UNIVERSIDAD › EN SOCIALES SE FORMO UN ESPACIO GREMIAL POR FUERA DEL CENTRO

Fractura entre los estudiantes

La agrupación peronista La Vallese, que tiene mayoría en el cogobierno de la facultad, creó una organización paralela al centro de estudiantes que conduce el frente de izquierda Oktubre. La disputa y la postura de los independientes.

 Por Julián Bruschtein

En la Facultad de Ciencias Sociales el movimiento estudiantil sufrió una fractura. La agrupación peronista La Vallese, con mayoría en el cogobierno de la casa, puso en marcha un nuevo espacio gremial por fuera del centro de estudiantes, que conduce el frente de izquierda Oktubre. La “falta de reglas de juego en el centro de estudiantes” es uno de los factores que esgrimen como justificación. Desde Oktubre se descalificó la iniciativa por entender que “es rupturista” y que “no tiene apoyo de los estudiantes”.

A fines de 2007, La Vallese convocó a un congreso para definir el estatuto de la Organización Gremial Estudiantil (OGES) y ahora asumió una conducción provisoria, hasta realizar elecciones. En la decisión, la acompañaron las agrupaciones Alternativa Académica, la Puiggrós y Salvador Allende, además de otros espacios independientes. “Lo que buscamos es recuperar la gremialidad de los centros de estudiantes. No es sólo el de Sociales, en general la mayoría están excesivamente partidizados y pierden su objetivo primario, que es defender los intereses de los estudiantes”, aseguró Cristian Bay, dirigente de la agrupación y consejero superior. Mientras en los últimos comicios obligatorios para elegir consejeros directivos La Vallese obtuvo toda la representación estudiantil, en las elecciones del centro ni siquiera se postula desde hace dos años. “No están dadas las condiciones mínimas. No había ni hay reglas claras como para participar en un comicio organizado por el centro”, aseguró Bay.

Integrado por agrupaciones de izquierda, Oktubre detenta la presidencia del centro de estudiantes desde hace tres años y el año pasado se impuso en elecciones donde participaron casi 30 listas. El cargo es compartido por tres agrupaciones: Izquierda Socialista, En Clave Roja (PTS) y el Partido Obrero. La copresidenta, Jesica Calcagno (PTS), estimó que La Vallese “hace muchos años que se presenta a las elecciones del centro de estudiantes y pierde. Empezaron llamando a no votar y los estudiantes no les dieron bola, hasta que lanzaron esto que no tiene ningún basamento real... La pretensión de la agrupación kirchnerista de conformar un centro de estudiantes paralelo es una muestra más de la impotencia de una agrupación irrepresentantiva”.

Los militantes de La Vallese argumentan que “el movimiento estudiantil está roto desde hace años. La división es evidente y no es la única en la universidad: el gremialismo docente también está partido en tres en la UBA, con AGD, Aduba y Feduba, pero de esto la izquierda no dice nada. No nos interesa si se obtiene el reconocimiento de la FUBA o no. Que los estudiantes se vean reflejados en la nueva gremial es por lo que se está trabajando”, según dijo Bay.

La propuesta concreta es que el OGES se organice “en una coordinación general, más proclive a una estructura sindical, donde en vez de presidente haya una secretaría general. A su vez, va a haber una articulación con las carreras a través de centros de gestión. También va a haber órganos de control de gestión y el financiamiento no va a estar centrado en los apuntes, porque lo consideramos monopólico. La idea es sostener financieramente a la OGES con venta de artículos de librería, por ejemplo, y con actividades como festivales y fiestas”, explicó el dirigente. La copresidenta del centro replicó que, “a diferencia del sello que pretende La Vallese, sin participación estudiantil y dependiente de la gestión de la facultad, el centro de Sociales funciona en base a asambleas generales, con una comisión directiva con quince secretarías integradas por distintas agrupaciones, y comisiones abiertas”.

Por fuera de la disputa, las agrupaciones independientes de Sociales critican: “Tanto Oktubre como La Vallese tienen la misma política: lo que no pueden tener, lo destruyen. La OGES no nos preocupa, la lógica política de La Vallese, fracturista y hegemónica, sí”, afirmó Santiago Fernández de El Mate. “Es muy negativo que se plantee un centro paralelo sobre todo si en las últimas elecciones participaron 27 agrupaciones. Sin duda, es una decisión que debilita al movimiento estudiantil.”

Compartir: 

Twitter
 

Para La Vallese, en el centro “no hay garantías”. Para Oktubre, la postura “es rupturista”.
Imagen: Sandra Cartasso
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.