ECONOMíA › EL MINISTRO DE ECONOMIA RESPONDIO A LA COBERTURA DE “MALA LECHE” SOBRE EL ACUERDO CON REPSOL

“Nunca dije lo que dicen que dije”

Axel Kicillof aclaró que la indemnización estuvo prevista desde el momento en que se decidió expropiar. Además aseguró que es incorrecto sumarle al capital los intereses al momento de precisar el monto acordado.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, junto a Julio De Vido el martes en el momento del anuncio.
Imagen: Télam.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, defendió ayer el acuerdo logrado con Repsol y aclaró que nunca dijo que no se les iba a pagar a los españoles, como afirmaron algunos medios de comunicación en los últimos días. “A veces hay tanta mala intención, tanta mala leche, que me parece que se les notan los colmillos. Han tomado por válido que yo había dicho que no le íbamos a pagar a Repsol, creo que el primero fue el diario Clarín, pero yo nunca dije eso, lo que dije es ‘no le vamos a pagar lo que ellos piden’”, aseguró.

El funcionario aclaró que la indemnización estuvo prevista desde el momento en que se decidió expropiar las acciones de Repsol porque el proyecto que Cristina Fernández de Kirchner envió al Congreso en 2012 preveía la participación de un tribunal de tasaciones que debía decir cuánto vale la petrolera y en base a esa tasación depositar un monto por las acciones expropiadas. Kicillof recordó también que Repsol había iniciado la negociación pidiendo un monto mucho mayor al que finalmente se acordó. “Repsol comenzó a reclamar 15 mil millones de dólares por el 51 por ciento de las acciones, que es lo que fue expropiado, y después hizo un reclamo concreto ante el Ciadi, un tribunal internacional, pidiendo 10.500 millones de dólares. Eso era lo que pedían”, mencionó durante la entrevista que se le realizó en Radio Metro antes de recordar que finalmente aceptaron 5000 millones de dólares.

En algunos medios afirmaron que el Estado argentino va a pagar más de 5000 millones porque a ese monto le sumaron los intereses, pero el ministro aseguró que esa forma de calcular la indemnización es incorrecta. “Lo que dice la ley de expropiaciones es que hay que pagar en efectivo, excepto que llegues a un acuerdo. Nosotros vamos a pagar 5000 millones, pero en lugar de en efectivo, damos bonos, hasta 2017 algunos, hasta 2024 y hasta el 2033. Es decir, dicho de otra manera, vamos a pagar en cuotas, y esas cuotas, como todas las cuotas, tienen intereses, porque uno no puede decir que es lo mismo pagar en efectivo que pagar en cuotas hasta el 2033”, aseguró.

Luego aclaró que la tasa de interés será de 7, 8 y 8,75 por ciento, según el bono. “Nos decían que Argentina no podía emitir bonos con esa tasa, porque el mercado financiero, Wall Street, lo odiaba, por los buitres, pero bueno, si autoriza el Parlamento, vamos a emitir bonos con esa tasa. Entonces, ¿qué es lo que hacen? Suman los montos que se van a pagar en concepto de capital con los intereses. Es como si alguien va y compra una aspiradora a tres años y le dicen ‘vos no vas a pagar los 5000 pesos que vale esa aspiradora, vos en realidad vas a pagar más, si en tres años yo te sumo todas las cuotas da el doble’”. Cuando le preguntaron cuánto daría esa cuenta, respondió: “No tengo hecha la cuenta, porque es tonta la cuenta”.

Durante la entrevista, el ministro de Economía también habló sobre los aumentos de precios. “Estos últimos días se ha discutido mucho, y eso es sano, sobre quién fija los precios, si es el Gobierno, si son los supermercados, si son los productores que abastecen a los supermercados, si hay especulación, si está mal la macroeconomía. Fijate que es un debate muy interesante que en Argentina no existía hace rato, pero no existía porque llevamos muchos años de pensamiento económico, yo lo llamo ‘ortodoxo’, no sé qué nombre ponerle, reaccionario, jodido si querés ponerle otro término que nos hizo creer que el Estado es el culpable de todos los males habidos y por haber, tenga que ver o no”, remarcó. Luego puso como ejemplo lo hecho por los comerciantes: “Un comerciante compra un producto a 10 y después, producto de ‘la inflación’, lo vende a 12, el señor ese acaba de ganar dos pesos, no hay vuelta que darle ¿no? De ese proceso al Estado no le va nada, no tiene nada que ver y además no le interesa que pase. ¿Es culpa del Estado o de los trabajadores? Mirá qué casualidad, todos los males de la economía son culpa del Estado y de la gente”, agregó. A continuación responsabilizó al discurso ortodoxo por responsabilizar al Estado o a los trabajadores: “El discurso ortodoxo dice que siempre el culpable de todo son los trabajadores que tienen excesivas pretensiones salariales, que ganan demasiado bien, o el Estado que no recorta el gasto, que emite mucho dinero, que mueve el valor de la moneda, y la verdad es que la economía argentina es mayormente privada, mayormente digo, no es sólo una economía capitalista, sino que el sector privado es el que toma la mayoría de las decisiones”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.