14:01 › ENTRE LA CONCENTRACION DEL NIUNAMENOS DE 2015 Y LA DE HOY HUBO 275 FEMICIDIOS

Los números de la ausencia

Un informe de la Casa del Encuentro revela además que 216 chicos quedaron sin madre. Por eso, impulsa dos leyes para defender los derechos de estas “víctimas colaterales”. El relevamiento muestra también que 35 varones murieron al intentar evitar femicidios. Por Renata Padín

A un año de la movilización con el lema NiUnaMenos, 275 mujeres fueron asesinadas en el país, esto es, una cada 31 horas, dejando a 317 personas sin madre (entre las cuales hay 216 chicos menores de edad), mientras que 35 varones murieron intentando salvarlas de los femicidas.

Los datos fueron aportados por el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, de La Casa del Encuentro, que realiza este relevamiento desde 2008 en base a las noticias publicadas en 120 medios de todo el país. El informe recopila los asesinatos de mujeres desde el 1º de junio del año pasado hasta el 31 de mayo último.

“Este es un balance de dolor por las muertes, que abraza a todas las familias que siguen pidiendo justicia. Este es un grito de dolor que es importante que transformemos en acción”, dijo Ada Rico, presidenta de la ONG.

Los femicidas utilizaron como metodología las armas de fuego en 66 crímenes; apuñalaron a 57 mujeres; mataron a golpes a 40 de ellas, estrangularon a otras 21 y quemaron a 20. La incineración es una de las formas más cruentas de matar mujeres en Argentina.

Como cada año, este noveno informe de La Casa demuestra que la vivienda sigue siendo el lugar más peligroso para las que están en situación de violencia de género, ya que 171 asesinatos (el 62 por ciento) ocurrieron dentro de casas.

Del total de víctimas, 39 tenían denuncias judiciales, exclusión del violento y prohibición de acercamiento del maltratador.

Además, el documento de La Casa del Encuentro mostró que entre los 275 crímenes hubo 59 en los que la víctima y el victimario no tenían vínculo aparente, 23 femicidas pertenecieron o pertenecen a una fuerza de seguridad y 39 se suicidaron luego de cometer el crimen.

Entre otros aportes, el informe elaborado a un año de la primera vez que la ciudadanía argentina salió a la calle multitudinariamente a repudiar los femicidios consignó que 5 de las víctimas estaban embarazadas, 6 estaban en situación de prostitución y trata, una era de un pueblo originario y hubo 5 travesticidios.

Los distritos con los índices más altos de femicidios son Buenos Aires (102), Santa Fe (23), Salta (21), Córdoba (20), Ciudad de Buenos Aires (13), Santiago del Estero (11) y Mendoza (10).

Estos números son mujeres que no están porque un hombre decidió matarlas y dejar huérfanos a 216 niños y niñas menores de edad. Por eso, la ONG insistió en el reclamo del tratamiento legislativo de una ley de pérdida automática de la responsabilidad parental del femicida condenado.

También pidió que se avance con el anteproyecto de “ley Brisa” para otorgar un resarcimiento económico a hijas e hijos de víctimas de femicidios, hasta la mayoría de edad. La norma lleva el nombre de una niña cuya mamá fue asesinada por el padre. Al respecto, Ada Rico le contó a este diario: “Brisa es una nena y también el símbolo de los 1617 chicos que quedaron sin sus mamás entre 2008 y 2015. Sabemos que es una cifra relativa, ya que sólo tenemos los datos que difunde el periodismo. Es imprescindible que los chicos, víctimas colaterales, sean sostenidos económicamente. Muchas veces, luego de un femicidio, los hermanos son separados porque nadie puede recibir de golpe cinco chicos, si no hay ayuda económica desde el Estado”.

Además Rico pidió que se concrete el asesoramiento y asistencia jurídica a las víctimas, tanto mujeres como niñas y niños, y exhortó a los gobiernos a entregar una asignación consistente en un subsidio económico equivalente a una jubilación mínima por tres años a las mujeres en situación de violencia.

Otra de las necesidades planteadas por la dirigente es el otorgamiento de una licencia por violencia de género “en todos los ámbitos laborales, no menor a 20 días anuales, y su inclusión en los convenios colectivos de trabajo”.

La implementación del plan nacional de protección a mujeres (con un presupuesto acorde), la apertura de Oficinas de Violencia de la Corte Suprema en todo el país, el aumento de refugios, de botones antipánico para la mujer y tobilleras para controlar a los agresores y la capacitación en género en todos los ámbitos del Estado son también pedidos de esa ONG.

“Seguimos interpelando a los distintos poderes del Estado para que multipliquen el esfuerzo y se generen aún más políticas públicas que permitan evitar los femicidios. Que acompañen a las víctimas. Que las escuchen. Que las contengan. Que este tema sea considerado un tema de agenda y prioritario”, solicitó Rico. Y explicó: “Nosotras vamos al Congreso, porque es como un símbolo de una parte muy importante de nuestra lucha. En 2014 presentamos un proyecto para la pérdida de la responsabilidad parental del femicida condenado. Aún no lo trataron y este año pierde estado parlamentario. Es fundamental que salga para que no haya chicos que queden a cargo del padre que mató a la madre”.

Con la presentación del informe, desde La Casa del Encuentro también insistieron en la reglamentación y puesta en marcha de los artículos pendientes de la Ley 26.485, contra la violencia de género, especialmente la aplicación del Plan Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia, que desde el Consejo Nacional de las Mujeres prometieron que van a presentar el mes próximo.

Las últimas estadísticas publicadas por el observatorio habían registrado que en 2015 se reportaron en todo el país 286 femicidios y femicidios vinculados de mujeres y niñas y 43 femicidios vinculados de hombres y niños, mientras en 2014 fueron 277 las muertes por violencia de género.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.