00:26 › EN LA ESMA

Inauguraron el Centro Cultural de la Memoria

El Centro Cultural de la Memoria "Haroldo Conti", que funcionará en el predio de la ex Esma, inició hoy sus actividades con una charla sobre Rodolfo Walsh, una muestra artística y un discurso acerca de la diferencia entre hacer del lugar un museo y un testimonio de la "memoria activa".

El centro, que se constituyó como pieza cultural del Espacio de la Memoria dispuesto en el predio donde antes funcionó la Escuela de Mecánica de la Armada, fue inaugurado por su director, Eduardo Jozami, y el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, ante la mirada de militantes de esa causa.

Armado en sólo dos meses y todavía sin terminar, el centro exhibe piezas de artistas reconocidos y de otros que recién comienzan, al mismo tiempo que funcionará como usina de proyectos sociales y culturales vinculados con la memoria histórica.

El ciclo de actividades de todo el año, que incluirá muestras de todo tipo, comenzó esta tarde con una mesa sobre el escritor y militante Rodolfo Walsh, desaparecido en la última dictadura, donde periodistas expusieron la influencia del autor sobre su profesión.

Jozami, tras informar que el filósofo Carlos Astrada había pronunciado allí hace más de 60 años un discurso pacifista, consideró que "en la historia pudo haber otros caminos".

"La memoria es un derecho", dijo, y prefirió hablar de "memorias" en plural, en referencia a los diversos modos de recordar, consideró que no se buscó hacer un museo sino un espacio de "memoria activa" y agregó "los que se olvidan de las luchas del pasado también se olvidan de las luchas del presente".

Ante intelectuales, militantes, Madres de Plaza de Mayo, familiares de Walsh -como su hija Patricia, legisladora porteña, y su viuda, Lilia Ferreira-, Duhalde pronunció que el acto se trató de una "presentación y no una inauguración", porque el centro "es una creación colectiva que no está terminada".

Su objeto, expresó, es "hacer público, presente y visible lo que se hizo en secreto", por lo que se trata de "una resignificación del espacio del horror y una apuesta a la vida". Antes, Patricia Walsh pidió la palabra para expresar que no creía posible que en el lugar se hiciera cultura y juzgó que si su padre estuviera presente "hubiera dicho cada uno de los nombres de los genocidas que están impunes".

Algunas de las áreas del lugar son una Biblioteca y Centro de Documentación denominado "Obispo Angelelli", que reúne alrededor de cinco mil ejemplares de textos sobre Derechos Humanos, junto al Espacio de Arte "Franco Venturi", muestras fotográficas y la Cinemateca "Raymundo Gleizer".

Duhalde también detalló que se está gestionando el pedido a la UNESCO para que declare al predio como Centro de Interés Universal para que "lo proteja de todo avatar político".

Las actividades ahora continuarán a lo largo de todo el año, como en agosto, cuando se harán Jornadas sobre Ficción y Memoria Histórica, y en octubre, cuando se hará un Seminario Internacional sobre Políticas de la Memoria.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.