UNIVERSIDAD › LOS ALUMNOS EXTENDIERON HASTA HOY LA OCUPACION DEL NACIONAL DE BUENOS AIRES

La toma cumplió su octavo día

Ayer hubo reuniones y negociaciones entre los estudiantes y las autoridades del colegio, pero no hubo acuerdo. La rectora reiteró que antes del diálogo deben levantar la medida. También hubo una marcha al Ministerio de Educación.

 Por Julián Bruschtein

Tras idas y vueltas, reuniones y negociaciones entre estudiantes y autoridades ayer se cumplió el octavo día de ocupación del Colegio Nacional de Buenos Aires. Para levantar la toma, los alumnos le propusieron a la rectora Virginia González Gass que no haya sanciones por participar de la protesta, que se fijen dos jornadas anuales para debate del centro de estudiantes y se autoricen las movilizaciones del 24 de marzo y el 16 de septiembre. “Si no levantan la toma, no se puede dialogar”, planteó la rectora, por lo que los estudiantes se quedaron en el edificio hasta hoy, pero es alta la probabilidad de que resuelvan suspender la medida de fuerza.

“Habíamos decidido levantar la toma para que ingrese el escribano y acercar la propuesta a las autoridades, que volvieron a negarse a firmar nada hasta que la toma no se levante”, dijo Alejandro Bustamante, dirigente del centro estudiantil. Una parte de los puntos que presentaron ante González Gass, “ya los había propuesto ella y ahora se desdijo”, según el estudiante.

La propuesta que los alumnos votaron en la asamblea constaba de tres puntos importantes: que no se sancione a ningún estudiante por la toma, que se garanticen dos jornadas al año para el centro de estudiantes y que se autoricen las movilizaciones del 24 de marzo, aniversario del último golpe de Estado, y del 16 de septiembre, aniversario de la Noche de los Lápices y punto de partida del conflicto. La postura de la rectora no se modificó hasta el momento y continúa planteando que “hasta que no se levante la medida no se puede acordar con los alumnos”. Además, ratificó las sanciones a los doce alumnos que marcharon el 16 del mes pasado, las faltas computadas a otros noventa y, finalmente, la extensión del ciclo lectivo para compensar los días de clases perdidos esta última semana.

Mientras ayer la conducción del centro se reunía con González Gass, una columna de alumnos marchó hasta el Ministerio de Educación para protestar “por el apoyo que le dieron a las sanciones que impusieron las autoridades”. Los alumnos continúan con la ocupación que comenzó el miércoles pasado por la noche. El problema es que el que comienza mañana es un fin de semana largo y, además, la semana que viene no habrá clases porque los alumnos de 2º, 3º y 4º año realizarán viajes de estudios, mientras que los de 5º año irán de viaje de egresados.

Un sector de los docentes presentó a los estudiantes por la mañana una propuesta para destrabar el conflicto. Consistía en levantar la toma y que las sanciones quedaran en suspenso, para que el Consejo Escolar Resolutivo se reuniera y revisara las sanciones disciplinarias. Pero en el rectorado de la UBA esta actitud no cayó bien. El secretario general de la institución, Carlos Mas Vélez, dijo: “Si creen que les hacen un favor a los chicos, se equivocan. Deberían tener una postura unificada frente al conflicto”. El funcionario informó que “existe un compromiso para dialogar no bien se levante la toma”. También indicó que la rectora y la secretaria académica de la UBA, Edith Litwin, “se encuentran trabajando en un cronograma para convocar a los padres de los alumnos y reflexionar sobre las reglas de convivencia y disciplina. La idea es que esta situación sea un aprendizaje”.

Compartir: 

Twitter
 

“Habíamos decidido levantar la toma”, contaron los estudiantes, pero al final no hubo consenso.
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.