DEPORTES › CON JUGAR EL TORNEO DE 30 EQUIPOS EL AÑO QUE VIENE

Los grandes no están de acuerdo

Los dirigentes de los clubes grandes del fútbol argentino dieron ayer una nueva demostración de poder al reunirse con el director del programa Fútbol para Todos, Pablo Paladino, y con el presidente de la productora Torneos, Alejandro Burzaco. El encuentro, que se desarrolló en una oficina del barrio porteño de San Telmo y a la que sobre el final se sumó el presidente de la AFA, Luis Segura, fue una muestra clara de la intención de las entidades más poderosas de desactivar lo antes posible el nuevo torneo de 30 equipos, que comenzará el año próximo.

El presidente de Boca, Daniel Angelici; el de River, Rodolfo D’Onofrio, y el de San Lorenzo, Matías Lammens, fueron los representantes de los clubes grandes y dejaron en claro la intención de jugar un torneo de transición hasta junio, con descensos, mientras sobrevuela la amenaza de conformar una competencia paralela.

En el cónclave también estuvieron Miguel Silva, vicepresidente de Arsenal y secretario general de la AFA, y el titular de Banfield, Eduardo Espinoza. Silva llegó después que el resto de los directivos, y al observar la presencia de periodistas volvió sobre sus pasos y buscó ingresar por otro sector, en una clara muestra del hermetismo con el que intentaron manejarse.

Los clubes grandes libran, desde el fallecimiento de Julio Grondona, una pelea por dar marcha atrás cuanto antes con el torneo que impuso quien fuera presidente de la institución durante 35 años.

Al haber sido votado por unanimidad durante la presidencia de Grondona, los dirigentes de los clubes poderosos comenzaron a trabajar para buscar alternativas que permitan deshacer el formato en el menor tiempo posible.

Una opción que pusieron es jugar un certamen de transición que finalice a mitad de año y en el que desciendan seis de los diez recién ascendidos, con la intención de achicar rápidamente el número de equipos, aunque difícilmente tenga la aprobación de Segura y la cúpula de la AFA.

Otra cuestión que los clubes grandes consideran clave, y que deberá tratarse formalmente en la AFA, es si los diez equipos que asciendan serán parte del Comité Ejecutivo como el resto de los integrantes de Primera División o bien tendrán representación al igual que los de la B Nacional.

El presidente de Quilmes, el senador kirchnerista Aníbal Fernández, apuntó contra los dirigentes de esos clubes al disparar que “hablan ahora porque no está el Viejo”, en alusión a Grondona. “Porque si estuviese el Viejo, se cagarían encima. Como no está, ahora son todos guapos que esperan a las minas debajo del farol, pero esos se extinguieron en 1900. Yo no digo perjudicar a los grandes sino que todos tengan las mismas posibilidades”, sentenció Fernández.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.