ECONOMíA › EL GOBIERNO NO DARA AUDIENCIA MIENTRAS DURE EL LOCKOUT

“No quieren dialogar”

Por la mañana hubo declaraciones amigables de tres ministros. El jefe de Gabinete calificó de “incomprensible” la continuidad de la protesta. Se decidió no negociar hasta que se levante la medida.

 Por Daniel Miguez

Después de ver por televisión cómo los empresarios del campo desoían el llamado del miércoles de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Gobierno decidió mantener su posición de darles la audiencia que pidieron sólo si antes levantan el lockout. El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, dijo que la ratificación de la medida era “incomprensible” y que los ruralistas “no tienen vocación de dialogar”.

Hasta ayer a la tarde había dos presentimientos en el Gobierno. Unos creían que los productores agropecuarios iban a levantar la medida de fuerza porque así lo indicaba la lógica política, luego del gesto de la Presidenta. La pelota había quedado en el campo de los ruralistas y sabían que si suspendían el lockout el Gobierno los recibiría y terminarían de cerrar el acuerdo que quedó trunco cuando ya estaba casi sellado el martes pasado.

Otros creían que por su empecinamiento en hacer un acto que compita con el de la Presidenta el 25 de mayo, los ruralistas iban a continuar el lockout hasta esa fecha. En ese bando se anotaba el ex presidente Néstor Kirchner. Entre los que creían que los ruralistas no serían “tan torpes” –según sus palabras a algunos de sus allegados– estaba Alberto Fernández. El jefe de Gabinete había dicho ayer, antes de que se conozca la decisión de los dirigentes agropecuarios, que tenía la esperanza de que ahora se pudiera “dar vuelta la página” y que “lo importante es que podamos avanzar”. El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, había hecho un guiño aún mayor al afirmar que “si hay asimetrías (por las retenciones móviles) hay que sentarse a la mesa, discutirlas y encontrar una salida”. Y el ministro del Interior, Florencio Randa-zzo, dijo, también ayer, que seguramente los dirigentes rurales “levantarán el paro y se sentarán a una mesa de diálogo para resolver las cuestiones pendientes”. Ninguno de los tres ministros acertó. “Es de locos, cómo van a ponerle condiciones a la Presidenta y encima sin levantar el paro. Se creen que la patria son ellos solos. Que hagan el acto el 25 ¿qué les va a sumar mostrarse como oposición política?”, se le escuchó decir a uno de estos ministros.

De todas maneras, ni Alberto Fernández ni Aníbal Fernández ni Randazzo hicieron estas evaluaciones con candor político o llevados por una expresión de deseos. Quizá confiaron en que algunos de los dirigentes agropecuarios pudieran imponer su criterio de suspender el lockout sobre los otros. Según quedó evidenciado por sus declaraciones después del discurso del miércoles de la Presidenta, Luciano Miguens, de la Sociedad Rural, y Fernando Gioino, de Coninagro, aparecían más permeables a levantar la protesta. Y en contrapartida, los duros eran Mario Llambías, de la CRA, y Eduardo Buzzi, de Federación Agraria, quienes, por lo visto lograron torcerles el brazo luego de una larga pulseada que hizo que se retrasara la conferencia de prensa. Cuando los dirigentes rurales se aprestaban a sentarse para el anuncio un ministro le dijo a uno de sus colaboradores: “Si los que hablan son Llambías y Buzzi es porque siguen con el paro”. Minutos después había confirmado su deducción.

Sea como fuere, perfectamente Kirchner pudo haberles dicho a los que creían que los ruralistas no prorrogarían el lockout: “Vieron que les dije”. Y quizá se lo dijo anoche a Alberto Fernández. El jefe de Gabinete tras ver por TV la conferencia de prensa de los ruralistas –en uno de los sectores de la Casa Rosada que se había salvado del apagón de cinco horas– partió hacia Olivos a reunirse con la Presidenta, que aprontaba para su viaje a Lima (ver página 13). Allí la Presidenta le confirmó su decisión de mantenerse en la postura de darles audiencia y llegar a un acuerdo cuando cesen con la medida de fuerza.

“La Presidenta llamó generosamente a un diálogo y nos contestaron con un paro. El que declara un paro no quiere dialogar”, señaló entonces el jefe de Gabinete.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner ayer en el Salón Sur de la Casa Rosada.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.