EL PAíS › EDGARDO DEPETRI, DIPUTADO NACIONAL DEL FRENTE PARA LA VICTORIA

“Plantear hoy una diferenciación es un error”

 Por Miguel Jorquera

Edgardo Depetri asumió como diputado en la banca que dejó vacante Néstor Kirchner tras su muerte y cuyo mandato termina este año. Afirma que su futuro, “como parte de la construcción colectiva”, está en manos de la Presidenta. “Para nosotros, 2015 está resuelto: o es Cristina o es alguien a quien ella designe”, afirmó sobre la sucesión presidencial, al tiempo que cuestionó la gestión y las aspiraciones políticas de Daniel Scioli. “Plantear hoy una diferenciación como está haciendo el sciolismo en lo electoral es un error. Es apresurar los tiempos de una disputa interna y no reconocer el liderazgo claro que tiene Cristina.”

–Este año termina su mandato como diputado, ¿buscará renovarlo?

–Soy parte de una construcción colectiva y como tal espero que la conductora de este movimiento nacional, Cristina Fernández de Kirchner, lo resuelva. Trabajé en el movimiento territorial en la construcción de CTA, acompañé a Néstor antes y en la gobernación como militante sindical de ATE en el Yacimiento Río Turbio y luego, ya en la presidencia, como diputado en representación de los movimientos sociales.

–En estas elecciones también se juega la posibilidad de convocar a una reforma constitucional que habilite un tercer mandato presidencial. En caso de que no se consiga, ¿cómo imagina que será la sucesión?

–Nuestra tarea es que Cristina tenga el nivel más alto posible de representación parlamentaria en su segundo mandato para sacar las leyes que necesita y acompañar el modelo económico con crecimiento y creación de empleo. En ese camino, el pueblo sabiamente va a poner las cosas en su lugar: Cristina es la única dirigente que el pueblo visibiliza como la que defiende sus intereses en abierta confrontación con el poder económico. Si no es Cristina, no hay otro dirigente que represente, con chances ciertas de ser poder, la continuidad de este proyecto.

–Y si no se consigue, ¿cuál será el mecanismo para que el oficialismo dirima la sucesión presidencial?

–En el Frente para la Victoria hoy hay una sola síntesis del proyecto nacional y una sola candidata: Cristina Kirchner. Quien quiera ser presidente tiene que resolver esas aspiraciones políticas y personales con la conductora de este movimiento, que es Cristina. Para nosotros, 2015 está resuelto: o es Cristina o es alguien a quien ella designe. Pero nunca alguien que se considere alternativa o que se diferencie.

–Sin embargo, Daniel Scioli ya planteó sus aspiraciones presidenciales para 2015.

–Scioli tiene derecho a serlo si quiere, pero la prioridad debe ser la de todos: consolidar el modelo en el marco de una crisis internacional profunda. Scioli tiene que convencer a todos en el movimiento, no sólo a quienes lo acompañan. Y esto vale para cualquier otro gobernador.

–Scioli también dijo que tiene diferencias con la Presidenta, pero que las habla en privado. ¿Cómo ve esta posición?

–Me parece que no sólo hay que hacer una discusión ideológica sino también sobre la gestión de gobierno en la provincia. Debe resolver su déficit estructural y esto significa inplementar una política impositiva que grave a los sectores de más altos ingresos de la población, hay que democratizar la Justicia y avanzar en una reforma en la Policía Bonaerense, fuertemente sospechada de tener lazos con el delito.

–¿Le cuestiona la gestión?

–La provincia no tiene destino sin una discusión sobre el proyecto nacional. La Nación invirtió ocho mil millones de pesos en cloacas y agua potable en la provincia, el impacto que tiene allí la Asignación por Hijo o que la mayoría de los cinco millones de puestos de trabajo que se han creado están en la provincia. Considero que plantear hoy una diferenciación como está haciendo el sciolismo es un error: es apresurar los tiempos de una disputa interna y no reconocer el liderazgo claro de Cristina Kirchner.

–¿Cuál es su postura frente al reclamo de las centrales sindicales sobre la suba del mínimo no imponible y la universalización de las asignaciones?

–Son temas para plantear en la agenda. No obstante, para la CTA la prioridad sigue siendo la defensa del empleo y reconocer en las paritarias un mecanismo trascendente que ha defendido el Gobierno en la discusión salarial. Se ha ratificado que este año no hay ni piso ni techo sino paritarias libres, y la gran tarea es terminar con el empleo ilegal. El Impuesto a las Ganancias sólo toca a un 20 por ciento de los trabajadores registrados y el Gobierno ya ha dado un avance en eliminar el tributo sobre el aguinaldo. Estamos de acuerdo en que hay que pagar Ganancias y ampliarlas para que los jueces también paguen: transformar esto en un tributo a los sectores que más ganan para que el Estado tenga capacidad de seguir desarrollando políticas de inclusión social.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.