EL PAíS › CUATRO OBREROS INTERNADOS POR UN DERRAME DE CLORO EN LA PLANTA

Otro accidente en Botnia, y van...

 Por Laura Vales

Por un nuevo accidente en Botnia, cuatro obreros debieron ser internados. El episodio ocurrió el martes aunque se conoció recién ayer; los operarios fueron afectados por un derrame de cloro que les provocó irritación en las vías respiratorias y la vista. Según trascendió, estaban trabajando en la torre de enfriamiento de la planta de tratamiento del agua. Los llevaron a una clínica de Fray Bentos con ardor en los ojos y en la garganta; el más afectado de los cuatro estuvo dos días en observación.

La mala noticia fue mantenida en reserva durante cinco días, y trascendió por periodistas uruguayos, ya que no hubo ningún tipo de informe oficial. En Fray Bentos –una ciudad chica en la que todos saben sobre la vida de todos– casi nadie se enteró del tema. “Lo supimos recién ahora”, contó Julia Cóccaro, vecina de la localidad y militante ambientalista.

Los voceros de la empresa consultados sobre el tema aseguraron que los operarios fueron dados de alta y que habían sufrido irritaciones leves; fue su modo de restarle importancia a la noticia sin desmentirla. También desresponsabilizaron a Botnia, al señalar que los operarios no trabajaban para la compañía sino para una tercerizada.

El episodio se sumó al accidente ocurrido en la planta en agosto, cuando once trabajadores se intoxicaron con sulfuro de sodio y debieron ser internados con afecciones en la piel y problemas respiratorios. Fue en la etapa de pruebas de la planta. Después de su entrada en producción, hubo malos olores que afectaron a Fray Bentos y las afueras de Gualeguaychú. El 21 de noviembre cuatro niñas y una maestra de la escuela número 53 se descompusieron en una de esas oleadas de tufo a coliflor; el 26 de noviembre hubo chicos descompuestos en una escuela rural argentina.

Hugo Gorla, director del hospital de Gualeguaychú, recordó que en la planta de Ence en Pontevedra (España), que durante muchos años usó el tipo de tecnología que emplea Botnia, hubo varios accidentes con cloro. “Eso nos contó el director del hospital de Pontevedra cuando viajamos a España para conocer los problemas que podíamos tener con las pasteras. Los trabajadores son siempre los más expuestos.” Allá. luego de años de reclamo, Ence cambió sus métodos y reemplazó el cloro por ozono. En el 2002, la Justicia la encontró culpable de causar “daño ecológico continuado”. Ence debió pagar una indemnización de medio millón de dólares por contaminar. Pontevedra consiguió luego una ley para relocalizarla, lo que Ence hará recién en el 2018.

El nuevo accidente en Botnia será uno de los temas obligados de la Asamblea Regional que hoy volverá a reunir a argentinos y uruguayos, esta vez en la ciudad de Tacuarembó. Al encuentro van a viajar unos treinta vecinos de Gualeguaychú. “La convocatoria es abierta a todos los ciudadanos y organizaciones que habitan la región, como lo fue el primer encuentro en Nueva Palmira, donde se fundó esta Asamblea Regional ante 400 personas”, señala la invitación de los organizadores. Los productores de Colonia Agraciada, el Movimiento de Chacreros de Mercedes, las asambleas de Colón y de Concepción del Uruguay son algunos de los treinta grupos que anticiparon su asistencia.

Además de Botnia, en el Uruguay están en vías de instalarse Ence, que comenzará su construcción en enero, StoraEnso y Portucel. También habría un proyecto pastero de una firma norteamericana. Si se concretan, el país tendrá en pocos años cinco plantas de producción de pasta de celulosa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.