EL MUNDO › BRASIL

Desfile y disturbios

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, encabezó ayer el desfile militar por el Día de la Independencia en Brasilia (foto), con menos público de lo previsto y también menos participantes en las protestas convocadas por las redes sociales en todo el país, mientras en Río de Janeiro y San Pablo se produjeron algunos disturbios y hubo represión policial. Los detenidos durante las manifestaciones en Río llegaron a 25 según datos de la Secretaría de Seguridad Pública. Los manifestantes fueron detenidos tras producirse enfrentamientos con agentes del batallón de choque de la Policía Militarizada, que intentó impedir que los activistas interceptaran el desfile militar que tuvo lugar en la avenida Presidente Vargas, en el centro de la ciudad. En el resto del país, no se produjeron incidentes de relevancia. Aunque en las redes sociales se anunciaba la presencia de unas 50.000 personas dispuestas a protestar durante la celebración, mientras se de-sarrolló el desfile en Brasilia los manifestantes eran unas pocas decenas y sus abucheos a la presidenta se perdieron en medio de la música de las bandas militares y algunos aplausos. Debido al temor de enfrentamientos, también fue mucho menor el público, que en vez de las 100.000 personas esperadas fue calculado por la Policía Militar en poco más de 5000 espectadores, algo que también ocurrió en Río de Janeiro y San Pablo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.