DEPORTES › ACUSACIONES DE SOBORNOS EN LA FIFA

Elección en cuestión

 Por Pablo Vignone

Tres días antes de la elección de las sedes de los mundiales 2018 y 2022, el escándalo vuelve a salpicar a la FIFA y las balas pican cerca de su vicepresidente senior, Julio Humberto Grondona. La BBC de Londres reveló la existencia de un documento secreto de la quebrada compañía de marketing de la multinacional del fútbol, ISL, con la constancia de 175 pagos entre 1989 y 1999, por valor de 100 millones de dólares, en conceptos de sobornos a dirigentes deportivos, incluidos algunos actuales integrantes del Comité Ejecutivo de la FIFA que el jueves intervendrá en esa elección, como el brasileño Ricardo Teixeira, el titular de la CBF, o el presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz.

Las acusaciones también alcanzan a otro integrante del CE, el camerunés Issa Hayatou, titular de la Confederación Africana (CAF), y al ex titular de la FIFA, Joao Havelange. Son de tal magnitud las presunciones de corrupción en el Comité Ejecutivo de la FIFA que la ONG Transparencia Internacional llamó ayer a la FIFA a postergar la decisión de las dos futuras sedes. “Estas denuncias podrían desacreditar el procedimiento de toma de decisiones de la FIFA, por lo que tomar una decisión en las circunstancias actuales sólo serviría para alimentar la polémica”, dijo la filial suiza de TI en un comunicado.

Sólo 22 de los 24 integrantes del CE votarán el jueves; los otros dos, el tahitiano Reynald Temarii y el nigeriano Amos Adamu, fueron suspendidos hace un par de semanas por el Comité de Etica de la FIFA, después de haber solicitado dinero a cambio de sus votos. Teixeira y Leoz son dos de los tres votos de Sudamérica en el CE; el tercero es el de Grondona. La Conmebol ya anunció que votará la candidatura de España/Portugal para el Mundial 2018 y, posiblemente, la de Qatar para 2022.

Según los documentos internos de ISL en poder de la BBC, revelados por el periodista que más difundió los trapos sucios de la FIFA, el inglés Andrew Jennings, se efectuaron un total de 175 pagos ilegales entre 1989 y 1999, por unos 100 millones de dólares. Casi la décima parte de ese dinero, unos 9,5 millones de dólares, fue pagada a una compañía fantasma, Sanud, vinculada con Teixeira. Entre 1999 y 2001, el brasileño –que no hace mucho atribuyó su conocimiento en el terreno dirigencial del fútbol a las enseñanzas de Grondona– recibió otros 2,5 millones de dólares.

Teixeira declinó comentar las acusaciones. “No hay nada de nuevo –dijo su portavoz en Brasil–. Se trata de una denuncia antigua. Estamos en época de elección de sede del Mundial y, por cuestiones políticas, aparecen denuncias como ésta.” Las denuncias están respaldadas por los documentos internos de la ISL, aunque el proceso que el juez suizo Marc Hildebrand llevaba adelante contra seis ex ejecutivos de la compañía acusados de defraudación terminó discretamente durante la disputa del Mundial de Sudáfrica. La FIFA pagó 5,5 millones de francos suizos en concepto de multa al Tesoro helvético y la investigación fue abandonada. Los nombres de los dirigentes corrompidos permanecieron en secreto.

Además de titular de la CBF, Teixeira es presidente de la Comisión Organizadora del Mundial 2014; su ex suegro Havelange (al que los documentos muestran como receptor de un pago de un millón de dólares en 1997, cuando integraba el Comité Olímpico Internacional) postuló a Teixeira como próximo presidente de la FIFA, una posición a la que el actual presidente, Joseph Blatter, le permitiría acceder en 2015, tras la Copa del Mundo.

“Hace 10 años que andan con ese cuento. No tiene ninguna seriedad”, dijo Leoz en Zurich, listo para votar el jueves. En marzo de 2008, este diario mostró una lista de pagos que señalaba que el veterano dirigente paraguayo había recibido 730 mil dólares en dos pagos, en 2000 y 2001.

“Son expresiones de deseos de personas que quieren meter presión por las elecciones que se vienen en la FIFA y por la decisión que se tomará el jueves 2 de diciembre en Zurich”, dijo para sugerir que la denuncia de la BBC estuvo destinada a favorecer la candidatura de Inglaterra para el Mundial 2018. Sin embargo, el titular de la candidatura inglesa, Andy Anson, había calificado de “antipatriótica” la decisión de la cadena pública de presentar el programa, conducido por Jennings. Ni los propios ingleses pensaban que las denuncias estuvieran destinadas a favorecer su suerte en la elección del jueves.

Hayatou, otro de los que votará, también está incluido en la lista de pagos, aunque la cifra que recibió es sensiblemente menor, unos 20 mil dólares. Sin embargo, según denunció otro investigador del tema, el alemán Jens Weinreich, el distribuidor de los sobornos, el suizo Jean-Marie Weber, trabaja actualmente para la CAF.

Temarii y Adamu no votarán en Zurich, pero sí lo harán Teixeira, Leoz y Hayatou. También votará Jack Warner, otro de los vicepresidentes de la FIFA, involucrado en un escándalo de reventa de entradas en el Mundial 2006. ¿Qué transparencia puede tener la elección con semejantes personajes decidiendo?

El periodista danés Jens Sejer Anderseen, titular de la organización independiente Play the Game, asegura que “los países que quieren organizar el Mundial tienen derecho a demandar un procedimiento de elección profesional y objetivo, pero no parece que FIFA sea capaz de producirlo –le cuenta a Página/12–. Cuando suspendieron a los dirigentes, ni el presidente de la Comisión de Etica, Claudio Sulser, ni el secretario general de FIFA, Jerome Valcke, pudieron dar garantías de que ahora tendremos una elección completamente limpia, y su lenguaje corporal y el modo en que evadían las preguntas sugieren que la elección todavía puede decidirse basada en sombríos acuerdos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.