EL MUNDO › FUE INTERROGADO POR UNA CAUSA DE DESAPARICIONES

Pinocho no registra Villa Grimaldi

El ex dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990) negó tener relación con torturas y desapariciones ocurridas en el centro de detención clandestino Villa Grimaldi de Santiago. Pinochet fue interrogado ayer por primera vez por el juez Alejandro Solís, en el marco de la causa en la que está inculpado por 23 casos de torturas y 36 secuestros calificados (desapariciones) en ese centro. La frase preferida de Pinochet ante las preguntas de Solís fue “no me acuerdo”. El caso tiene relevancia porque en el lugar estuvieron detenidas, entre otros, la actual presidenta Michelle Bachelet y su madre, Angela Jeria.

El magistrado Solís interrogó a Pinochet durante cerca de una hora en su residencia de Santiago. “El general manifiesta la opinión que todos conocemos. Estima que no tiene responsabilidad en los hechos, que ni siquiera conoce las circunstancias ni los nombres de las víctimas”, dijo Solís a Radio Cooperativa después de interrogar a Pinochet. El trámite realizado ayer es un paso necesario para que el juez resuelva si procesa o no al ex dictador, luego de que el último 4 de octubre la Corte Suprema oficializó el nuevo desafuero contra Pinochet en esta causa. En ese sentido, Solís indicó que la diligencia fue muy importante para el proceso, pero que “todavía no se forma una opinión”. Respecto de cómo encontró de salud al ex dictador, el juez afirmó que “se ve bastante bien”, por lo que adelantó que no pedirá nuevos chequeos médicos y mentales.

“La declaración de Pinochet responde al libreto acostumbrado que le dictan sus abogados, pero la práctica demuestra lo contrario”, afirmó por su parte el abogado querellante Eduardo Contreras. “Como todos saben, este mismo año declaró muy locuazmente ante un juzgado en Talca, en que se refirió a un tercero y habló y contó en detalle lo que sabía”, agregó.

En tanto, el jefe del equipo jurídico de Pinochet, Pablo Rodríguez, dijo estar molesto con las declaraciones del juez Solís y aseveró que este tipo de procedimientos judiciales sólo complican el estado de salud de su cliente. “Es evidente que lo agrava el estrés que tiene y las dolencias que, por cierto, van a profundizarse”, afirmó el abogado. Rodríguez indicó que está suficientemente acreditado que Pinochet no está en condiciones de enfrentar un proceso, ya que tiene una enfermedad –demencia de leve a moderada– que le impide defenderse. “Sin embargo, la Corte Suprema mantiene que puede ser sometido a proceso, lo cual me parece un simple abuso respecto de una persona que ha desempeñado los más altos cargos en este país”, sentenció el abogado.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.