EL PAíS › CARRIó CAMBIó SU PRONóSTICO SOBRE LA VOTACIóN

El jaque que no fue

 Por Werner Pertot

Hace dos días el Gobierno estaba en “situación de jaque mate”, según pronosticó la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Pero Lilita vio cómo se movían las fichas en el tablero parlamentario y aseguró ayer que “esto terminó como tenía que terminar: con la ratificación de la resolución 125, porque para eso se mandó al Congreso”. Luego dijo que la sesión tendría “un final abierto”. No es la primera vez que cambia de opinión (ver recuadro). Desde China, donde está de viaje en busca de inversores, el jefe Mauricio Macri tampoco perdió la oportunidad de opinar que, con el dictamen del oficialismo, “el conflicto con el agro continúa”.

La distancia sideral con la Argentina no le impidió al líder de PRO salir a disputar el cartel opositor con Carrió. Macri, quien calló durante una buena parte del conflicto con las entidades rurales, reconoció que ayer era un día clave para sentar posición y levantó el teléfono en medio de su periplo chino. En declaraciones radiales, Macri advirtió que si el kirchnerismo consigue ratificar el proyecto del Gobierno, quedará claro que “se ha utilizado mal el Congreso”. “Se ha mal utilizado una nueva instancia”, afirmó el jefe de Gobierno porteño.

En los últimos días, Carrió vaticinaba una derrota del oficialismo: “Se va a ganar de madrugada, tras una larga discusión”, dijo. “Esas mayorías abroqueladas y de escribanía están cediendo”, interpretó. “Está en situación de jaque mate”, había dicho, en referencia a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Por eso, Carrió sorprendió ayer al mostrarse convencida de que los oficialistas podrán ganar la votación. “Todos se entretienen con grandes globos de ensayo, pero van a terminar votando con el oficialismo”, afirmó, en un dardo que pareció dirigido al kirchnerista disidente Felipe Solá, quien había presentado un proyecto alternativo, pero aseguró que podría votar el de la mayoría. Más tarde, la dirigente de la CC aclaró que piensa que “el final está abierto”.

Lilita volvió a marcar su posición en contra de las retenciones móviles mayores al 35 por ciento. “En el Congreso vamos a dar la batalla hasta lograr al final la derogación de la resolución 125. La oposición trabajará para contar con la mayoría de los votos y todo va a terminar muy bien para la Argentina”, pronosticó enigmática.

La dirigente resaltó el hecho de que la oposición se haya unido detrás de un único proyecto, algo que puede ser una señal de alineamientos electorales. “Logró unificar el ‘no’ en 110 diputados, sin contar aún al peronismo disidente y al radicalismo K”, enfatizó la chaqueña, aunque el número de opositores no parecía pasar de 86 diputados. “Nunca la oposición había logrado tales niveles de unidad”, insistió Carrió, quien destacó que consiguieron consensuar el “segundo proyecto con mayor cantidad de votos” con PRO, los Rodríguez Saá, la UCR y el socialismo.

“Desde el principio, dije que la votación iba a ser por sí o por no. Creo que las dos posturas están ya claramente determinadas, por la ratificación de la resolución 125 con mejoras y por la suspensión de la medida”, señaló. No tuvo en cuenta los proyectos alternativos de los nueve ex ARI, ahora en el SI, ni el de Claudio Lozano.


Retenciones eran las de antes

Aunque para la líder de la Coalición Cívica las retenciones mayores al 33 por ciento son “confiscatorias”, el jefe de su bloque, Adrián Pérez, defendió en diciembre de 2006 un proyecto para incrementar las retenciones a los hidrocarburos hasta más del 68 por ciento. “Proponemos un rango por el que la alícuota aumenta a medida que se incrementa el precio internacional del crudo”, propuso Pérez, quien sostuvo como argumento para aumentar las retenciones petroleras la rentabilidad extraordinaria que obtienen con el aumento de los precios internacionales. “El incremento sustantivo que se ha producido en el precio internacional provocó un aumento exponencial de las exportaciones (...) y ha significado un aumento sustantivo en la renta de las empresas petroleras. Sin embargo, ese aumento no se ha visto reflejado en un incremento proporcional en la participación del Estado en dicha renta”, argumentó el diputado de la CC. El dictamen de minoría que defendió Pérez en nombre del ARI y que proponía una alícuota móvil y sin topes fue votado por el bloque del ARI en pleno, incluida su líder y entonces diputada Elisa Carrió.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.