18:00 › OBAMA EN KENIA

"El futuro de África depende de los africanos"

El presidente estadounidense, cuya familia paterna es oriunda de Kenia, habló ante unas 6000 personas en las afueras de Nairobi y auguró un esperanzador futuro para los kenianos, aunque reclamó por la igualdad de género. "Tratar a las mujeres como ciudadanos de segunda clase es una mala tradición que tiene que cambiar", expresó Obama.

Obama afirmó que no hay disculpa para la violencia de género, la mutilación genital femenina, los matrimonios forzados de menores y las violaciones. "Si Kenia quiere hacer avances como país, las mujeres tienen que tener los mismos derechos que los hombres", subrayó. También atacó la corrupción ampliamente extendida en la sociedad. "Cuesta a los kenianos 250.000 empleos al año, pues cada chelín que se paga como soborno podía estar destinado a un trabajo", dijo en medio de fuertes aplausos del público.

En su discurso, el último antes de partir hacia Etiopía, el mandatario estadounidense les advirtió a los kenianos que se necesita tomar "decisiones difíciles" para crecer.

No obstante, el mandatario hizo hincapié en los avances que está llevando a cabo el país en otras áreas. Se espera por ejemplo un crecimiento económico del 6,5 por ciento, aunque según puntualizó Obama, éste no se reparte lo suficiente.

"Kenia se encuentra en la encrucijada, un momento lleno de riesgos pero también de promesas", subrayó el presidente. "El futuro de África depende de los africanos", dijo. "Durante demasiado tiempo, muchos han buscado ayuda fuera, concentrándose en que sea otro quien cargue con las culpas de los problemas de este país", expresó el presidente estadounidense.

Obama no habló de política interna keniana ni de cuestiones bilaterales entre los dos países, en cambio, optó por un discurso más emocional. Recordó la primera vez que visitó el país hace 30 años, cuando era estudiante y, principalmente, cuando fue a Kogelo, el pueblo donde nació su padre cerca del lago Victoria.

"Aprendí algo sobre mi vida que jamás me habrían enseñado los libros (...) Yo era un estadounidense realmente desconectado de la mitad de mi pasado. Fue la primera vez que mi apellido significaba algo", contó el mandatario.

Entre el público, la gente le gritaba "te quiero" y Obama se animó, más de una vez, a devolverle un "yo también". Sobre el cierre de su discurso, el mandatario expresó su orgullo por ser "el primer presidente americano-keniano de los Estados Unidos".

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.