EL PAíS › CRITICAS DE LA OPOSICION Y DEL EX FISCAL MANUEL GARRIDO

Jaime renunció, pero le siguieron apuntando

El día después de la renuncia del secretario de Transporte Ricardo Jaime todos volvieron a apuntarle. La oposición pidió que la Justicia le impida la salida del país y consideró positiva su renuncia. Y el ex fiscal de Investigaciones Administrativas Manuel Garrido afirmó que está “probado con libros” que el ex secretario de Transporte realizó viajes personales en aviones de compañías a las que, por su función, debía controlar.

“Es una investigación que inicié cuando era fiscal, que demuestra que en 2007 el ex funcionario realizó viajes privados a Córdoba y Brasil, y que nada tenían que ver con su trabajo, y fue una denuncia que pudimos probar con los libros de las empresas donde figuraban los remitos y facturas de los viajes”, dijo Garrido, actual director de Transparencia del Cippec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento). Jaime, responsable del manejo de al menos 500 millones de pesos al mes para subsidios al transporte público, tiene dieciséis denuncias penales. “La más escandalosa es sobre los vuelos, demostramos que Jaime volaba en aviones privados, en vuelos no oficiales a Brasil en los fines de semana largo, y a Córdoba, en empresas a las que él les entregaba subsidios y debía controlar; en un solo año el costo de los vuelos superaba los 350 mil pesos, calculado lo que sale una hora en un avión privado”, agregó el ex fiscal. El reemplazante de Jaime, Juan Pablo Schiavi, aparece denunciado en esa misma investigación.

Por su parte, el ex subsecretario de Transporte Aerocomercial Ricardo Cirielli aseguró que tiene “la sensación” de que el renunciante secretario de Transporte incurrió en actos de corrupción. “Parecía de aspecto humilde, una persona común, pero a medida que fueron pasando los meses se aisló de los subsecretarios, era inalcanzable, una persona soberbia, se creía que el poder le iba a durar para toda la vida”, sostuvo el ex funcionario. “Cambió de hábitos, de ropa, tenía chofer, mucha soberbia. Siempre se jactó de hablar directamente con (el ex presidente Néstor) Kirchner. Que lo iba a ver casi todas las noches”, agregó Cirielli.

El dirigente socialista Héctor Polino sostuvo que la renuncia de Jaime “constituye un paso positivo”, pero advirtió que “ahora hay que reorganizar la Comisión Nacional Reguladora del Transporte”. Al mismo tiempo, la Coalición Cívica (CC) pidió al juez federal Julián Ercolini que “impida la salida” del país de Jaime.

Compartir: 

Twitter
 

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime tiene dieciséis denuncias.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.