EL MUNDO › SENTIDOS HOMENAJES EN YEREVAN, BUENOS AIRES Y WASHINGTON

Pesar en el aniversario del genocidio armenio

Manifestaciones, misas y ofrendas florales recordaron ayer en las principales ciudades del mundo el 95º aniversario del genocidio armenio. Washington, París, Moscú, Beirut, Estambul y Buenos Aires fueron algunas de las sedes que homenajearon al millón y medio de armenios que fueron asesinados por las fuerzas militares turcas durante el ocaso del Imperio Otomano, entre 1915 y 1917. En Yerevan, la capital armenia, el gobierno en pleno y miles de personas conmemoraron uno de los momentos más trágicos de la historia de su pueblo y, como lo hacen todos los años, pidieron justicia. Los responsables directos ya murieron, sin embargo, el Estado turco sigue sin reconocer su responsabilidad en uno de los mayores genocidios de la historia de la humanidad.

En Buenos Aires, bajo la consigna Basta de Genocidios, Basta de Impunidad, la marcha, convocada por las organizaciones juveniles de la comunidad armenia, partió de las escalinatas de la Facultad de Derecho de la UBA hacia la residencia del embajador de Turquía. Participaron del acto cientos de descendientes de armenios y varias organizaciones de derechos humanos. Al final se escuchó un mensaje grabado de la diputada nacional, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja y nieta recuperada, Victoria Donda.

En Washington, en tanto, el presidente Barack Obama recordó el aniversario, aunque evitó la palabra genocidio, un término que irrita a su aliado central en la guerra contra el terrorismo, Turquía. “En este día solemne de conmemoración hacemos una pausa para recordar que hace 95 años comenzó una de las peores atrocidades del siglo XX”, señaló en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Pero quizá los actos más sentidos, fuera de Yerevan, fueron los de Estambul. Por primera vez en suelo turco un grupo de artistas y defensores de los derechos humanos se reunió para recordar la mayor tragedia del pueblo armenio. Convocaron a una manifestación en la plaza de Taksim para la noche. También evitaron hablar de genocidio, pero instaron a romper un tabú histórico entre la población turca.

Unas horas antes, y en un clima de mucha tensión, un centenar de militantes de derechos humanos se concentraron frente a la estación de tren Haydarpasha en Estambul, con fotos de algunas de las víctimas. El 24 de abril de 1915 salió de esa estación el primer tren repleto con 220 armenios. Oficialmente los iban a deportar, extraoficialmente la mayoría no sobrevivió. Bajo el lema Nunca Más, los defensores de los derechos humanos aguantaron estoicos, sentados en las escaleras del frente de la estación, los gritos y los insultos de los nacionalistas turcos que intentaron violentar la manifestación.

En Beirut, la gigantesca comunidad armenia recordó el nuevo aniversario con una misa, dirigida por el obispo ortodoxo Aram I. “La justicia es un regalo de Dios a la humanidad y ningún hombre puede usurparle dicho derecho a un hermano de la humanidad”, pidió, resumiendo el espíritu que primó ayer alrededor del globo.

Compartir: 

Twitter
 

Marcha de antorchas frente a la Facultad de Derecho.
Imagen: Pablo Dondero
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.