DEPORTES › EL DILEMA DEL ENTRENADOR ARGENTINO DE CARA AL ULTIMO PARTIDO ANTE GRECIA

Diego juega a deshojar la margarita

“Los cuido, no los cuido.” Maradona empezará a definir en la práctica de hoy si arriesga a los ya recuperados Verón y Samuel y si incluye a los amonestados Heinze y Mascherano. Recién después de esa decisión se podrá tener certezas de la formación ante los griegos.

El entrenador Diego Maradona probará hoy a Juan Sebastián Verón, para saber si el lesionado caudillo puede o no retornar a la cancha frente a Grecia, el martes en Polokwane, en una Argentina remodelada a la fuerza.

El único cambio imposible de evitar es el de Jonás Gutiérrez, suspendido por acumulación de amarillas, una contra Nigeria (1-0) y otra con Corea del Sur (4-1) en el Grupo B.

“Tengo 23 ‘fieras’, tengo 23 titulares”, repite como una letanía el seleccionador, cada vez de mejor humor y vociferante en las prácticas de fútbol hasta la afonía, dando aliento a sus hombres con larguísimos “¡bieeeeen!”.

Pero el DT tiene dilemas fuertes, debido a que Walter Samuel, el titán de la defensa, el hombre que no debería faltarle nunca, tiene una contractura que se puede convertir en desgarro. Para colmo, están cargados con una amarilla dos guerreros de primera fila y fogueados en mil batallas como el capitán Javier Mascherano y Gabriel Heinze.

¿Qué hará Maradona? Esa es la pregunta que ronda como nunca al campamento de la Selección Argentina en el Centro de Alta Performance de Pretoria, ante una definición abierta aunque sólo una goleada en contra complicaría la clasificación. “¡Todo bien!”, decía en el último entrenamiento Verón, pero salía caminando con una férula de plástico con hielo en la pierna derecha, la que le cuidan como si fuera un bebé para que no se desgarre.

En el abanico de variantes que tiene a mano Maradona figura la entrada de Nicolás Burdisso por Samuel y la de Ariel Garcé por Gutiérrez, lo que significaría volver al esquema de línea de cuatro defensores y un diseño de 4-3-3. “Si me toca jugar, no voy a pensar en el rendimiento personal, le voy a servir al equipo. Yo iba a venir al Mundial a verlo con mis amigos y estoy aquí”, dijo un reanimado Garcé. Hay alternativas a Garcé y se llaman Clemente Rodríguez, un marcador de punta con buen manejo del balón, y Nicolás Otamendi, cuya inclusión significaría retornar a los cuatro zagueros centrales en la última línea.

Si a Mascherano lo quiere proteger de otra amonestación que lo dejaría afuera de un eventual pase a octavos de final, tiene a disposición a Mario Bolatti, quien puede cumplir la doble función de recuperador y generador de fútbol con su gran técnica. Pero si Verón no puede volver, luego de afirmar Maradona que perderlo en el Mundial sería “un problema para el grupo (humano y futbolístico)”, se mantendrá como titular Maxi Rodríguez, un todoterreno siempre listo para el sacrificio.

Sería también un pecado no ver contra Grecia a Lio Messi, al que algunas hipótesis lo señalan como candidato a ser preservado, de igual modo que Gonzalo Higuaín y Carlos Tevez. En las gateras están el consagrado en la última Liga de Campeones Diego Milito, Sergio “Kun” Agüero y hasta el veterano Martín Palermo.

Compartir: 

Twitter
 

Maradona debe decidir si cuida a Verón, que ya está recuperado de su contractura.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.