EL MUNDO › EL EX OBISPO PRESIDENTE DEL PARAGUAY TUVO UN HIJO CON UNA ENFERMERA HACE DIEZ AñOS

Lugo reconoció su segunda paternidad

La madre afirma que Lugo conoció al niño cuando éste tenía diez meses de vida y que desde entonces ayuda a la familia con asistencia financiera. Funcionarios de Lugo temen la utilización política del tema por parte de la oposición.

Fernando Lugo abrió los brazos por segunda vez a la paternidad. Según su asesor jurídico, el abogado Marcos Fariña, el presidente paraguayo se mostró dispuesto a reconocer a un niño de diez años nacido mientras se desempeñó como obispo católico, entre 1997 y 2006. Se trata del cuarto pedido que recibe, ya que poco después de asumir al frente del Ejecutivo, a principios de 2009, se vio obligado a reconocer como suyo a otro niño. La información sobre este nuevo reclamo fue publicada ayer por el diario Ultima Hora, donde una enfermera de 42 años, llamada Narcisa de la Cruz de Zárate, aseguró que Lugo es el padre de su hijo y que la ayuda casi desde el nacimiento de su hijo. La mujer y el actual jefe de Estado se conocieron hace once años, cuando ella se separó de su esposo y quedó a cargo de cuatro hijos. Entonces decidió acercarse a pedir ayuda y consejos al por entonces obispo de San Pedro, Fernando Lugo.

La relación que culminó en el nacimiento de su quinto hijo comenzó en ese momento. La mujer afirma que Lugo conoció al bebé cuando tenía diez meses de vida, luego de una misa que se realizó en la zona de San Pedro, donde había nacido la madre. Narcisa recordó que en esa ocasión el presidente alzó al niño y dijo que “era muy lindo. Desde entonces ayuda a mi hijo”. No es la primera vez que suena su nombre. Cuando surgió el primer caso de demanda de paternidad contra Lugo, trascendió públicamente el nombre de Narcisa como otra de las mujeres que, según se comentaba, también había tenido un hijo del ex obispo. Sin embargo, ella lo negó rotundamente en esa oportunidad.

“El (por Lugo) asumió recién (como presidente) y me dijo que nosotros íbamos a estar bien”, dijo ahora Narcisa, justificando el silencio que mantuvo durante estos años. La mujer afirmó que su hija mayor va cada comienzo de mes al Palacio de Gobierno donde recibe una mensualidad para los gastos del niño, que lleva el apellido de su esposo, con quien se reconcilió tiempo después de la separación. La madre paraguaya aseguró también que su hijo recibe dinero y regalos en cada cumpleaños, en el día de Reyes, Navidad y Año Nuevo. Sobre los motivos de este sorpresivo reclamo de paternidad, explicó que su hijo ahora es grande y que quiere tener el apellido de su padre. Al respecto, Fariña adelantó que el mandatario le dará su apellido al niño. “Recibí instrucciones de iniciar los trámites para el reconocimiento”, expresó. “Así es”, dijo cuando los periodistas le preguntaron si Lugo no tenía dudas de que se trataba de su hijo.

Actualmente, Narcisa es funcionaria del Instituto de Previsión Social. De acuerdo con las informaciones que manejaba ayer la prensa paraguaya, la mujer deberá hacer el pedido de reconocimiento de paternidad del menor ante el Juzgado de la Niñez y la Adolescencia, porque el chico tiene el apellido de la actual pareja de la mujer. Luego se procederá al cambio del apellido del menor, y recién a partir de ese trámite se abrirá al camino para el reconocimiento formal. Se trata del segundo hijo reconocido por el actual presidente de Paraguay, quien le dio su apellido antes a un hijo de Viviana Carrillo. A comienzos de 2009, Lugo reconoció el niño, nacido también en su época de obispo en San Pedro. Poco después, Benigna Leguizamón inició una demanda de filiación de un bebé nacido en esa época, pero el expediente judicial todavía continúa tramitándose hasta hoy. El abogado Fariña explicó que se espera que el juez de la causa fije fecha para que se lleve a cabo la extracción de muestras de ADN. Con desconfianza, Benigna afirma que quiere asegurarse de que dicha prueba se realice correctamente, por temor a alguna trampa. Otra de las mujeres que le reclama paternidad es Hortensia Morán, quien también demandó a Lugo para que su hijo lleve su apellido. Morán denunció irregularidades en la extracción de las muestras de ADN, a pesar de que los tres laboratorios que participaron de los análisis informaron que dieron negativos y fueron favorables al presidente.

Según la estatal agencia IP Paraguay, Lugo reconocerá ahora al menor porque “anteriormente no tenía la legitimación para hacerlo”. El jefe del Gabinete Civil, Miguel López Perito, vaticinó que el nuevo caso de paternidad buscará ser utilizado por la oposición para desprestigiar al gobierno, aunque le restó importancia a cuánto pueda afectar esa estrategia al oficialismo de cara a los comicios del año próximo. “Se va a usar políticamente, pero no creo que la gente sea tan ingenua en dejarse manipular por eso”, evaluó López Perito, para quien no hay ningún vínculo entre lo que se pueda cuestionar por este hecho y las candidaturas del Frente Guasú, alianza de pequeñas fuerzas que respalda a Lugo. A fines de 2006, Fernando Lugo abandonó el Obispado y se lanzó a la política, llegando a la presidencia en las elecciones de abril de 2008.

Compartir: 

Twitter
 

Narcisa de la Cruz de Zárate, de 42 años, madre del niño que reconoció Lugo como propio.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.