SOCIEDAD

“Protegerlo, no controlarlo”

 Por Emilio Ruchansky

Si algo tiene en claro la madre de David Díaz Ríos es la importancia de que las personas como su hijo pueden integrarse a la comunidad. Roser Ríos comenta que David, por sus trastornos de conducta, tenía problemas para ubicarse en determinadas situaciones y a veces se encerraba muchos días en su cuarto. Cuando se independizó, agrega, dejó de tomar una medicación que regulaba su serotonina, es decir, su ira, ánimo y sueño, entre otras cosas. “Siempre buscamos protegerlo, no controlarlo”, dice cuando explica por qué no hizo declarar “incapaz” a su hijo, mediante la Justicia.

Mas allá de los padecimientos de David y la preocupación que le generaban, Ríos optó por preservar el espíritu independiente porque “más tarde, más temprano iba a hacer lo que él quisiera y a veces los padres tratan de proteger más de la cuenta”. Ríos reclama que los esquemas tutelares en personas mayores, de largo trámite en su país, se agilicen para que los tutores tengan injerencia en la decisión de algunos trámites.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “Protegerlo, no controlarlo”
    Por Emilio Ruchansky
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.