EL PAíS › KIRCHNER REDOBLó LA APUESTA PARA APROBAR LAS RETENCIONES MóVILES EN EL CONGRESO

“No creemos en patoteadas”

El titular del Partido Justicialista aseguró que la Presidenta no mantuvo ninguna reunión con el titular de la Corte Suprema para hablar sobre la legalidad de las retenciones. Condenó el escrache al gobernador Daniel Scioli.

El presidente del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, arremetió otra vez contra “los sectores políticos y económicos que quieren frenar el cambio y desestabilizar la Argentina”. El ex mandatario realizó un acto en el Mercado Central donde defendió nuevamente la Resolución 125 y llamó “cobardes” a la “patota” que agredió el martes al gobernador bonaerense, Daniel Scioli (ver aparte). Además, aseguró que “no hubo ninguna reunión secreta” entre la presidenta Cristina Fernández y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. Kirchner hizo una dura crítica al diario que publicó el supuesto encuentro y le pidió a Lorenzetti que “salga a desmentir” la información. Sin embargo, desde la Corte anticiparon que no van a emitir ninguna comunicación oficial al respecto (ver recuadro).

El acto comenzó con demora por una amenaza de bomba que obligó a desalojar el lugar, minutos antes de la hora de inicio. “Pueden amenazar con cien bombas y salvo que explote, la transformación no la van poder parar en la Argentina”, dijo Kirchner al principio de su exposición. En el escenario lo acompañaban los vicepresidentes justicialistas Hugo Moyano y Scioli, a quien le dio un fuerte respaldo luego de la agresión de productores rurales que sufrió en la localidad de Olavarría. “No eran autoconvocados –aseguró el ex mandatario–. Era una patota de cobardes, porque cuando uno agrede, es porque no tiene razón en sus reclamos.”

Al igual que en otras oportunidades, Kirchner acusó de “extorsión” a los ruralistas y preguntó: “¿Qué van a hacer ahora?, ¿nos van a matar?, ¿nos van a asesinar?”. “No creemos en las patoteadas”, insistió.

Mientras en el Congreso el oficialismo está discutiendo las modificaciones al proyecto enviado por el Ejecutivo, el ex presidente sostuvo su apoyo a la Resolución 125 y aclaró que está de acuerdo en “defender al pequeño productor”. “Lo que no queremos –sostuvo– es que los grandes grupos exportadores y los grandes concentradores de la producción en la Argentina se lleven toda la renta nacional a costa del bolsillo de los trabajadores.” Kirchner consideró que las retenciones móviles son “el único elemento para que esa renta extraordinaria la puedan disfrutar todos los argentinos” y agregó que sirven para evitar el traslado de los precios internacionales al mercado interno.

Intransigente, Kirchner aseguró que quienes en otros momentos “procedieron a través de cuartelazos, que hoy no existen más gracias a la democratización de las Fuerzas Armadas”, no van a “torcerle la mano” al Gobierno.

El tema de la constitucionalidad de la Resolución 125, que aplicó las retenciones móviles, generó polémica desde el mismo 11 de marzo cuando comenzaron a realizarse presentaciones judiciales, algunas de ellas actualmente en primera instancia. En los 110 días que lleva el conflicto con las entidades rurales, distintos juristas y hasta dos jueces del máximo tribunal se refirieron al asunto. El juez de la Corte Raúl Zaffaroni se limitó a decir que “desgraciadamente” el caso “tarde o temprano va a llegar a la Corte” pero su par Carmen Argibay fue un poco más lejos: aseguró que “si las retenciones son impuestos, deben pasar por el Congreso”. Incluso antes de que el Gobierno anunciara el envío del proyecto al Parlamento, circulaba en los ámbitos judiciales que el máximo tribunal no veía con buenos ojos las retenciones móviles.

Ayer, Kirchner dijo que fue la Presidenta quien le pidió que desmintiera el encuentro con Lorenzetti, en el cual el magistrado le habría anticipado un posible rechazo de la Corte. “La Presidenta no hace reuniones secretas con ningún poder”, afirmó el titular del PJ, quien consideró que “sería gravísimo” que la Corte adelantara un fallo. Sin eufemismos, Kirchner, le apuntó al matutino La Nación, que publicó la nota sobre la reunión y aseguró que “está equivocado o trata de conspirar contra la verdad”.

Kirchner comparó las críticas que desde algunos medios se le hacían a los piquetes de los movimientos sociales con “la lucha cívica y republicana” de los productores rurales. “Ahora, ¿cómo se puede ser tan sectario, tan racista, y se puede seguir defendiendo a los sectores del privilegio?”, preguntó.

Compartir: 

Twitter
 

En el Mercado Central, Kirchner pidió que Lorenzetti desmienta el encuentro con CFK.
Imagen: Gustavo Mujica
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.