EL PAíS › CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER PARTE MAÑANA HACIA RUSIA EN BUSCA DE NUEVOS MERCADOS

Un viaje que promete buenos negocios

La Presidenta se reunirá en Moscú con su par ruso, Dmitri Medvedev, y con el primer ministro Vladimir Putin. También conversará con empresarios y anunciará acuerdos. La visita forma parte de la nueva estrategia de la política comercial exterior.

 Por Fernando Cibeira

“Un salto de calidad en la relación” fue lo que se prometieron los gobiernos de Argentina y de Rusia que sucedería a partir de la visita que la presidenta Cristina Kirchner iniciará el martes en Moscú y que ayer aún se reprogramaba debido a los forzados cambios de agenda. El viernes murió el jefe de la Iglesia Ortodoxa y patriarca ruso, Alexis II, y las exequias y el duelo nacional obligaron a postergar el vuelo un día. Ahora, el punto alto del viaje se producirá el miércoles, cuando Cristina Kirchner se reúna en el Kremlin con el presidente Dmitri Medvedev y unas horas después con el primer ministro y hombre fuerte del gobierno, Vladimir Putin. El desembarco argentino se inscribe en la nueva estrategia de la política comercial exterior de apuntarles a los mercados emergentes como recurso ante la crisis económica internacional. Por eso también viajarán 90 empresarios que mañana –los negocios no saben de duelos– iniciarán sus rondas de contactos en Moscú.

En la agenda original, Cristina Kirchner saldría de Ezeiza hoy, y mañana le tocaría cerrar un seminario sobre “Oportunidades de comercio, inversiones y negocios” en el Hotel Metropol, cercano a la Plaza Roja. En reprogramación, el vuelo saldrá mañana a la tarde y lo del seminario de negocios está por verse. De alguna manera, Cristina Kirchner, el canciller Jorge Taiana, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y la de Producción, Débora Giorgi, conversarán con los empresarios rusos y anunciarán acuerdos.

En una situación similar a lo que ocurre con Africa del Norte –destino del último viaje presidencial– y la India –adonde irá en febrero– el comercio con Rusia se multiplicó por cuatro en los últimos años. En el Gobierno se entusiasman pensando que está lejos de su techo: Rusia importa de todo el mundo por 163 mil millones de dólares y apenas 777 millones tienen sello argentino. Los últimos vaivenes han modificado el panorama. No es el mismo potencial el de Rusia con un barril de petróleo a 150 dólares, como valía hace unos meses, que el de ahora que ronda los 40. Con todo, en Cancillería destacan que en 2007 Rusia se ubicó como el décimo país del mundo en cuanto al crecimiento del PBI y el tercero –detrás de China y Japón– en nivel reservas. El rótulo de economía emergente en el caso ruso es un poco amarrete.

Pero lo comercial va de la mano de lo político. Rusia ya demostró su intención de volver a tallar en América latina. “Se podría decir que hemos vuelto”, anunció la semana pasada el presidente Medvedev, en Cuba, donde cerró una gira que incluyó Perú, Venezuela y Brasil. Rusia hizo gestos para demostrar la importancia que le daba la visita de la presidenta argentina. “Es un evento de trascendencia política para Rusia”, le aseguró el canciller Andrei Denisov a Taiana en Moscú, en septiembre pasado. Luego, el número tres del gobierno, el secretario de Defensa, Nikolay Patruschev, viajó a Buenos Aires, donde diagnosticó, a partir de la crisis, el inicio de un mundo multipolar, en una visión similar a la que campea en la Casa Rosada.

Cristina Kirchner se alojará en el Kremlin, el histórico centro del poder ruso desde el siglo XI. Dentro del amurallado complejo arquitectónico se encuentra la residencia presidencial. La reunión con Medvedev será el miércoles a la mañana, luego de que la Presidenta cumpla con el rito de dejar una ofrenda floral en el Monumento al Soldado Desconocido. Firmarán varios acuerdos bilaterales que buscarán fortalecer la relación en temas de interés común como ciencia y tecnología, hidrocarburos y transporte. Luego compartirán la comida oficial.

Por la tarde será la entrevista con Putin, gestionada especialmente por la Cancillería. La situación política rusa es particular. Putin fue presidente durante dos mandatos. Luego, antes de forzar una reforma constitucional, prefirió designar a Medvedev, quien había sido su jefe de gabinete, para continuarlo. El sucesor ganó las elecciones de marzo pasado con el 70 por ciento de los votos, pero nunca estuvo en discusión que quien de veras seguiría decidiendo los destinos de Rusia sería Putin, que se colocó como primer ministro. Incluso, en los últimos días se barajó la posibilidad de que Medvedev renunciara para llamar a elecciones anticipadas y Putin pudiera ser nuevamente electo cuando todavía se mantienen altos sus niveles de popularidad y no son visibles los efectos de la crisis. Hipótesis. Lo cierto es que la visita a Rusia de la Presidenta no hubiera quedado completa sin un encuentro con Putin.

Por la noche, habrá una cena de honor en el Jardín de Invierno del Kremlin que ofrecerá Medvedev junto a su esposa, Svetlana Medvedeva. En la agenda figuraba que participaría la Presidenta junto a Néstor Kirchner. Pero desde la Casa Rosada ya confirmaron que Kirchner no viajará. Pese a que en su carácter de presidente del PJ había recibido una invitación para viajar del gobernante partido Rusia Unida –que encabeza Putin–, a Kirchner no le queda cómodo el traje de “primer caballero” y prefiere evitar los viajes al exterior.

Ayer todavía estaba en veremos el tercer día de la visita de Cristina Kirchner, originalmente destinada a visitar la histórica San Petersburgo, la segunda ciudad de Rusia. De concretarse, se reunirá allí con la gobernadora, Valentina Matvienko. Claro que la intención es realizar una rápida recorrida por el casco histórico de lo que durante dos siglos fue la capital del imperio ruso –y Leningrado en el comunismo–, una joya arquitectónica declarada Patrimonio de la Humanidad, incluyendo el indispensable Museo del Hermitage. Luego de eso está previsto emprender la larga vuelta, que depositaría a la comitiva argentina en Ezeiza el jueves.

Compartir: 

Twitter
 

La emblemática Plaza Roja, una de las postales que verá Cristina Fernández de Kirchner en su paso por Moscú.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.