EL MUNDO › EL MAS: DIALOGO EN EL CONGRESO O CHOQUES

Las posibles salidas a la crisis

 Por Lucía Alvarez

La declaratoria de autonomías de facto anunciada para hoy por los prefectos y los comités cívicos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando abrió una nueva grieta al posible diálogo entre oposición y gobierno y tensionó aún más una relación de fuerzas marcada por la amenaza violenta de grupos radicales. Desde el oficialismo la estrategia, que no contó con ningún apoyo popular, fue catalogada de golpista, racista, fascista e ilegal. Aun así, aseguró el vicepresidente Alvaro García Linera, la respuesta desde el gobierno se mantendrá dentro del marco democrático y con las herramientas que brinda la Constitución, incluso las coercitivas. En esta entrevista, Raúl Prada, asambleísta constituyente por el Movimiento al Socialismo de La Paz y profesor de la Universidad de San Andrés, comenta sobre los posibles escenarios que se abren y asegura “lo más probable es que se continúe con la crisis hasta que se finalice de forma dialogada”.

–¿Qué escenarios abre la declaración de autonomías de facto?

–Se presentan dos posibles salidas. Un escenario de confrontación entre el gobierno y las autonomías que lleve al Estado a intervenir para preservar la paz y la seguridad. La violencia aquí se convierte en una posibilidad real. El otro panorama es que se establezcan los estatutos autonómicos pero queden refrendados en la nueva Constitución, trasladando así el conflicto al Congreso. Hablamos entonces de una lucha de posiciones y de negociación en el marco de los mecanismos democráticos. Esta es la que resulta más probable, y significaría en lo más inmediato continuar con la crisis hasta que finalice en forma dialogada.

–¿Está descartada la posibilidad de un acuerdo con la oposición?

–Lo menos probable es que el MAS y las otras fuerzas del sistema tradicional logren llegar a un acuerdo político. Este escenario se ha venido planteando desde hace tiempo, pero no se logró concretar por la falta de voluntad de los prefectos de la oposición y de Podemos. Desde el llamado a la Asamblea estos grupos toman como excusa temas que no hacen a la estructura del texto constitucional como instrumentos y dispositivos que funcionan para rearticular a los sectores de derecha y oposición contra el nuevo Estado. El tema del criterio numérico vinculado a la aprobación por dos tercios y la cuestión de la capitalidad que suponía el traslado de los poderes a Sucre fueron en este sentido los ejemplos más claros.

–El llamado a referéndum revocatorio de Evo Morales se manejó como un intento de reencauzar la situación, ¿qué pasará con esta propuesta?

–Este proyecto se plantea en un contexto en el que parecía no se iba aprobar la nueva Constitución. Ahora que ya se aprobó y que son dos los referéndum que se deben llevar a cabo, la aprobación de la misma y la ley del latifundio que toca el tema de la extensión y la función económica y social del mismo, esta propuesta complejiza el escenario actual.

–Durante la asunción de Cristina Kirchner, países de la región respaldaron al gobierno de Morales.

–Al reivindicar al Estado plurinacional y las autonomías indígenas, lo comunitario y los pueblos originarios como sustento del nuevo Estado y ampliar la base de derechos en función del reconocimiento de todos los sectores, la culminación de este proceso no significará solamente una victoria para los movimientos indígenas, originarios y campesinos de Bolivia sino para todo el continente. Nuestro país ahora requiere de un respaldo sustantivo en las gestiones y procesos para la refundación de la segunda república. Pero este apoyo no sólo tiene que ser político, moral y ético, sino económico y social.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.