SOCIEDAD

Marcha por los pibes

Los familiares y amigos de Jonathan “Kiki” Lezcano (17) y Ezequiel Blanco (25) se concentraron ayer en la esquina de Larraya y Chilavert, Villa Lugano, a tres meses del día en que los jóvenes desaparecieron para luego ser encontrados muertos, por un supuesto caso de gatillo fácil. El policía acusado por el crimen fue sobreseído y el juez de la causa rechazó el primer pedido de apelación por parte de las familias. En la concentración denunciaron que “la situación de las familias en el barrio está complicada por el hostigamiento y las amenazas que no cesan por parte de la policía”. Angélica Lezcano, madre de Kiki, denunció que, el fin de semana, personal de la 52ª la detuvo y le armó una causa por defender a pibes del barrio.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.