EL MUNDO › MILES DE TRABAJADORES VOLVIERON DE RUSIA PARA SUMARSE A LAS FUERZAS MILITARES

Exodo de norcoreanos listos para pelear

Los trabajadores generalmente están vigilados por agentes de los servicios secretos de Kim Jong-Il y tienen muy poco contacto con el mundo que los rodea. Habrían recibido algún tipo de orden centralizada para que regresen.

 Por Shaun Walker *

Desde Moscú

Se ha iniciado un éxodo masivo de trabajadores norcoreanos del este de Rusia, según informes que vienen de la región. Mientras las dos Coreas quedaron al borde de la guerra esta semana, aparentemente los trabajadores en Rusia han sido alistados para asistir en operaciones militares, si hiciera falta. La agencia Vladnews, con base en Vladivostok, informó que trabajadores norcoreanos abandonaron el pueblo de Nakhoda en masa esta semana, poco después de la escalada en la península coreana. “Comerciantes han dejado kioscos y mercados, trabajadores han abandonado edificios, y agentes secretos norcoreanos trabajando en la región se han unido a ellos y han partido”, informó la agencia.

El servicio migratorio ruso dijo que había más de 20.000 norcoreanos en ese país al principio del 2010, de los cuales la gran mayoría trabaja en construcción. Los trabajadores generalmente están vigilados por agentes de los servicios secretos de Kim Jong-Il y tienen muy poco contacto con el mundo que los rodea. Desertores han sugerido que trabajaban trece horas por día y casi toda la paga se la llevaba el gobierno de Pyongyang.

Cientos de trabajadores han huido de las duras condiciones y viven escondidos en Rusia, bajo amenaza de ser deportados a Corea del Norte.

“El gobierno norcoreano manda a miles de sus ciudadanos a Rusia a ganar dinero, la mayor parte del cual se canaliza por cuentas gubernamentales”, dijo Simon Ostrovsky, quien descubrió campamentos de norcoreanos en el norte de Siberia. “Los trabajadores son enviados a localidades remotas donde permanencen durante años, trabajando largas horas con tres días de descanso por año.” Ahora parece que algún tipo de orden centralizada ha sido emitida para que los trabajadores regresen.

El puerto ruso de Vladivostok sobre el Pacífico está a miles de kilómetros y siete zonas horarias de distancia con Moscú, pero sólo a unos 300 kilómetros de la fuertemente controlada frontera con Norcorea. En 1996, un diplomático del consulado de Corea del Sur en la ciudad fue asesinado con un lápiz envenenado, en lo que aparentemente fue un atentado de los servicios de espionaje norcoreanos. Hay dos restaurantes norcoreanos en la ciudad. No se sabe cuántos trabajadores en otros pueblos rusos han sido llamados a regresar a su madre patria, o si el éxodo es permanente o temporario.

Por su parte, Corea del Sur celebró ayer el funeral por las dos víctimas militares del ataque norcoreano del martes con peticiones de venganza, mientras que aumenta la tensión en la zona ante el inicio hoy, de maniobras navales conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur. Familiares, oficiales militares y políticos despidieron hoy en una emotiva ceremonia a los fallecidos –el sargento Seo Jeongwoo, de 22 años, y el cabo Mun Gwangwook, 20–, mientras que Corea del Sur se prepara para unas maniobras militares que han sido criticadas por Pyongyang y su aliado chino.

En el oficio religioso, retransmitido en todo el país, se escucharon voces de oficiales y soldados a favor de vengar la muerte de los dos soldados en el ataque del martes 23 con obuses contra la isla fronteriza de Yeonpyeong, en el que también perdieron la vida dos civiles surcoreanos. Corea del Sur se prepara para comenzar hoy y hasta el miércoles unas maniobras conjuntas con EE.UU. en el mar Amarillo (mar Occidental) en respuesta al ataque norcoreano, en las que participará el portaaviones nuclear George Washington.

Ayer, las autoridades de Corea del Norte a través de la agencia estatal KCNA advirtieron de que, si Estados Unidos lleva a las aguas ese navío de 97.000 toneladas, “nadie podrá predecir las consecuencias”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Un militar norcoreano toma posición subido a un árbol, a unos 70 km de la frontera.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.