ECONOMíA › EL FONDO ANALIZARIA LA CALIDAD DE LAS ESTADISTICAS EN SU PROXIMA REUNION DE DIRECTORIO

Las cifras del Indec en la agenda del FMI

La titular del organismo, Christine Lagarde, confirmó que el Directorio del Fondo se reunirá el 10 de febrero y las estadísticas argentinas están en la agenda. Una misión técnica se encuentra en el país evaluando el sector financiero.

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunirá el próximo 10 de febrero para tratar una agenda que incluye el informe sobre la calidad de las estadísticas del Indec. Así lo anticipó ayer la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en su primera rueda de prensa del año. La abogada francesa evitó referirse al contenido del documento que ella misma elaboró y que aborda el análisis de las estadísticas argentinas. En cambio, se limitó a adelantar la fecha de reunión del directorio. Además, explicó que un equipo técnico del FMI se encuentra en el país preparando el informe de Evaluación del Sector Financiero (FSAP, por su sigla en inglés), un trabajo que no guarda relación con la cuestión Indec. Para continuar en el estudio sobre el sector financiero, tendrá lugar en marzo una segunda misión.

El FMI presiona al gobierno nacional para que “mejore” la calidad del IPC y de los datos del Producto Bruto Interno confeccionados por el Indec, ya que considera que el instituto de estadísticas local no suministra datos económicos “en la forma más detallada y precisa posible”. El Indec es cuestionado por parte de muchos sectores, cercanos y no al kirchnerismo, en particular por la medición de variación de precios, que dista del movimiento de otras variables nominales de la economía como la recaudación fiscal, el gasto público o la suba salarial.

De todos modos, la disputa con el Fondo excede a la cuestión del Indec. La Argentina en 2006 canceló 9530 millones de dólares en deuda con el organismo, evitó los condicionamientos sobre la política económica de parte de las misiones “técnicas” y emprendió un camino a contramano de las usuales recetas ortodoxas del FMI. La presidenta Cristina Fernández cuestiona en duros términos la política que despliega el Fondo sobre países con dificultades de deuda para que reduzcan salarios, jubilaciones y gasto corriente en general y prioricen el pago a sus acreedores.

La Argentina solicitó a fines de 2011, para evitar las críticas por el IPC del Indec, una colaboración de parte del organismo para confeccionar un índice de precios de alcance nacional. Esa iniciativa no prosperó, por eso en septiembre del año pasado Lagarde amenazó con sacar su “tarjeta roja”. “Mi país no es un cuadro de fútbol, es una nación soberana, y por lo tanto no va a ser sometida a ninguna amenaza de que si no hace tal cosa se le va a poner tarjeta roja”, respondió en duros términos CFK durante una intervención que realizó en la ONU.

La titular del FMI, luego de ese intercambio, se comprometió a informar para el 17 de diciembre “la respuesta argentina a las inquietudes del FMI”, que luego distribuyó entre sus directores. Ayer ofreció nuevas precisiones sobre el tema. El viernes 10 de febrero los directores se reunirán y trabajarán sobre una agenda que incluye a las estadísticas del Indec. Ante la pregunta de un periodista, Lagarde evitó dar precisiones sobre el contenido de dicho informe. Sí precisó, por otro lado, que un equipo de técnicos del Fondo se encuentra en el país elaborando el Programa de Evaluación del Sector Financiero, que estudia la solidez de ese sector.

En relación con la situación económica mundial, Lagarde señaló ayer que “se ha detenido el colapso, pero que debe evitarse la recaída”. En su consideración, el accionar de los países desarrollados permitió que la crisis no se profundizara, “aunque a veces se tomaran las medidas a último momento”, deslizó, en referencia a los conflictos en Estados Unidos para ampliar el techo de endeudamiento y en el Viejo Continente para que el Banco Central envíe fondos y rescate deudas de los países más débiles.

Para la ex ministra de Economía de Francia, el principal problema de la economía global es la “falta de confianza”. Para recuperarla, recomendó a las economías avanzadas “volver a una política fiscal sostenible a mediano plazo”. En Estados Unidos, donde el presidente Obama busca que el Congreso apruebe otra vez la posibilidad de incrementar el grado de endeudamiento, “ganar confianza” supone para la funcionaria reducir el déficit fiscal, mientras que en el caso europeo Lagarde encontró positivas las medidas de flexibilización laboral adoptadas en España, Italia y Francia.

Compartir: 

Twitter
 

Christine Lagarde se negó a dar detalles sobre el informe referido al Indec.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.