22:15 › MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

El silencio de un dictador sin memoria

Jorge Rafael Videla, que cumple varias condenas a perpetuidad por crímenes de lesa humanidad, se negó a declarar durante el juicio por los crímenes del Plan Cóndor y ante una pregunta de la fiscalía, aseguró haber padecido una "crisis de memoria". Sin embargo, repitió la práctica de desconocer la jurisdicción del Tribunal Oral Federal 1 para juzgarlo y calificarse como "preso político". Videla consideró que los delitos cometidos por el plan de cooperación represiva entre las dictaduras de la región eran "cosa juzgada" desde 1985.

El dictador permanece alojado en pabellón de condenados por delitos de lesa humanidad en el Penal de Marcos Paz, cuya unidad sanitaria, según relató, determinó que está en condiciones de declarar pese a su visible deterioro motriz.

Ante una pregunta de la fiscalía, el golpista informó que había sufrido una crisis de memoria y de estabilidad vertical hace un mes, que se sumó a su cuadro de hipotiroidismo y un tratamiento de anticoagulación.

De todas maneras, leyendo lentamente un memorando durante diez minutos, Videla dijo asumir "íntegramente" la responsabilidad por los delitos cometidos por sus subordinados durante la "guerra antiterrorista" y luego apuntó:"No tiene sentido hacer una defensa en una justicia vacía de derecho".

Compartir: 

Twitter
 

El dictador permanece alojado en pabellón de condenados por delitos de lesa humanidad en el Penal de Marcos Paz.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.