DEPORTES › OPINION

Que no aclare, que oscurece

 Por Diego Bonadeo

A fines de la década del noventa, allá por octubre de 1998, en tiempos de la sociedad AFA-Torneos y Competencias, Carlos Avila y uno de sus más estrechos colaboradores de apellido Di Rocco concurrieron a la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados de la Nación, que por entonces integraban, entre otros, el recordado y entrañable Alfredo Bravo y el por entonces menemista, ahora gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

El tema era explicar la relación comercial entre la entidad presidida por Julio Grondona y la empresa adjudicataria de los derechos de televisación del fútbol hasta el 2014, esto es, dieciséis años después de la reunión de marras.

Qué tenía que ver la Comisión de Deportes con los negocios de la AFA es una cuestión a dilucidar, aunque también parece que el motivo de la convocatoria a Avila estaba relacionado con la expresión de deseos hecha pública de la empresa para que perdieran la categoría Argentinos, Ferro, Huracán y Platense.

Por estas horas otra vez la Comisión de Deportes, ahora por supuesto con otra conformación, convocó a Julio Grondona para explicar la presencia de barrabravas en el Mundial de Sudá-frica, lo que por cierto nada tiene que ver con el deporte ni con dicha comisión. Por supuesto, no hubo conclusiones ni explicaciones medianamente razonables. Es que tratándose de Grondona, ninguna aclaración puede hacer otra cosa más que oscurecer.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.