17:40 › "YO NO ME VOY A CALLAR. NO Sé POR QUé TUCUMáN NO SE ANIMA."

Trimarco denunció que Gómez tuvo un hijo con Marita Verón "para chantajearla"

Susana Trimarco declaró durante cinco horas por segundo día consecutivo en el juicio contra 13 imputados por la desaparición de su hija. Agregó detalles acerca de las víctimas de la red de trata de personas que ella misma rescató y, en consonancia con el testimonio de Anahí Medina, confirmó que a su hija además de obligarla a prostituirse "le cobraban todo lo que consumía". Por su parte, los abogados querellantes adelantaron que plantearán iniciar un segundo juicio con las acusaciones surgidas de los testimonios recogidos en las primeras jornadas del proceso. Tal como estaba previsto, la Cámara Penal II de Tucumán pasó a un nuevo cuarto intermedio hasta el miércoles.

"Si ella se negaba a trabajar recibía multas y por eso, como nunca terminaban de pagar la supuesta deuda que tenía, debía seguir prostituyéndose", explicó Trimarco sobre la situación que vivió una de las mujeres a quien rescató la fundación que dirige. Además, recordó que, tras ser rescatada, la joven tenía miedo de hablar porque creía que la Policía la entregaría de nuevo con los delincuentes. "Estaba muy delgada, con hematomas en el cuerpo. Cuando llegamos a casa le di ropa, tomó un té y se durmió", contó la madre de Marita.

La madre de Marita volvió a denunciar a Lidia Irma Medina y a su hijo, José "Chenga" Gómez, asegurando que el día que llegó Marita al local que regenteaban "hicieron un rito satánico, tal como acostumbraban". Durante el cuarto intermedio, Gómez aseguró que él y el resto de los acusados están "preparados para hablar" y negó haber tenido un hijo con Marita. "Si yo hubiese conocido a Marita, si hubiese tenido un hijo con ella, le hubiese dado mi apellido", se jactó lejos del banquillo.

José Dantona, uno de los abogados de Susana Trimarco, por su parte, afirmó que una de las hipótesis que contempla la familia es que "a raíz de la búsqueda de su madre, a Marita la hayan vendido a España". Y agregó que "una de las testigos declaró que "un día en que estaba viendo televisión con Liliana Medina, cuando aparecieron los padres de Marita buscándola empezó a reirse y a decir que Marita ya estaba en España". "Susana hoy hizo referencia a cinco mujeres, víctimas de la trata y rescatadas por ella y la fundación, que vieron a Marita con vida y que dieron detalles de su intimidad física que sólo la madre podía conocer", añadió Dantona a C5N.

Dantona advirtió que "estas chicas fueron víctimas de trata igual que Marita, y muchas de ellas manifiestan haber estado bajo el dominio de Medina, Gómez, Luna, Márquez, Gaitán u otros, y eso también puede ser objeto de una investigación. (...) Chenga Gómez es hijo de Liliana Medina -prosiguió el letrado-, la principal proxeneta de La Rioja. Ellos quieren 'vender' que en algún momento eran propietarios de los inmuebles y que arrendaban a otra gente el fondo de comercio. Pero son los dueños, son los que regenteaban y golpeaban a las mujeres", denunció Dantona.

"Según las testigos, 'Chenga' Gómez convirtió a Marita en su 'mujer', lo que en la jerga quiere decir que la mantenía con ciertos privilegios y, a su vez, 'le hacen un hijo', y esto es afirmado por tres de las testigos, que dicen que vieron a Marita con un bebé de apróximadamente dos meses", recordó el abogado de Trimarco, quien aseguró que en la causa está acreditado que "Liliana Medina y sus hijos, dueños de Candy, Candilejas y El Desafío, tuvieron a Marita Verón en La Rioja. Allí estuvo Marita con vida, allí fue la 'mujer' del Chenga y allí habría tenido un hijo".

Para el letrado, el avance de la causa "depende pura y exclusivamente de la Cámara, porque nosotros podemos llegar a pedir investigaciones en contra del exgobernador de Tucumán y de Mazza, el exgobernador de La Rioja". Dantona remarcó que "Susana no habla simplemente desde el dolor de madre, sino también desde la lucha incansable que ha tenido estos años en la Policía, en la Justicia, en La Rioja y en los prostíbulos, disfrazada y corriendo peligro". "El plus que tiene Susana Trimarco en esto no es sólo saber todo lo que sabe de la causa sino haberlo vivido, porque ella fue la principal impulsora de la búsqueda de su hija", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

"Susana no habla simplemente desde el dolor de madre, sino también desde la lucha incansable que ha tenido estos años en la Policía, en la Justicia, en La Rioja y en los prostíbulos, disfrazada y corriendo peligro". "El plus que tiene Susana Trimarco en esto no es sólo saber todo lo que sabe de la causa sino haberlo vivido, porque ella fue la principal impulsora de la búsqueda de su hija", afirmó uno de sus abogados.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.