EL PAíS › CONFIANZA DE DE VIDO EN LA OFERTA ELéCTRICA

Habrá, no importa a qué precio

“El sector energético está firme, fluido y confiable”, aseguró ayer el ministro de Planificación Julio De Vido, tras la promesa de que hacia fin de año el sistema eléctrico dispondrá de entre 1700 y 1800 megavatios adicionales. Los auspiciosos juicios del funcionario fueron formulados durante la recepción en el puerto porteño de ocho turbinas móviles con las que la empresa Emgasud proveerá electricidad adicional a un precio muy superior (por el Plan Energía Plus) al que rige hoy para el resto del sistema.

Estas unidades móviles de 25 megavatios cada una fueron fabricadas por General Electric, que proveerá las once turbinas por un valor total de 800 millones de dólares. La localización de esas unidades es variable, pero la previsión es que estén básicamente ubicadas en el Centro y Noreste del país, para reforzar la producción del sistema y evitar las interrupciones en el suministro.

Como la pauta oficial obliga a las distribuidoras a priorizar la atención de la demanda domiciliaria, es muy factible que esa nueva energía sea comprada por las industrias, que deberán pagar por ella un valor bastante por encima del que hoy pagan. Cuando las empresas aumenten su demanda por encima de los niveles consumidos hasta el año 2005, deberán comprar la energía en un mercado libre, es decir por afuera del precio regulado con el que hoy funciona el sistema. En ese mercado libre es donde podrá ofrecer su nueva generación la firma Emgasud.

“Para fines de 2008 la oferta energética se expandirá entre 1700 y 1800 megavatios sobre el año anterior, cuando estén en pleno funcionamiento las centrales termoeléctricas Güemes en Salta, Timbúes en Santa Fe, y la de Campana” en provincia de Buenos Aires, se entusiasmó De Vido, para quien los fantasmas de la crisis energética se irán ahuyentando en la medida que se pongan en funcionamiento esos nuevos recursos.

La prometida energía adicional equivale al aumento de demanda que cada año se produce por el crecimiento de la economía y de la población. Esto implica que aquella producción adicional termina íntegramente devorada por el aumento del consumo y, por ello, sigue presente el riesgo de que se produzcan crisis por los faltantes que obligan a interrumpir el suministro a las industrias en picos de demanda.

Hoy la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, participará en la inauguración de una obra en Berazategui que permitirá a la Transportadora de Gas del Sur aumentar en lo inmediato su capacidad de transporte en 1,7 millón de metros cúbicos por día. Hacia el final de la obra, el incremento en la capacidad de transporte será de 7,7 millones de metros cúbicos diarios. El dilema, en este caso, será disponer luego de gas para transitar por los más de 900 kilómetros de caños añadidos a la red troncal.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.