ECONOMíA › LA INVERSION CRECE 17 POR CIENTO. SEPTIEMBRE RECORD: 24,5 POR CIENTO DEL PBI

Promesa de 2011 menos tenso

Los datos de inversión hasta septiembre marcan un aumento y varios records: en proporción al PBI, la compra de maquinaria y equipo para la industria, y la ampliación de capacidad instalada, que facilita el equilibrio entre oferta y demanda, y baja la tensión por precios.

 Por Roberto Navarro

En septiembre la inversión alcanzó un nuevo record histórico: representó el 24,5 por ciento del PBI. Este registro le aporta sustentabilidad al crecimiento económico y va en camino a equilibrar la oferta de bienes con la creciente demanda, un requisito indispensable para reducir la tensión de precios. Página/12 accedió a datos aún no difundidos por el Indec, que señalan que la inversión creció un 17 por ciento en los primeros nueve meses del año con respecto al mismo período de 2009, el doble que el crecimiento del consumo. La inversión en maquinaria y equipo para la industria durante los primeros nueve meses de 2010 registra otro record histórico, con 40.000 millones de pesos. Un informe del Ministerio de Industria revela que, a partir del fuerte proceso de inversión, la capacidad instalada de la industria está creciendo más que la producción por primera vez desde 2003, año en que comenzó la recuperación industrial. La importación de bienes de capital reproductivo está creciendo fuertemente en 2010, permitiendo un aumento de la capacidad instalada de la industria. El dato más significativo es que si se “limpia” de la importación de bienes de capital los productos como celulares, computadoras, material de transporte, equipos de refrigeración, entre otros, y se mide sólo los bienes de capital reproductivo (máquinas de producción), ese subconjunto crece mucho más que el conjunto de los bienes de capital que se importan. Y ese proceso se acentúa con el transcurso de 2010. Incluso la importación de bienes de capital reproductivo en octubre pasado superó en un 28 por ciento la cifra del mismo mes de 2008, año record. La inversión productiva se ve reflejada en la demanda de bienes de capital, tanto nacionales como importados. La producción nacional de bienes de capital nacional muestra un importante dinamismo en lo que va del año: creció más de un 25 por ciento en los primeros nueve meses, respecto del año pasado.

“Tenemos una industria que ha invertido para sustentar el crecimiento; se generaron los fierros para sostener la expansión de la demanda agregada a un promedio del 8,4 por ciento entre 2003 y 2010”, señaló a Página/12 la ministra de Industria, Débora Giorgi. Y agregó: “La inversión productiva es la clave para dar mayor competitividad y aumentar la oferta. El Estado pretende impulsar el financiamiento con el Programa del Bicentenario con crédito a tasa fija del 9,9 por ciento de interés anual o los incentivos fiscales con la Ley de Promoción de Inversiones (LPI). Así vamos otorgando alicientes que surgen de analizar las cadenas de valor y el mejoramiento permanente en ellas, impulsando la investigación, el desarrollo y la innovación”.

En los diez primeros meses del año las importaciones de capital reproductivo se incrementaron un 42 por ciento, mientras que el total de bienes de capital lo hizo en un 37 por ciento. Este mayor incremento de las importaciones de capital reproductivo se fue acentuando en el transcurso del año. Si se toma el acumulado entre mayo y octubre últimos, el aumento de la importación de bienes de capital reproductivo fue del 75 por ciento contra 37 por ciento de la importación de bienes de capital en general, y entre agosto y octubre la diferencia es de 79 por ciento de alza en las compras externas de bienes de capital reproductivo contra 43 por ciento de aumento del total de bienes de capital.

Un informe realizado por el Ministerio de Industria, que analiza el crecimiento de la inversión en 2010, señala que, a partir de agosto, las importaciones de capital reproductivo superaron las de 2008. En septiembre el crecimiento anual fue del 28 por ciento; en octubre, del 90 por ciento. Esto significa que hubo un aumento en el nivel de inversiones que fue acompañado por un cambio en la composición a favor de máquinas de producción. Según el informe, “la inversión que se generó no fue de cualquier tipo: produjo una transformación del aparato productivo, que se hizo más competitivo y eficiente generando al mismo tiempo un aumento significativo del trabajo formal y una mejora en la distribución del ingreso”.

Estos incrementos de bienes reproductivos de origen extranjero alcanzaron a muchas ramas de la industria y también a otros sectores. Dentro de la actividad manufacturera, se registraron alzas muy significativas en la rama textil, con una variación del 153 por ciento, entre marzo-julio de 2010 e igual período de 2009. También ocurrió en el sector de madera, con un aumento del 207 por ciento en el período citado y en el rubro “Otra maquinaria eléctrica”, con una suba del 112 por ciento. En general, se trata de actividades en las que predominan firmas pequeñas y medianas, que poseen una mayor capacidad de absorber empleo. En el período considerado, la rama productora de electrónica y telecomunicaciones aumentó sus compras de equipo en el exterior en un 264 por ciento, reflejo de las inversiones que tienen lugar en Tierra del Fuego. Las importaciones de equipo reproductivo también tuvieron un fuerte crecimiento en el sector agrícola, con una variación del 204 por ciento entre marzo-julio de 2009 y de 2010. También en la minería la variación interanual de las compras externas ascendió un 117 por ciento.

El importante dinamismo que muestra la inversión está alimentado también por la fuerte expansión de la producción nacional de bienes de capital. Ello se verifica, por ejemplo, en la industria de maquinaria agrícola, cuya demanda continúa en crecimiento, destacándose un aumento de la participación de productos de origen nacional en el mercado local, sustituyendo bienes de origen extranjero. De acuerdo con el Indec, en el segundo trimestre de 2010 la participación de maquinaria nacional en las ventas internas fue del 60 por ciento, frente al 45 por ciento de igual período de 2008. También la producción de la rama metalúrgica, que en una proporción considerable fabrica bienes de inversión, creció un 28,5 por ciento en abril-junio de 2010 con respecto a igual período de 2009.

Uno de los índices para medir el aumento de la capacidad productiva es la comparación entre el crecimiento de la producción industrial y la utilización de esa capacidad en la industria: que la primera se incremente en mayor proporción que la segunda indica que la inversión crece, incidiendo directamente en el aumento del uso de la capacidad instalada. Eso fue lo que ocurrió en los primeros ocho meses del año: mientras la producción industrial se incrementó 9,4 por ciento respecto de 2009, el uso de capacidad instalada aumentó 7,6 por ciento por ciento. Este fenómeno es más acentuado en los últimos tres meses, en los que la producción industrial creció un 9,4 por ciento y el uso de la capacidad instalada, un 5,4 por ciento.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La demanda de maquinaria y equipo para la industria, nacional e importado, en sus máximos valores históricos.
Imagen: Alejandro Elías
 
ECONOMíA
 indice
  • LA ADMINISTRACION DE LOS COMBATES EN EL AREA ECONOMICA EN EL PRIMER MES DE CRISTINA SIN NESTOR KIRCHNER
    La batalla es la misma, política y estrategia también
    Por Raúl Dellatorre
  • OPINION
    La mirada K
    Por Alfredo Zaiat
  • LA INVERSION CRECE 17 POR CIENTO. SEPTIEMBRE RECORD: 24,5 POR CIENTO DEL PBI
    Promesa de 2011 menos tenso
    Por Roberto Navarro

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.