EL MUNDO › ANUNCIARON QUE PRESENTARAN UNA PROPUESTA PARA GENERAR EMPLEO

Merkel y Hollande prometen

Se reunieron en Francia como anticipo de la cumbre europea del 27 y 28 de junio, que abordará las cuestiones económicas del crecimiento, la competitividad y el empleo, en particular el empleo de los jóvenes, que está en crisis.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, se reunieron ayer en París para adoptar una moción sobre el crecimiento y el empleo, primera contribución formal de los dos países a la cumbre europea desde la elección del mandatario francés.

La cumbre europea del 27 y 28 de junio abordará las cuestiones económicas del crecimiento, la competitividad y el empleo, en particular el empleo de los jóvenes. En esa perspectiva, la contribución de Francia y de Alemania será publicada antes y sometida a los otros 25 países de la Unión Europea (UE). Respecto del desempleo de jóvenes, que alcanza tasas de más de 50 por ciento en España y Grecia y de cerca de 25 por ciento en Francia, Hollande anunció el martes una iniciativa franco-alemana que será presentada en la cumbre y que se lanzará oficialmente el 3 de julio en una reunión de ministros de Trabajo de la UE, prevista en Berlín con la participación de Merkel y de Hollande.

Entre tanto, Merkel y Hollande tuvieron ayer una cargada agenda. Al mediodía, los dos dirigentes visitarán en el museo del Louvre la exposición De Alemania, 1800-1939, que desencadenó una polémica en Alemania, donde la prensa denunció una visión estereotipada y simplista.

La prensa alemana consideró que la exposición del Louvre presenta al nazismo como un destino ineluctable del arte alemán. El Louvre presenta “su propia historia de Alemania y esa historia confirma todos los clichés del vecino sombrío y romántico-peligroso”, escribió el diario conservador Allgemeine Zeitung (FAZ). El semanario Die Zeit fue el primero en criticar esta exposición de más de 200 obras, que dura hasta el 24 de junio, denunciando “un escándalo político-cultural”. “¿Acaso el arte alemán siempre fue programado para la catástrofe y la guerra?”, se preguntó este periódico.

Después de esa visita, ambos mandatarios se reunieron en el palacio presidencial francés, donde recibieron un informe sobre “la competitividad y el crecimiento” en Europa preparado por los empresarios Jean-Louis Beffa (Saint-Gobain) y Gerhard Cromme (Siemens). Los dos mandatarios ofrecieron después una conferencia de prensa, antes de participar en una cena de trabajo.

La canciller alemana subrayó que “el saneamiento presupuestario y el crecimiento son dos caras de la misma moneda”, y junto al presidente francés presentó una contribución conjunta para reforzar la coordinación económica en la Zona Euro. Merkel dijo que los dos países quieren movilizar en los dos próximos años los 6000 millones de euros previstos en el próximo presupuesto europeo para promover el empleo juvenil.

El presidente francés, por su parte, señaló que la propuesta franco-alemana, que van a someter al resto de los países, fija diversos elementos de aplicación de la unión bancaria y consideró “importante” que ambos países hayan acordado la forma de ponerlo en marcha y en el calendario.

En París se asegura que las “eventuales tensiones, distancias o frialdad en las relaciones franco-alemanas”, evocadas por la prensa, son un “eco artificial” y que las relaciones son “estables”. Lo esencial es que los dos países “podamos avanzar juntos” para “movilizar al conjunto de los europeos”, afirmó Hollande el martes.

Fuentes francesas indicaron que el “informe Beffa-Cromme” contiene unas 30 propuestas sobre política energética, comercial, fiscal, inversiones, energía y competencia. Los dos países decidirán de aquí a la cumbre europea de fin de junio cuáles retienen.

En la agenda de la reunión de ayer figuró asimismo el pacto de crecimiento, dotado de 120.000 millones de euros y adoptado por el Consejo Europeo hace un año. Francia desea que ese pacto “se traduzca ahora en forma concreta en la realidad”. François Hollande y Angela Merkel evocaron también la profundización de la unión económica y monetaria europea.

Hollande constató que Europa está “parada en el terreno económico” y en esta situación “el reto es dar más confianza en esta situación en que el paro alcanza niveles históricos”.

Además de la movilización rápida de los 6000 millones de euros para el empleo, los dos estadistas dijeron que quieren que el Banco Europeo de Inversiones pueda aportar “liquidez y crédito” a las pequeñas y medianas empresas (pymes), en particular a las de los países en dificultades.

“La contribución franco-alemana tiene en cuenta Europa tal y como es y tal y como queremos que evolucione”, resumió Hollande.

Alemania y Francia están de acuerdo en que la Eurozona cuente con un presidente que se dedique únicamente a ese cargo, según indicó el presidente francés en la rueda de prensa conjunta ofrecida con la canciller alemana, en París. Merkel apuntó que se hizo una “nueva propuesta cualitativa” al respecto. Hollande abogó además por que esa figura “tenga más poder”.

Compartir: 

Twitter
 

Hollande y Merkel se saludan en la entrada al Palacio Elíseo, ayer.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.