EL PAíS › OPINION

Descentralizar las causas

 Por Rodolfo Yanzón *

El juez federal Sergio Torres envió al tribunal oral parte de los hechos cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada. Se trata de unas ochenta víctimas por las que deberá responder una decena de represores, entre los que están el Tigre Acosta y el Cuervo Astiz. Este tramo de la investigación es el que la Cámara Nacional de Casación Penal había obstruido a fines de 2003. Se sumará a los casos que estaban en el tribunal oral –respecto de los represores Donda, Montes y Capdevilla–; al de Rodolfo Walsh y al de la masacre de la iglesia de la Santa Cruz. Implica que el próximo juicio por los crímenes cometidos en la ESMA será por casi un centenar de víctimas y por una parte del elenco estable de represores.

Existen dos puntos que continúan siendo inquietantes: la protección a los testigos y la agilización de las causas. A la ausencia de decisiones se suma la falta de resultados positivos en las investigaciones por Jorge Julio López, Gerez, Puthod y distintas amenazas. En el plano judicial, en la ciudad de Buenos Aires el principal escollo es que un solo tribunal oral (el número 5) tiene asignado todos los casos de los centros clandestinos que dependieron del I Cuerpo de Ejército y el de la ESMA. La causa por el Plan Cóndor (asociación ilícita conformada por dictaduras para perseguir y eliminar a opositores políticos y que en nuestro país utilizó el centro clandestino Automotores Orletti) está radicada en el Tribunal Oral 1. Teniendo en cuenta que se realizará un juicio oral grande por la ESMA, y que en breve el juez Daniel Rafecas –a cargo de la causa I Cuerpo de Ejército– elevará a juicio oral múltiples casos de los centros Vesubio, Orletti y del circuito Atlético, Banco y Olimpo, dichas causas deberían distribuirse en otros tribunales orales. La causa por el centro clandestino Orletti debería quedar radicada en el Tribunal Oral

N 1 (porque tiene la del Plan Cóndor) y las otras causas deberían ir a otros. Para ello sólo se necesitan pocas decisiones de parte de los jueces involucrados. Ello implicará la agilización de los juicios y un paso importante para comenzar a proteger a los testigos.

* Fundación Liga Argentina por los Derechos Humanos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.