EL MUNDO › EL PAPA LLEGó A AFRICA CON UN DISCURSO CONTRA LA DESIGUALDAD

“El terrorismo se alimenta de la pobreza”

El Papa instó a los líderes que lo escuchaban a luchar contra la injusticia social, apoyar a la juventud y defender el medio ambiente. Lo recibió en Kenia una verdadera multitud.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el papa Francisco llegó ayer por la tarde a Kenia, donde llamó a librar una lucha más resuelta contra la pobreza y la desigualdad. Recibido por miles de personas en las calles que van desde el aeropuerto a Nairobi, Bergoglio inició de esta forma la primera etapa de su viaje por Kenia, Uganda y República Centroafricana (RCA), una de las giras de mayor riesgo que emprendió desde su nombramiento, debido a las amenazas terroristas en su contra. Sin embargo, Francisco decidió que su gira por Africa sea en un papamóvil descubierto, sin chaleco antibalas, porque desea mantener el contacto con la gente, tal como sucedió en todos los países que visitó.

Una vez en la capital keniata, el Santo Padre se dirigió a la residencia del presidente de ese país, Uhuru Kenyatta, quien brindó una recepción de honor. Allí esperaban a Francisco líderes políticos, empresariales y religiosos. “Yo les exhorto, en particular, a preocuparse verdaderamente por las necesidades de los pobres, las aspiraciones de los jóvenes y una justa distribución de los recursos naturales y humanos”, dijo. “La experiencia demuestra que la violencia, los conflictos y el terrorismo que se alimentan del miedo, la desconfianza y la desesperación nacen de la pobreza y la frustración.” Bergoglio instó a los líderes locales que lo escuchaban atentamente a que invirtieran en sus jóvenes para garantizar el futuro del país. “Kenia es una nación joven y vibrante con diferentes comunidades que la hacen ser muy rica”, opinó, y aseguró estar deseoso de conocer a la juventud africana. Una vez más, Francisco enfatizó su compromiso con el medio ambiente. “Hay una clara relación entre la protección de la naturaleza y la construcción de un orden social justo y equitativo. La grave crisis ambiental a la que se enfrenta el mundo exige una mayor sensibilidad en la relación entre los seres humanos y la naturaleza”, señaló. “Tenemos la responsabilidad de transmitir a las generaciones futuras la belleza de la naturaleza en su integridad y la obligación de administrar los dones que hemos recibido”, opinó.

Por su parte, y en el marco de lo que fue su primera comparecencia pública, el presidente Kenyatta elogió la labor de la Iglesia católica en Kenia en su compromiso con la educación y ayuda a mejorar las condiciones de vida de los keniatas. El jefe de Estado catalogó como “privilegio” el que Bergoglio haya elegido su país como la primera parada de su primer viaje en Africa y finalizó su discurso pidiendo a Francisco que rece por él y por el futuro de Kenia.

Bergoglio convirtió la lucha contra la pobreza en uno de los tres temas centrales de su pontificado. Voces críticas acusan a las autoridades keniatas de no actuar con firmeza para mejorar las condiciones de vida de la empobrecida población, sino de pensar a menudo en sus propios intereses. Por ejemplo, los parlamentarios de ese país son considerados los mejor pagados del continente. En cambio, alrededor de un cuarto de los alrededor de 45 millones de keniatas deben vivir con menos de un dólar al día.

El recibimiento de los keniatas al santo padre no pudo haber sido mejor. Miles de personas salieron a las calles de Nairobi al paso del convoy de vehículos del papa. Muchos saludaban, ondeaban banderas con los colores de su país y vitoreaban a Francisco. Tal es el furor de la población por la llegada de Bergoglio al país que el gobierno decretó que hoy es fiesta nacional en todo el territorio, debido a que se trata del único día completo en el que el Papa permanecerá en el país.

El jefe de la policía keniata, Joseph Bonet, tranquilizó a la opinión internacional respecto a la seguridad del papa. “Se llevaron a cabo las medidas necesarias para su llegada al país y para todas las rutas que hará, así como en los caminos y en los lugares donde él y su equipo están hospedados”, aseguró, y comentó que un total de 10.000 militares fueron movilizados para garantizar la seguridad del pontífice. Asimismo, las rutas principales serán acordonadas durante su estancia para evitar que se generen demoras en los traslados.

Durante su visita a Kenia, el Papa tiene previsto presidir una reunión con representantes de otras religiones, un encuentro con estudiantes y maestros en la Universidad de Nairobi y sendas visitas al barrio de Kangemi y a la sede de Naciones Unidas, donde Francisco dará un importante discurso poco antes de que se celebre la cumbre del clima a partir del lunes próximo en París. Mañana se trasladará a Uganda, donde –entre otros actos– acudirá a un santuario anglicano y se encontrará con jóvenes.

La parte más importante del viaje se desarrollará el domingo precisamente en RCA. Bergoglio visitará un gran campo de refugiados de la guerra civil y presidirá después la ceremonia de apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Bangui. Será el preludio de la inauguración, el 8 de diciembre en Roma, del jubileo de la misericordia.

Según indicó el diario español El País, el Papa se encontrará en su gira africana con una Iglesia más conservadora que la europea, que todavía no atendió los temas que actualmente se debaten en el Vaticano, como la homosexualidad o el divorcio. Al respecto, la Iglesia católica se enfrenta en Africa además al gran ascenso de confesiones como la evangélica. En ninguno de los países que integran el viaje del pontífice, el catolicismo es la confesión más practicada. En Kenia un 23 por ciento de los ciudadanos son católicos, por un 47 por ciento de protestantes (y un 11 por ciento de musulmanes). En Uganda, cuna de las milicias cristianas, el Ejército de Resistencia del Señor, católicos y protestantes se reparten a partes iguales el 42 por ciento, por un 12 por ciento de musulmanes. En RCA, la mitad de los centroafricanos con cristianos, con igual proporción entre católicos y protestantes, por un 15 por ciento de musulmanes.

Compartir: 

Twitter
 

El papa Francisco es recibido por bailarines tradicionales maasai en el aeropuerto de Nairobi, primera parada de su gira africana.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.