EL PAíS › LAVAGNA HABLO DE FRAUDE Y DESDE EL KIRCHNERISMO LO CRUZARON

A agitar viejos fantasmas

Como alguna vez hiciera Duhalde, el ex ministro habló de la posibilidad de un fraude en 2015 ya que los niveles de éste fueron “altísimos” en las últimas elecciones. Desde el kirchnerismo le dijeron “pavote” y “ridículo”.

Roberto Lavagna sorprendió hablando de fraude, Aníbal Fernández dijo que era “un pavote”.

Luego de que el ex ministro de Economía Roberto Lavagna advirtiera ayer sobre la eventualidad de que en las próximas elecciones del 2015 un candidato oficialista no promueva “niveles de fraude, que han sido altísimos en las últimas dos elecciones”, funcionarios del Gobierno salieron al cruce de quien fue candidato a presidente en 2007. El senador nacional del Frente para la Victoria, Aníbal Fernández, lo calificó de “pavote” mientras que el diputado provincial bonaerense Fernando “Chino” Navarro consideró esas expresiones como “ridículas y un verdadero disparate”.

Lavagna declaró que existen “infinitas pruebas a nivel local y nacional” sobre las irregularidades a las que se refiere y “por eso el Gobierno se resiste a hacer los cambios más elementales. Habla de modificar la Constitución, pero se resiste a la boleta única”. En este sentido, Aníbal Fernández, quien compartió cargos en el gabinete nacional con Lavagna durante las gestiones de los presidentes Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, le contestó que “la Presidenta le sacó 30 puntos al segundo, no entremos en discusiones sin sentido. Es una cuestión de pavotes”, sostuvo, al mismo tiempo que dijo que “no hay mucho para explicar” porque “si dice esto es un pavote, uno de los tantos pavotes que este país tiene”.

“Las elecciones como se hacen en la Argentina difícilmente se lleven a cabo en otro país, porque en cada mesa representantes de cada partido controlan el resultado provisorio, que se suma a las setenta y pico de mil mesas que componen el país y hacen al resultado general, con lo cual no se necesita tener doctorados en computación ni ser tan lúcido como Lavagna para saber cómo es el resultado”, ironizó Aníbal Fernández, luego de que Lavagna dijera que existen “algún tipo de maniobras que tienen que ver con que después no haya boletas en las mesas o que los partidos que no tienen fiscales no figuran en el recuento de votos”.

Lavagna también declaró ayer que “basta ver los cómputos oficiales de los votos en blanco y los que no votaron para ver que el 54 por ciento no es 54, sino mucho menos”. Sobre esto, Fernández dijo: “¿Cuál es la historia, dónde está el fraude, por qué no lo denunció en su momento?” Y consideró que el economista apela al viejo concepto discepoliano de “en el mismo lodo todos manoseados”. “No hay que ser tan lúcido como Lavagna para saber el resultado, hay que agarrar la calculadora, o la Faber 2, como se hacía antes y sumar, sumar y sumar las mesas y los votos”, concluyó el senador.

Fernando “Chino” Navarro expresó que lo que dijo Lavagna “es un verdadero disparate” y recordó que “hubo primarias obligatorias y luego generales que todos reconocieron que fueron transparentes, con muy importante participación popular”. “No había visto expresiones tan ridículas y tan faltas de sustento. Sus propias declaraciones hablan de él y marcan la fragilidad de la oposición para hablar de la realidad”, consideró.

El legislador bonaerense, dirigente también del Movimiento Evita, señaló que Lavagna “más que cuestionar al Gobierno está despreciando la voluntad popular y cómo se expresó el pueblo”. “A veces se gana y a veces se pierde, no se puede enojar con el pueblo. Tiene que construir una propuesta atractiva”, destacó. “Que un dirigente que quiere ser alternativa denuncie cosas que pasaron hace dos años es como que diga que el gol de Maradona fue con la mano”, subrayó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.