SOCIEDAD › UN FESTIVAL PARA RECORDAR A LOS CHICOS DE ECOS Y RECLAMAR UNA POLITICA DE SEGURIDAD VIAL

Por los pibes, por menos muertes

Gieco y Spinetta, entre otros artistas, se sumaron a la convocatoria para homenajear a los estudiantes del colegio Ecos en el tercer aniversario de la tragedia ocurrida en Santa Fe. Reclamos por mayor seguridad vial y una política para el sector.

 Por Facundo García

Como en sus dos ediciones anteriores, el concierto en homenaje a los alumnos de la escuela Ecos –que perdieron la vida en un accidente de tránsito cuando regresaban de una actividad solidaria desde Chaco, en 2006– marcó un avance de convocatoria y contenido. Los padres y amigos de las víctimas contaron con el apoyo de León Gieco, Luis Alberto Spinetta, Los Tipitos y Ricardo Mollo, entre otras figuras. Además, miles de personas llevaron alimentos no perecederos, ropa y mucho afecto al estadio cubierto de Argentinos Juniors, en la Capital. Todos juntos contribuyeron a una velada esperanzadora, donde se demostró que la continuidad de un proyecto puede ayudar a darle sentido a tanto dolor.

Desde hacía varios días circulaba por las aulas de la Capital una carta de los papás, en la que invitaban a los estudiantes a “comprometerse y trabajar por una sociedad más justa”. Era un nuevo paso en el camino que marcaron sus hijos: no por casualidad el 8 de octubre ha sido declarado “Día del estudiante solidario” en honor a los nueve chicos y la profesora que fallecieron en aquel retorno fatídico. Y esto se suma a un conjunto de avances que demuestran que la reacción posterior tuvo efectos contundentes. De hecho, la conmemoración misma ha adquirido su propia identidad. Anoche, el lugar –con capacidad para unos siete mil espectadores– estaba lleno; pero no había empujones ni agresión. Ese contacto con la cultura de la convivencia es una novedad para muchos pibes. Ellos terminan de completar el perfil de la reunión.

“Cuando hicimos el primer recital, fue León Gieco quien tuvo la idea de que siguiéramos indefinidamente, que convirtiéramos esto en algo que permanece y va creciendo”, coincidían los padres. Tras la apertura de Simbiosis y Cielo Razzo, Gieco se integró al show dedicando “Zamba por vos”, “La Guitarra” y “Cuando llegue el alba” a la memoria de Mercedes Sosa. Más tarde, León declaró que “era un placer estar ahí porque uno no solamente da sino que recibe”. “Nosotros venimos y tocamos, y en sentido contrario también fluyen cosas buenas, porque de estos padres se puede aprender mucho”, agregó, antes de asegurar que “cada vez son más los flacos y flacas que deciden dar una mano, y en vez de irse a Bariloche, por ejemplo, se van al Chaco o a Formosa a colaborar con quien lo necesita”.

León y Spinetta se cruzaron en los camarines. “Ahora canto con vos”, dijo el Flaco, e inmediatamente corrió para calentar el set con “Un mañana” y estrenar una joyita, “Retoño”. Entonces se integró una tropa que contaba entre sus filas a Ricardo Mollo, Los Tipitos y Gieco. Largaron con “8 de octubre”, que a esta altura se ha convertido en una suerte de himno oficial del encuentro. El público ovacionó el mensaje, y Spinetta fue pura vehemencia. “Se los digo porque tengo la edad de ustedes, ando por los dieciocho años”, bromeó. “Respeten a la vida. Grábense eso. Es muy importante que esto que están viendo y escuchando hoy le sirva a cada uno de ustedes cada vez que están decidiendo quién maneja y cada vez que están pensando en consumir alcohol. Si me prometen que van a tener en cuenta lo que les estoy diciendo, me voy a ir de acá contento”, reflexionó.

Luego ocuparon el escenario los Divididos y Javier Malosetti. Al cierre de esta nota, el cronograma se completaba con actuaciones de Los Tipitos, Los Pericos y Los Auténticos Decadentes, en lo que fue una grilla de primera. Poco antes de salir al ruedo, Mollo se había hecho un rato para conversar con la prensa. “Lo que me movilizó para venir fue la cara que le vi a mi vecina. A ella la tocó de cerca esto. Le pegó muy duro, y fue la puerta para conocer a los otros padres, que han hecho tanto por mantenerse unidos e ir generando consciencia”, repasó el violero y vocalista. “Es más, hemos estado charlando sobre este asunto y les voy adelantando que el próximo disco de Divididos incluirá un tema dedicado a los pibes de la Ecos”, señaló.

En los camarines, Héctor D’Agostino, uno de los papás al frente del movimiento, completó ideas sobre la dirección y la intencionalidad de lo realizado. “Esto empezó dando pequeños pasitos. Una de nuestras preocupaciones fundamentales fue no plantearnos metas inconseguibles, sino ir de a poco, y mirá lo que fuimos consiguiendo”, repasó. Gracias al empuje del grupo, ya se consiguió una Ley de Tránsito que incluye una Agencia Nacional de Seguridad Vial encargada de coordinar políticas en el país. Las instituciones internacionales toman lo sucedido como “caso testigo” y no es raro que los padres viajen a dar conferencias de primer nivel para explicar cómo llegaron a este punto. “Hace cinco años, la Organización Mundial de la Salud declaró pandemia a los accidentes viales. Son la primera causa de muerte entre los jóvenes de entre quince y treinta años, y se estima que para 2020 pasará a ser la segunda causa a nivel global y en todas las edades, superando por mucho al millón trescientas mil personas que fallecen por esto anualmente. Los que más sufren esto son, por supuesto, los pobres”, informó. La música de fondo parecía sostener sus palabras.

Compartir: 

Twitter
 

“De estos padres se puede aprender mucho”, dijo León Gieco, quien arrancó con varios temas en homenaje a Mercedes Sosa.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.