DEPORTES › LOS BRASILEÑOS NO QUIEREN VENIR A JUGAR LA FINAL DE LA COPA LIBERTADORES

La Plata no hace la felicidad

A causa de la gripe A, ni Cruzeiro ni Gremio, que anoche definían el finalista, se muestran partidarios de bajar a la capital bonaerense para enfrentarse con Estudiantes, que pretende aislar al rival para poder evitar los contagios.

Frente a los rumores de que por la emergencia sanitaria declarada en el país a raíz del brote de gripe A tanto Gremio de Porto Alegre como Cruzeiro de Belo Horizonte –que definían anoche cuál sería el rival de Estudiantes en la final de la Copa Libertadores– no quieren venir a la Argentina para jugar el próximo miércoles el partido de ida, la dirigencia del club platense aseguró ayer que van a “garantizar todas las medidas de seguridad e higiene que sean necesarias, aislarlos de la mejor manera posible para que puedan estar tranquilos”.

Así como Nacional de Montevideo y San Pablo se negaron oportunamente a viajar a México cuando la gripe A obligó a las autoridades de ese país a tomar medidas similares a las que se están tomando por estos días en la Argentina, Gremio y Cruzeiro, que anoche definían su serie para alcanzar la final, dejaron trascender que estudiaban como medida preventiva solicitar a la Conmebol que el partido de ida se juegue en campo neutral y no en el estadio Ciudad de La Plata.

Ante esa posibilidad que se disparó ayer, el vicepresidente de Estudiantes, Marcelo Malaspina, aseguró que el club dará garantías en cuanto a las “medidas de seguridad e higiene” y el entrenador del equipo, Alejandro Sabella, manifestó que quiere jugar en el estadio Ciudad de La Plata. “Queremos jugar en el estadio Unico, nos gusta jugar en La Plata”, sostuvo Sabella al llegar al aeroparque metropolitano Jorge Newbery procedente de Montevideo, donde en la noche del miércoles derrotó a Nacional por 2-1 y se aseguró el primer pasaje a la final.

El problema para Estudiantes es que no quiere saber nada con postergar la final ya que, como la mayoría de los equipos argentinos, tiene jugadores en su plantel a los que se les vencen los contratos o los préstamos, como el caso de Gastón Fernández (ver aparte), por lo cual ya tuvieron que extender transitoriamente sus vínculos para poder terminar de jugar la Copa Libertadores.

De los dos posibles rivales, a Sabella le preocupa más Cruzeiro, el favorito en la serie que se definía hoy, al que consideró “un gran equipo”. Precisamente, Estudiantes se cruzó dos veces con los de Belo Horizonte en la primera fase de la Copa. En tierra brasileña cayeron por 3-0, pero en La Plata golearon por 4-0.

Por su parte, los jugadores de Estudiantes no ocultaron ayer su alegría por haber alcanzado la final de la Copa Libertadores, instancia a la que el conjunto platense no llegaba desde 1971, cuando perdió frente a Nacional la oportunidad de lograr su cuarto título consecutivo, tras haber ganado la Copa en 1968, 1969 y 1970.

Una de las figuras del equipo, el arquero Mariano Andújar remarcó que su equipo tiene “hambre de gloria”. “Estudiantes es un equipo ordenado que viene remándola desde el 2 de enero. Tenemos hambre de gloria y haremos todo lo posible para que las cosas salgan bien”, aseguró el arquero que desde ayer ostenta un record de 801 minutos sin recibir goles en la Copa, superando la marca de Hugo Gatti de 766.

En tanto, Diego Galván, autor del gol de la victoria en el partido de ida ante los uruguayos, señaló: “Esta es una alegría inmensa por el esfuerzo enorme que viene haciendo este grupo”, y Enzo Pérez manifestó: “Esto es una alegría para todo el plantel, el cuerpo técnico y la gente. Es un sueño que fuimos creando de a poquito y ahora estar a dos partidos de salir campeones es una locura. Estamos muy contentos”.

Compartir: 

Twitter
 

Estudiantes es finalista de la Libertadores, pero necesita asegurar un rival.
Imagen: AF¨P
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.