ECONOMIA › LOS CEDIN SE PODRAN COMPRAR EN EL MERCADO SECUNDARIO EN MONEDA NACIONAL

Una opción para usar pesos

El viceministro de Economía defendió el blanqueo de capitales porque se movilizarán fondos que están fuera de la economía formal para proyectos productivos. También explicó cómo funcionarán los Cedin. Respaldo de economistas heterodoxos.

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, aclaró ayer que los nuevos instrumentos financieros que servirán para blanquear ahorros en dólares tendrán circulación en el mercado secundario, donde se podrán comprar con pesos, a un valor que todavía es incierto. “Con la enorme masa de riqueza que está en negro uno puede decir: `No vamos a hacer nada`. Nosotros blanqueamos con una aplicación específica, para incentivar la inversión en energía, el sector de la construcción y dar liquidez al mercado inmobiliario. No es la única medida que hemos tomado ni la única que vamos a tomar”, señaló el funcionario. Economistas ligados al kirchnerismo defendieron, con matices, el anuncio de amnistía fiscal.

Uno de los instrumentos presentados es el Certificado de Depósito para el Sector Inmobiliario (Cedin). Kicillof explicó que esos títulos se podrán adquirir en los bancos contra entrega de dólares negros y podrán utilizarse para cualquier operación inmobiliaria o en el sector de la construcción. El que recibe el Cedin, por ejemplo como pago de una vivienda, puede ir a la entidad financiera con el comprobante de la operación inmobiliaria y cobrar los dólares en ese momento. El tenedor de un Cedin también puede venderlo en pesos en el mercado secundario. El funcionario resaltó que, en caso de pérdida o robo, a diferencia del dólar, el tenedor del Cedin puede hacer la denuncia y se le restituye. “Es como un cheque de viajero”, graficó. Va a ser endosable sin límite y no tendrá plazo de vencimiento.

Con respecto al Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade), el viceministro de Economía detalló que el dinero recaudado será utilizado para financiar grandes proyectos energéticos. “Para comprar equipos de perforación de última tecnología hay que realizar importaciones. Está previsto para YPF hacer un programa de inversión de 37 mil millones de dólares”, indicó. “El corazón del modelo es favorecer a los sectores populares. Desde el libro de texto de la ortodoxia, que no tiene ese objetivo, todas las medidas están mal, porque no ajustamos el gasto público ni nos endeudamos con los organismos multilaterales o condicionamos la política económica a sus dictados. Esta es una salida productiva a la bimonetización, con la idea de que esas fortunas que están en el exterior se conviertan en trabajo e inversión”, agregó.

Kicillof también dijo que analizará los abusos que se cometen en el cobro de deudas nominadas en dólares, las cuales suelen ser pesificadas al valor del dólar blue. “Le vamos a echar un vistazo porque sabemos que esas cosas generan abuso y perjudican a gente inocente”, dijo.

Por su parte, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, destacó que la medida “va a permitir a la Argentina, en un momento de dificultades económicas en el mundo, otra vez accionar políticas contracíclicas para seguir reactivando este círculo virtuoso. Las herramientas van a permitir dinamizar el sector inmobiliario y energético, con una mayor cantidad de ocupación en ese sector”.

El directivo de YPF y titular de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), Héctor Valle, evaluó que “es una iniciativa muy interesante, muy atractiva”. “Es importante advertir que cuando la plata tiene por destino un proyecto específico de infraestructura, que uno ve y puede tocar, es muy atractivo, porque da enorme seguridad.”

En tanto, el diputado nacional de Nuevo Encuentro Carlos Heller admitió que “los blanqueos tienen una enorme sensación de injusticia, porque se perdona a quien no cumplió con las leyes, pero son una herramienta válida si es que terminan beneficiando al conjunto de la sociedad”. Consideró que si la medida anunciada es exitosa, “la circulación de los títulos en el mercado podría dar a la gente que tiene expectativa de ahorrar en dólares la posibilidad de hacerlo sin que eso signifique afectar las reservas internacionales que tiene el país”. A la vez, Heller opinó que “si volvieran los 160 mil millones de dólares que están afuera del país, no habría ninguna restricción para atesorar dólares”.

Por su parte, el economista de La Gran Makro Agustín D`Attellis aclaró que se trata de “una medida puntual, que irá acompañada de otras que la complementen y que no implica un retroceso en términos de pesificación de la economía, ya que ese camino se seguirá transitando”. Agregó que “este tipo de medidas generalmente desde el punto de vista ético hace mucho ruido porque aquel que no había declarado algo ahora tiene la oportunidad de ingresar el dinero. Hay una realidad mundial que hace que muchos países en el último tiempo hayan tenido que tomar medidas en este sentido”. El economista del Colectivo Economía del Bicentenario Benjamín Navarro afirmó que “el clima de confianza para el éxito de los nuevos instrumentos financieros en dólares está dado por el superávit externo y los reducidos vencimientos de deuda existentes”.

Compartir: 

Twitter
 

Axel Kicillof, viceministro de Economía, aseguró que están en estudio nuevas medidas.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.