la señorita” (Marcelo, 10 años, de Tunuyán, Mendoza).

- “Hay muchas peleas adentro y fuera del colegio” (Iván, 13 años, Posadas).

El problema de las agresiones dentro del ámbito escolar es “un tema de mucha importancia”, ya que casi el 20 por ciento del los chicos y adolescentes resaltan actitudes agresivas entre los mismos compañeros, enfatiza el informe con el análisis del sondeo de opinión encargado por Unicef. “Es notable, a su vez, la proporción de niños de 8 a 12 años que mencionan comportamientos de este tipo (33 por ciento) comparada a la cantidad de adolescentes (19 por ciento)”, destaca el estudio. Esta problemática aparece en mayor medida en las ciudades con menor cantidad de habitantes. En Capital Federal y el Gran Buenos Aires se observa el menor porcentaje de menciones (14,5 por ciento), mientras que en la Patagonia se concentran la mayor (39 por ciento), seguida por el NEA (27 por ciento).

Resulta también “importante”, considera Unicef, el porcentaje de chicos que menciona cuestiones relacionados con la escuela, con sus recursos y su infraestructura a la hora de evaluar los aspectos que menos les gustan. “Este aspecto resulta un punto crucial puesto que incide en la posibilidad de brindar calidad educativa”, agrega el organismo internacional. Así, el 17 por ciento de los niños, niñas y adolescentes señala críticamente la falta de limpieza, de calefacción, el olor de los baños y la existencia de goteras en las aulas, entre otros problemas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.