EL MUNDO › UN GRUPO ARMADO ASALTO UNA SINAGOGA EN EL CENTRO DE LA CIUDAD Y DESTROZO SUS OBJETOS DE CULTO

Desecraron un templo en Caracas

Aunque el gobierno chavista repudió el ataque y prometió castigar a los culpables, líderes de la comunidad judía venezolana acusaron al gobierno de crear un clima de violencia al romper relaciones con Israel por la guerra de Gaza.

Un grupo de desconocidos asaltó la sinagoga central de Caracas, destrozó buena parte de sus instalaciones y profanó diversos objetos del culto judío. “Saquearon todo, pero se ensañaron particularmente con los objetos religiosos. Agarraron la Torá y la destrozaron”, afirmó David Bittan, vicepresidente de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV).

El gobierno no dudó en condenar los ataques. “Venezuela repudia y condena el vandálico ataque a una sinagoga de Caracas con la misma fuerza moral con que repudió los crímenes contra el pueblo palestino”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, al tiempo que recibía a los diplomáticos expulsados por Tel Aviv. Pero dirigentes de la comunidad judía venezolana vincularon los incidentes con la política exterior de Chávez, que rompió relaciones diplomáticas con Israel a raíz de la ofensiva sobre Gaza.

Los hechos se produjeron cerca de la madrugada de ayer. Según testigos, unas 15 personas fuertemente armadas irrumpieron en el templo religioso, sometieron a la vigilancia y permanecieron en su interior durante casi cuatro horas. Durante ese lapso, saquearon tanto las oficinas administrativas como el salón religioso. Los atacantes dejaron pintadas de graffiti en contra de Israel tanto en las paredes interiores como exteriores el templo.

“‘Fuera, muerte a todos’ e ‘Israel, maldito, muere’ son sólo algunos de los mensajes antisemitas que nos dejaron”, agregó el dirigente comunitario. Como medida de precaución, antes de abandonar el lugar los desconocidos se llevaron los equipos de grabación del sistema de seguridad.

Los líderes de la comunidad judía venezolana adjudicaron responsabilidad política al gobierno venezolano. “El gobierno ha desatado una postura antijudía por la guerra de Israel contra Palestina. Ellos crearon este clima”, afirmó Abraham Levy, director de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV).

Por su parte, Bittan, el dirigente de la AIV, señaló que el de ayer no fue un hecho aislado, ya que el 21 y 22 de enero un grupo motorizado pintó graffiti racistas en el muro exterior de la misma sinagoga, cerca de la céntrica plaza Venezuela. El caso fue denunciado en su momento a la Fiscalía y, según los portavoces de la comunidad judía, aunque los delincuentes fueron grabados por cámaras de seguridad, nunca fueron identificados por la policía.

Voceros del gobierno de Chávez negaron haber incitado el vandalismo antisemita. “Una cosa es el Estado de Israel y su política hacia los palestinos y la Franja de Gaza, que la rechazamos rotundamente, y otra cosa es la relación del gobierno con el pueblo judío que vive en Venezuela y con el que tenemos una excelente relación”, sostuvo Jesse Chacón, ministro de Comunicación e Información.

El funcionario vinculó los incidentes con el clima preelectoral venezolano, ya que el 15 de febrero se vota un referéndum que habilitaría la reelección indefinida del líder bolivariano.

“Grupos que quieren generar una atmósfera de crispación que cambie la tendencia de las encuestas para el referéndum dentro de 15 días pueden estar detrás de estos ataques”, opinó el ministro.

El canciller Maduro sugirió que el ataque pudo ser realizado por un grupo opositor con la intención de perjudicar a Chávez. “¿A quién beneficia un ataque vandálico como éste?”, se preguntó. “De repente, sucede lo que sucedió. Son actos que tenemos que preguntarnos a qué responden.”

El jefe de la diplomacia venezolana garantizó la condena a los culpables. “Nos comprometemos a investigar y a dar a conocer los resultados de esta pesquisa, así como a llevar a la cárcel a los responsables de este acto”, dijo Maduro.

Venezuela e Israel rompieron relaciones diplomáticas expulsando a sus respectivos embajadores y funcionarios en las últimas semanas. El quiebre en la relación bilateral sucedió luego de las enérgicas condenas del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien calificó de “genocidio” a la ofensiva israelí sobre Gaza. Pero el gobierno de Israel no se limitó a expulsar a los diplomáticos venezolanos acreditados en Tel Aviv, sino que expulsó asimismo al representante caribeño ante la Autoridad Palestina (AP) en Ramalá. Por ello, Caracas ya anunció medidas diplomáticas con el apoyo de la ONU para poder restituir a su representante ante la AP.

Según el canciller, el gobierno de Venezuela es víctima de una conspiración mundial para hacerlo parecer antisemita. “Por un lado, quieren hacer parecer a Venezuela como un país que promueve el antisemitismo y, por el otro, tratan de desfigurar y manchar la conducta digna de condena al ataque criminal del gobierno de Israel al pueblo palestino. Es un chantaje inaceptable que se pretenda arropar los crímenes de esa elite con una religión que respetamos todos”, se indignó Maduro.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de la Asociación Judía Venezolana, Elías Farache, en el templo desecrado.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.