EL MUNDO › EL PRESIDENTE FRANCéS AGRADECIó A URIBE Y A CHáVEZ, CORREA Y CRISTINA

Festejo de Sarko y los familiares

Rodeado por la familia de Ingrid Betancourt, el presidente francés expresó su “inmensa alegría” por la liberación de la rehén que había convertido en causa nacional. El canciller agregó que Francia buscará la libertad de todos los rehenes.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

El presidente colombiano desplazó todas las piezas que estaban en el tablero. Su estrategia se impuso a seis años de movilización francesa primero e internacional después. Anoche, rodeado por la familia de la ex rehén Ingrid Betancourt, sus hijos Mélanie, Lorenzo y su hermana Astrid, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, expresó la “inmensa alegría” de toda Francia y agradeció directamente a su par colombiano, Alvaro Uribe, por lo que llamó “una operación coronada de éxito”. Sarkozy también extendió los agradecimientos a la presidenta Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y a los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, y Venezuela, Hugo Chávez. Cabe recordar que, apenas electo, el presidente francés había hecho de la liberación de Ingrid Betancourt una prioridad de su mandato hasta el punto de convertirla en “causa nacional”.

“Quiero decirle a Ingrid que le damos un beso, que estamos orgullosos de su coraje, que estamos felices por ella”, agregó el presidente. Sarkozy anunció luego que un avión francés partiría rumbo a Bogotá con la familia de Betancourt y el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner. El jefe del Estado llamó también a la guerrilla a poner término a su combate, que calificó como un “combate absurdo y de la Edad Media”. Pese a que el principal objetivo había sido cumplido, es decir, la libertad de Ingrid Betancourt, Sarkozy dejó vigente la oferta francesa para recibir en el territorio nacional a miembros de las FARC: “Naturalmente la diplomacia francesa y Francia están dispuestas a acoger a todos los que aceptarían renunciar a la lucha armada y a tomar inocentes como rehenes”. En el mismo sentido se expresó el jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner, quien resaltó que París no cesaría su movilización hasta que se obtenga la libertad de todos los rehenes. Nicolas Sarkozy reconoció que la recuperación de la libertad de Ingrid Betancourt y los demás rehenes era un éxito personal del presidente colombiano. “Que el presidente Uribe reciba toda la gratitud del conjunto del pueblo francés y que tenga la certeza de nuestro reconocimiento.” Más tarde, cuando la prensa le preguntó en qué medida Francia había contribuido a la liberación de los rehenes, Sarkozy reconoció que “en la recta final es Colombia y el ejército los que llevaron a cabo una operación extremadamente brillante, muy inteligente”. París y Bogotá tuvieron fuertes roces a raíz de un antagonismo sobre la mejor opción para liberar a los rehenes. En pleno esfuerzo diplomático para liberar a los rehenes, Sarkozy intervino para advertir a Uribe que no recurriera a la fuerza.

Los hijos de Ingrid Betancourt, que tanto pugnaron por la libertad de su madre, se expresaron con palabras de emoción y agradecimiento: “Hemos ganado un combate por la libertad (...) es el mejor momento de mi vida”, dijo Lorenzo Delloye mientras que Mélanie dijo “sólo espero el momento de poder abrazar a mi mamá”. El anuncio de la liberación de los rehenes interrumpió incluso las discusiones en la Asamblea. Los diputados se pusieron de pie y aplaudieron. Los responsables políticos de la oposición socialista también reaccionaron. El primer secretario del PS, François Hollande, se felicitó por un hecho que, dijo, “pone término a años de cautiverio espantosos”.

Más tarde, la presidencia francesa reveló que Ingrid Betancourt había hablado por teléfono con Nicolas Sarkozy y su esposa Carla Bruni. Según la presidencia, Ingrid Betancourt agradeció a Carla Bruni su presencia en la Marcha Blanca organizada en París el pasado seis de abril y en la que también estuvo presente la presidenta argentina Cristina Kirchner. La misma fuente reveló también que Ingrid Betancourt manifestó su deseo de volver a Francia “lo más rápidamente posible”. Anoche se especulaba en París con la eventualidad de que la ex rehén regrese con el avión francés que ya salió con su familia rumbo a Bogotá. La hermana de Ingrid, Astrid Betancourt, reconoció anoche que le costó creer lo que le estaban diciendo cuando el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, la llamó para darle la noticia. Mélanie Betancourt no olvidó ayer a quienes siguen en la selva. La hija de Ingrid Betancourt reconoció que soñaba con abrazar a su madre y que también pensaba “en todos esos años de combate y en todas las personas que nos han apoyado. Aún hay rehenes que están en la jungla. Hay que luchar por su liberación”.

Compartir: 

Twitter
 

Sarkozy agradeció a Uribe junto a dos hijos y a un sobrino de Ingrid Betancourt.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.