DEPORTES › EL ESCOCéS ANDY MURRAY FUE ELIMINADO EN WIMBLEDON POR RAFAEL NADAL

Otro año de británica frustración

Hace 73 ediciones del Abierto que un nativo de las Islas no alza el trofeo: el último fue Fred Perry, en 1936. Federer avanza por la otra rama del cuadro y jugará contra Safin.

 Por Ignacio Naya

Desde Wimbledon

Los británicos tendrán que esperar un año más, y van 73, para ver a un tenista local alzar el trofeo en el All England Club, algo que hizo Fred Perry por última vez en 1936. Rafael Nadal domesticó la bravura del escocés Andy Murray para meterse por tercer año consecutivo en las semifinales de Wimbledon, donde también estarán Roger Federer y el ruso Marat Safin. En menos de dos horas, Nadal se impuso en los cuartos de final 6-3, 6-2, 6-4, con lo que se enfrentará mañana en la siguiente ronda con el ganador del partido entre el alemán Rainer Schüttler y el francés Arnaud Clement, que fue suspendido por falta de luz cuando iba empatado.

Murray, de 21 años, terminó su espectacular remontada de octavos ante Richard Gasquet exhibiendo bíceps. Fue un mensaje a su preparador físico, explicó, pero lo cierto es que sus músculos, pese a que sólo es un año menor, no pueden compararse aún con los de su rival. En su aplicación al tenis, la fuerza de Nadal es sencillamente aplastante. El escocés, cuyo partido de octavos obtuvo la aclamación unánime y le valió la comparación con el famoso rebelde escocés William Wallace, apenas inquietó al español, que siempre mantuvo al rival lejos de la red.

“Pienso que puedo ganar”, había dicho Murray antes del partido, una convicción que seguramente fue diluyéndose conforme intercambiaba golpes con Nadal dos metros por detrás de su línea de fondo. Ni siquiera el aliento de los 15.000 seguidores que llenaron el court central consiguió meterlo más dentro de la cancha. Si el plan del británico era ser agresivo y presionar a Nadal, el desarrollo del partido fue casi el contrario. El campeón de Roland Garros metió el 62 por ciento de sus primeros servicios y ganó el punto casi el 90 por ciento de las veces que lo hizo. Muy lejos del 49 y el 69, respectivamente, del escocés.

Tampoco sufrió demasiado Federer, que desarboló al croata Mario Ancic y, si no lo evita el renacido Marat Safin, parece disparado a una final en la que luchará por su sexto título consecutivo en Wimbledon. El número uno del mundo, que terminó el duelo con un ace, se impuso al croata 6-1, 7-5, 6-4 en una hora y 41 minutos de juego, pese a que desde que se inició el partido hasta que acabó pasó bastante más tiempo debido a una interrupción por la lluvia. “Fue un día difícil por las interrupciones por la lluvia”, lamentó Federer, que tras arrasar en el primer set tuvo que esperar más de dos horas a que terminara de llover en Londres. “Eso rompió mi ritmo, después de que había empezado muy bien.” El suizo acusó un poco el parate en el segundo set, pero ya bajo un tímido sol, acabó apuntándose su victoria número 64 seguida sobre césped. Safin se coló en su primera semifinal de un Grand Slam desde 2005 al derrotar al español Feliciano López, ganando 3-6, 7-5, 7-6 (7-1), 6-3.

Compartir: 

Twitter
 

Murray, derrotado por Nadal en cuartos de final.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.