DEPORTES › FRANCIA Y ALEMANIA SE MIDEN POR UN LUGAR EN SEMIFINALES

Europa está en vilo frente al clásico

Un clásico del fútbol europeo en los cuartos de final, para definir el rival del ganador de Brasil y Colombia en las semifinales. De esa manera se podría definir el choque de alemanes y franceses, que se medirán en el Maracaná, con la yapa para los argentinos que significará el arbitraje de Néstor Pitana.

En un cruce anticipado de favoritos, franceses y alemanes definirán un semifinalista, con antecedentes que quedaron en la historia. En España 1982, luego de empatar 3-3 en el suplementario y ganarle en la definición por penales, Alemania se clasificó a la final, situación que se repitió cuatro años más tarde en México 1986, cuando el triunfo se selló por 2-0. “Será otra página de la historia, no queremos meternos presión por el pasado”, remarcó el entrenador francés Didier Deschamps.

Entre dos grandes del continente, el respeto por el rival es mutuo. “No tenemos miedo, vamos a disfrutar el compromiso. Es un partido de cuartos de final; Alemania es difícil, tiene experiencia, pero será un placer jugar contra ellos y estamos preparándonos lo máximo posible”, comentó Deschamps. Del otro lado, Joachim Löw, el técnico alemán, también valoró el compromiso, al tiempo que le restó importancia a que el partido se dispute en el aniversario del título de 1954, cuando Alemania superó a Hungría en un partido increíble. “Es un día histórico, pero no es lo más importante. Ahora, lo importante es que nos enfrentamos a un rival de un elevadísimo nivel en un escenario mítico, y eso es una motivación”, aseguró Löw.

Lo cierto es que el conductor alemán tiene algunos problemas más que su colega francés, con siete futbolistas con estados gripales. El aire acondicionado y los viajes del calor de Fortaleza o Natal al frío de Porto Alegre afectaron a los alemanes, que esperan que ninguno de los engripados, entre ellos Sami Khedira y Bastian Schweinsteiger, se pierda el compromiso. En el reconocimiento del estadio de ayer, Löw pudo contar con todos sus futbolistas, por lo que es optimista en no tener inconvenientes.

Entre dos potencias, no hay candidatos cantados. Por eso, ambos entrenadores jugaron a regalarse el favoritismo. Cuando a Deschamps lo consultaron sobre las declaraciones de Löw, adjudicando el papel de favorito a Francia, el francés replicó: “Joachim es divino. Pero todos sabemos que desde el comienzo del torneo el gran favorito era Alemania”.

Para llegar a esta instancia, ambos conjuntos se mantuvieron invictos, con tres triunfos y un empate. En la fase de grupos, Francia venció 3-0 a Honduras, goleó 5-2 a Suiza y empató, con suplentes, 0-0 con Ecuador, mientras que en los octavos de final superó 2-0 a Nigeria. Los alemanes, por su parte, golearon 4-0 a Portugal, empataron 2-2 con Ghana y vencieron 1-0 a Estados Unidos en la fase inicial. Y en los octavos, derrotaron 2-1 a Argelia en tiempo suplementario.

Compartir: 

Twitter
 

Brasil2014
Thomas Müller y Mario Götze.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.