SOCIEDAD › LEGISLADORES DE DISTINTOS BLOQUES DESTACAN LA IMPORTANCIA DE LA AUDIENCIA

Un debate contra los miedos

Si bien cuestionan al presidente de la comisión por convocar a la audiencia cuando el año parlamentario expira, cuatro diputadas de distintos bloques destacan la importancia de la jornada pública de hoy. El debate en 2011 obligará a definiciones de los candidatos.

 Por Soledad Vallejos

Sin ser estrictamente una reunión de comisión ni una audiencia pública, tal como la define el reglamento, la “jornada pública” –así la designa el diputado Juan Carlos Vega, presidente de Legislación Penal, en la convocatoria– que hoy tratará el proyecto para despenalizar el aborto es un paso inmenso. Será la primera vez que en el Congreso, de manera institucional, se refiera la interrupción voluntaria del embarazo, recordaron diputadas de distintos bloques en diálogo con este diario. Oficialistas y opositoras coincidieron, a su vez, en señalar que el trámite –que no cuenta como paso previo al dictamen, porque el año parlamentario, a excepción de reuniones de trabajo, ya culminó– es tan pionero como necesario y que augura una tarea intensa en cuanto comience el ciclo legislativo 2011.

El diputado Vega (Coalición Cívica), explicó Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro), “convocó a una ‘jornada pública’, algo que no existe en el reglamento”. En tanto presidente de la Comisión de Legislación Penal, “puede convocar a esta reunión, pero lo que no se puede hacer ya en este momento del año es dictaminar, porque por reglamento se podía hasta el 20 de noviembre solamente”. De todas maneras, “es importante que el Congreso sea el lugar institucional del debate y poder darle visibilidad a esta discusión, que es un punto de inicio para el año próximo”.

“Lo más importante es que hayamos logrado que por primera vez se empiece a discutir el tema en el Congreso, aun cuando se trate de una situación algo limitada porque es el último día posible”, señaló la cordobesa Cecilia Merchán (Libres del Sur). Lo que sucederá hoy, evaluó la diputada, es lo que cristaliza tras “este tiempo de instalar la discusión de manera diferente en la opinión pública, en el sentido de que nos paramos desde la realidad”. Se trata de “un lugar difícil de cuestionar: es una realidad que hay 500 mil mujeres cada año atravesando la situación, que es un problema de derechos humanos, que más allá de la concepción que tenga del asunto cada uno –a favor o en contra de la legalización–, todo el mundo conoce al menos a una mujer que se ha hecho un aborto y no por eso piensa que debería estar presa, internada o muerta. La sociedad argentina está cansada de dobles discursos. Y si vive esta realidad cotidianamente, la sociedad está preparada para discutirla”.

Que 2010 haya sido un año signado por debates sobre derechos civiles podría también leerse como indicador de que otras posiciones institucionales y políticas son posibles. Aun cuando el diputado Vega haya convocado a “una jornada pública” sin mencionar “ningún expediente” en la convocatoria, la fecha “es un paso adelante”, aseveró Diana Conti (Frente para la Victoria). “Si a eso sumamos el proyecto que encabeza Juliana Di Tullio, que tiene un número importante de firmas y adherentes de todos los bloques, vemos sin duda que hay un paso adelante, porque un tema que no tenía adhesiones, comienza a tenerlo. El proyecto trabajado por el movimiento de mujeres habla directamente de despenalización en las primeras doce semanas de gestación. Eso quiere decir que el consenso existe.”

“Si no hablamos de estos temas dentro del Congreso, ¿dónde lo vamos a hacer?”, resumió Laura Alonso (PRO), única en su bloque en sostener la necesidad de la despenalización. “Llevar el tema a este ámbito implica un avance, sobre todo porque acerca más información a gente que tiene dudas o miedos, y me refiero especialmente a la situación puertas adentro. Hay mucho desconocimiento del tema, porque en cuanto se lo menciona muchas personas levantan una muralla. Decís ‘aborto’ y no escuchan lo que sigue, no atienden fundamentos.”

El próximo año parlamentario estará acompañado por el clima electoral, algo que puede influir de manera directa en la suerte del proyecto sobre aborto no punible. Por un lado, evaluó Conti, “en el Senado, ya ha habido pronunciamientos que acompañan el consenso. Por otro lado, la Presidenta se expresó públicamente en contra del aborto, pero no significa estar en contra de la despenalización; son dos cuestiones diferentes. La posición de la Presidenta, sin duda, va a marcar un camino, en mi bloque y en otros también. Pero este tipo de jornadas, como la de hoy, sirven para que los debates se hagan públicos, se multipliquen y avancemos hacia lograr una situación de mayor justicia. Sabemos que la penalización fomenta el aborto clandestino y, con eso, la mortalidad de adolescentes y adultas. A lo mejor, aunque haya opiniones en contra del aborto, prima un criterio que privilegie la salud pública”.

“Hay que trabajar mucho el primer semestre” de 2011, explicó Alonso. “Es complicado al tratarse de un año electoral. Los candidatos suelen evitar hablar del tema, como sucedió con Dilma Roussef en Brasil. Hay que ir preparando el terreno, pero todo llega, finalmente.”

Compartir: 

Twitter
 

Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro) y Diana Conti (Frente para la Victoria) apoyan el proyecto.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.