DEPORTES › LA ACADEMIA CAYO 2-0 CON ARGENTINOS Y SIGUE SIN TRIUNFOS EN EL TORNEO

A Racing le metieron la mano

Con un gol de Scotti con el brazo y un penal en contra no cobrado, el conjunto de Borghi empezó a asegurar una victoria que luego consolidó con un tanto de Raymonda. Pese al debut de Barbas, el equipo de Avellaneda mostró poco y volvió a recibir insultos de su gente.

Argentinos Juniors, con una sólida actuación en la primera etapa, se colocó a una unidad de la punta gracias a su victoria 2-0 sobre Racing, que sigue sin poder levantar cabeza pese a que debutó Juan Barbas como entrenador. Andrés Scotti, con la mano, y Santiago Raymonda, con un puntazo en un contraataque, anotaron los goles del equipo de Borghi. Los visitantes terminaron con diez hombres por la expulsión de Braian Lluy.

En el comienzo del partido, Racing impuso un mejor juego en el mediocampo, porque el chico Gonzalo Pérez jugaba y le ganaba el duelo a Néstor Ortigoza, pero adelante el equipo de Avellaneda no tenía peso. Además, de a poco Argentinos comenzó a controlar el juego, con Raymonda, Gabriel Hauche y la llegada por izquierda de Federico Domínguez. Y ese mejor juego del local se transformó en ventaja, luego de un gol convertido por Scotti, claramente con la mano, pero que el árbitro Cristian Faraoni no sancionó.

Luego del gol de Argentinos, Racing tuvo dos situaciones tan claras que sólo por el momento que está pasando no pudieron convertirse en gol. Primero, la chance fue para Lucero, que apareció solo en el área chica, pero el volante no le acertó al arco. Y un rato más tarde, Sebastián Rosano, con el arquero tirado en el piso, le pifió a la pelota. Para colmo, como si le sobrara juego, el equipo de Barbas padeció otro grosero error de Faraoni, que no sancionó un doble penal sobre Matías Martínez y Pablo Caballero en la misma jugada; prefirió pitar una inexistente falta en ataque.

Esas situaciones desmoralizaron a este endeble equipo de Racing, que ya no pudo mantener el ritmo de un Argentinos ordenado en el medio y muy picante arriba con las corridas de Hauche. Entonces, no sorprendió que llegara el segundo gol, marcado con un toque suave de Raymonda, luego de una buena jugada de Hauche por izquierda. En el juego, la diferencia era clara, pero no hay que dejar de tener en cuenta las circunstancias que perjudicaron a Racing y que le pudieron dar otro rumbo a la historia.

Para el segundo tiempo, Barbas mandó a la cancha a Sebastián Grazzini y luego a Lucas Castromán, pero Racing nunca insinuó en la etapa final una reacción que pudiera provocar una esperanza de llegar al empate. Los minutos transcurrieron con Racing empujando, con sus limitaciones, con muchas ganas y exponiéndose a contraataques que el local nunca pudo resolver, pese a que en varias tuvo superioridad numérica. Y ante esa impotencia, la tribuna visitante castigó con dureza a sus jugadores, otra vez víctimas de los insultos de su propia hinchada.

Compartir: 

Twitter
 

Scotti convirtió a lo Scottie Pippen: centro y manotazo para anotar el primer gol de Argentinos.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.