EL PAíS › EN GOBIERNO ANTICIPAN QUE LA SEMANA QUE VIENE SE IRIAN EL MINISTRO CARLOS FERNANDEZ Y EL SECRETARIO GUILLERMO MORENO

Movida de cambios que sigue por Economía

Los cambios en el gabinete seguirían la semana que viene en el Ministerio de Economía, como parte de un plan de oxigenación del Gobierno. Para el lugar de Fernández se habla de Redrado, Marcó del Pont o Débora Giorgi.

 Por Daniel Miguez

La renovación del gabinete presidencial que anticipó el lunes Página/12 y comenzó ese mismo día con la salida de la ministra de Salud, Graciela Ocaña, siguió el miércoles con el reemplazo del secretario de Transporte, Ricardo Jaime, y continuará la semana que viene con el Ministerio de Economía. Según pudo saber este diario, es altamente probable que deje su cargo el ministro Carlos Fernández y con él algunos secretarios, entre ellos el de Comercio, Guillermo Moreno.

De ese modo, la salida de Moreno, reclamada estentóreamente por la oposición y en voz baja por varios kirchneristas desde los momentos más calientes del conflicto con las cámaras empresariales agropecuarias, se daría en el marco de una reestructuración de la cartera económica, empezando por su titular. Según contaron fuentes del Gobierno a este diario, la salida de Fernández –que ayer participó en Chile de una reunión del BID– forma parte de una oxigenación del plantel ministerial que quiere hacer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner después de las elecciones y no necesariamente porque esté disconforme con su tarea.

Lo mismo podría decirse del renunciante Jaime (ayer asumió sin acto de por medio su reemplazante Juan Pablo Schiavi). Y también de Moreno, que tantos dolores de cabeza le trajo. La Presidenta cree que el secretario de Comercio, aun con algún exceso por su personalidad, cumplió una importante tarea en que los precios de los productos básicos no subieran como pretendían sus comercializadores.

Lo que ninguna fuente consultada se atrevió a pronosticar es quién sería el hipotético reemplazante del ministro Fernández, pese a que en tren de meras especulaciones se barajaron nombres como el del presidente del Banco Central, Martín Redrado; el de la titular del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont; o el de la ministra de Producción, Débora Giorgi. “Eso sólo lo sabe una persona, a lo sumo dos”, dijo una de las fuentes en alusión a la Presidenta y a su esposo Néstor Kirchner.

En cambio, para suceder a Moreno aparece con más posibilidades, al menos va primera en el rumorómetro, la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados, Patricia Vaca Narvaja, que el 10 de diciembre termina su mandato y tiene experiencia en el área de comercio, ya que fue subsecretaria de Defensa del Consumidor.

Pero éstos no serían los únicos cambios entre los principales colaboradores de la Presidenta. Los insistentes rumores sobre la salida del jefe de Gabinete, Sergio Massa, parecen ahora estar más cerca de la realidad. Siempre se comentó en los pasillos de la Casa Rosada algunas contrariedades de la Presidenta con respecto a actitudes del jefe de Gabinete. Su ingreso a las apuradas al cargo por la salida de Alberto Fernández nunca terminó de consolidarlo y tampoco logró acumular el poder de su antecesor. Pero las versiones sobre su reemplazo recrudecieron luego de los resultados del domingo pasado, donde en su distrito, Tigre, su esposa Malena Galmarini sacó muchos más votos que la lista de diputados encabezada por Néstor Kirchner, pero haciendo una campaña diferenciada de la oficial del Frente para la Victoria, incluyendo la estética de la cartelería.

A lo largo de los últimos meses, siempre que circuló el rumor de que se iba Massa, automáticamente surgía el nombre del ministro del Interior, Florencio Randazzo, como el candidato número uno para reemplazarlo. Es que en los últimos tiempos y en innumerables ocasiones se lo vio públicamente más cerca de la Presidenta que el propio jefe de Gabinete. Sin embargo, en el entorno de Randazzo aseguran que el ministro no cree que le asignen ese puesto si se produce la baja de Massa.

También son candidatos permanentes a ese puesto los dos funcionarios de más confianza del matrimonio Kirchner: el ministro de Planificación, Julio De Vido; y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini. Pero ambos ocupan desde 2003 lugares estratégicos para la administración kirchnerista.

El martes, De Vido le presentó su renuncia a la Presidenta y le fue rechazada. Otro ministro que hizo lo mismo fue el de Justicia, Aníbal Fernández, según contó él mismo ayer. Dijo que lo hizo luego de conocerse los resultados adversos para el Gobierno en las elecciones en la provincia de Buenos Aires. “El mismo domingo puse mi renuncia a disposición de la Presidenta. Cuando tuve oportunidad, una vez que bajaron a hablar Néstor Kirchner, Daniel Scioli, Sergio Massa y Florencio Randazzo, tuve cinco minutos con la Presidenta y se lo hice saber porque tenía la necesidad de que ella lo supiera. Que ella tome la decisión cuando lo crea oportuno y conveniente. Fue un gesto de respeto”, dijo el ministro.

Otro dato al que tuvo acceso Página/12 es que los cambios incluirán enroques de ministros. “Es probable que algún ministro cambie de ministerio y a su lugar sea ascendido algún secretario”, comentó una fuente que evidenciaba saber más de lo que podía contar.

Los ministros que seguramente seguirán en el Gobierno son, además de De Vido y Randazzo, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y el canciller Jorge Taiana. También le auguran permanencia al ministro de Educación, Jorge Tedesco. Esto no quiere decir que el resto esté en la cuerda floja sino que simplemente no fueron mencionados por las fuentes. Es más: varios de ellos continuarán si se confirma otro dato recogido por este diario que indica que los cambios alcanzarán a menos de la mitad del staff de la Presidenta.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Economía, Carlos Fernández, en la reunión del BID, ayer, en Chile.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.