EL PAíS › ALFONSíN CRITICó A LOS REFERENTES RADICALES QUE COQUETEAN CON EL MACRISMO

“Si se quieren ir, que se vayan”

En un homenaje a Illia, el diputado y ex candidato a presidente cuestionó a los políticos “chaqueteros” que cambian de partido y a los “oportunistas” que buscan en la UCR dirigentes con “pocas convicciones” para “desmembrar” al radicalismo.

 Por Sebastian Abrevaya

Al encabezar el homenaje al ex presidente Arturo Illia en el cementerio de la Recoleta, el diputado Ricardo Alfonsín fue lapidario con los radicales que vienen coqueteando desde hace meses con el PRO de Mauricio Macri. “Si se quieren ir, que se vayan de una vez”, los intimó Alfonsín tras renovar sus críticas a los “oportunistas” que buscan en el radicalismo dirigentes con “pocas convicciones” para cooptarlos y así “desmembrar” al partido. Hasta el momento, Alfonsín había preferido evitar los cuestionamientos a sus correligionarios que mantienen negociaciones con el PRO.

Aproximadamente un centenar de militantes radicales se refugiaban del sol en el ingreso del cementerio. Entre ellos se encontraban los presidentes del Comité Nacional, Mario Barletta, y del Comité bonaerense, Miguel Ba-zze, referentes como Silvana Giúdici, Leandro Despouy y figuras históricas como Facundo Suárez Lastra y Marcelo Stubrin. Después de abrocharse los dos primeros botones del traje oscuro, Alfonsín empezó a desplegar sus cualidades de orador y también gran parte de los conceptos que ya había utilizado durante la campaña de 2011. Uno de los ejes de su discurso fue, retomando el legado de Illia, el de la “ejemplaridad”.

Allí fustigó a los que denominó políticos “chaqueteros”, término que dice elegir en lugar del de “tránsfuga” y que se usa en España para referirse a aquellos que se cambian la “chaqueta o camiseta” de un partido por otro. “Hay oportunistas que están en todos los partidos y quieren aprovecharse para cooptar y desmembrar a partir de la poca convicción de algunos que se dicen radicales pero que de radicales tienen muy poco”, sentenció Alfonsín, levantando la voz. No hizo nombres, pero estaba claro que se dirigía a los que en su momento habían participado del radicalismo K con Julio Cobos y a los que ahora se acercan al PRO.

El conflicto se desencadenó a partir de la firma de convenios culturales de varios intendentes radicales con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. El que encabezó los acuerdos fue Horacio “Pechi” Quiroga, de Neuquén; seguido por Aída Ayala, de Resistencia; Héctor “Cachi” Gutiérrez, de Pergamino; y Mario Meoni, de Junín. En el caso de Meoni, el ex referente del cobismo participó de la ceremonia de reasunción de Macri mientras dos funcionarios porteños, Emilio Monzó y Esteban Bullrich, le devolvieron el favor concurriendo a la suya. Hace unos días, Meoni anticipó su deseo de dar la pelea por la conducción del radicalismo bonaerense.

Alfonsín recurrió a una famosa frase de Groucho Marx, “éstos son mis principios, si no le gustan tengo otros”, para caracterizar sus cuestionamientos a esos dirigentes. Sugirió que cambian su forma de pensar para adecuarse a lo que quieren sus votantes. “A nosotros no nos han acompañado, pero eso no quiere decir que tenemos que cambiar nuestras ideas”, dijo minutos antes, en referencia al resultado del 23 de octubre, cuando sacó el 11,14 por ciento de los votos.

En declaraciones a la prensa antes de arrancar su discurso, el hijo del ex presidente dijo que desde el alfonsinismo van a trabajar “para lograr un consenso que pueda expresar a todos los sectores”. Sin embargo, confían en que podrán retener el control partidario en caso de que no logren acercar posiciones.

Respecto de los puentes con la UCR que volvió a tender el dirigente socialista Hermes Binner, líder del Frente Amplio Progresista, Mario Barletta dijo que todavía no es momento para hablar de alianzas. “El radicalismo tiene como tarea primera la búsqueda de la cohesión interna y el fortalecimiento del vínculo con la sociedad. Ya vendrán los tiempos en los que se analicen alternativas con otros partidos”, dijo el titular de la UCR, que subrayó: “Por supuesto tenemos ideas comunes y no quiere decir que no exista el diálogo”.

Con esa tensión entre el socialismo y el PRO transcurrió ayer el homenaje a Arturo Illia, ex presidente de la Nación fallecido hace 29 años. “El mejor homenaje que podemos hacer –remató Alfonsín– es trabajar para fortalecer a la Unión Cívica Radical.”

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín estuvo ayer en Recoleta, junto a Mario Barletta y otros dirigentes.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.