EL PAíS › 3100 MILLONES DE PESOS PARA LA COMPRA DEL PRIMER CERO KILOMETRO EN EL PAQUETE

Para la vereda de la dama y el garaje del caballero

El Gobierno anunció el plan de financiación para comprar el primer auto nuevo, con opciones a 60 y 48 meses, con tasas fija o móvil. La Anses licitará la intervención de los bancos y las financieras automotrices.

 Por Sebastián Premici

El Gobierno anunció ayer los detalles del plan destinado a financiar la producción y aumentar el consumo en el sector automotor, iniciativa que forma parte del megapaquete de 13.200 millones de pesos lanzado la semana pasada por Cristina Fernández de Kirchner. El Estado destinará 3100 millones de pesos para la adquisición del primer cero kilómetro. Para ello acordó con las terminales y las concesionarias la comercialización de dos modelos económicos por fabricante, los cuales se financiarán a través de tres mecanismo: cuota fija a 60 meses (calculada entre los 800 y 840 pesos), y dos esquemas a 48 meses (uno con tasa fija y otro con tasa mixta), donde intervendrán la banca privada y las financistas de las terminales, a partir de las licitaciones que lanzará la Anses. La tasa testigo será del 11 por ciento y el Gobierno negociará terminal por terminal el precio final de cada automóvil. Los 3100 millones de pesos para el sector representan un incremento del 40 por ciento del stock de créditos prendarios existentes. Con esta medida, el Gobierno busca preservar los 150.000 empleos de la industria y vender 100.000 cero kilómetro para evitar una caída de la actividad en 2009. La semana que viene se anunciará un esquema similar para utilitarios y camiones.

El Programa de Impulso a la Primera Motorización (o “Mi Primer 0 km”) es parte de la iniciativa gubernamental para mantener los niveles de producción y consumo en tiempos de crisis. Tal como definió ayer la ministra Giorgi, se comenzó por este sector, ya que es considerado como un rubro clave y estratégico para “dinamizador la economía”. La industria automotriz exporta por año 8000 millones de dólares, un 36 por ciento de las ventas industriales al exterior. “Estamos reasignando fondos que antes estaban volcados en la especulación financiera y ahora se destinarán a las actividades productivas y el consumo”, remarcó Giorgi en una conferencia de prensa realizada ayer en la Casa de Gobierno, junto al secretario de Industria, Fernando Fraguío, y el titular de la Anses, Amado Boudou.

Para dar el puntapié inicial al plan, el Gobierno ya acordó cuáles serán los dos modelos por fabricante que se pondrán a la venta. Renault ofrecerá el Clío tres puertas y el Logan; General Motors el Corsa Classic tres puertas y Station Wagan; Peugeot el 206 y el Citroën C3; Fiat pondrá a la venta el Uno y el Palio, y la terminal Ford Ka y el Focus. Para acceder a cualquiera de estos tres modelos, los bancos privados y las terminales pondrán a disposición de los consumidores tres tipos de mecanismos financieros:

- Plan ahorro previo: este sistema contempla el pago de 60 cuotas, pero con la entrega del auto en las primeras doce. Las cuotas serán fijas durante los primeros doce meses y las restantes se ajustarán según el valor del auto (tasa real a valor auto del 8 por ciento). Este esquema de financiación será ofrecido por las financistas de las automotrices. Según los cálculos “teóricos” realizados por Giorgi y Fraguío, para un auto de 35.000 pesos la cuota estaría en el orden de los 800/840 pesos mensuales.

- Financiación privada: El objetivo del Gobierno es que la mayoría de los fondos destinados para este plan sean canalizados a través de la banca privada. El Sistema Integrado de Previsión Argentino (SIPA) –creado a partir de la nacionalización de las AFJP– realizará licitaciones en el Mercado Abierto Electrónico para dar financiación a los bancos privados y las terminales. La tasa testigo será del 11 por ciento y los fondos serán entregados a la entidad que ofrezca la tasa más baja por sobre lo dispuesto por el SIPA. “El Estado se guarda la potestad de no asignar esa plata cuando considere que las tasas ofrecidas sean muy altas para los consumidores”, aseveró Amado Boudou, titular de la Anses.

Los otros dos mecanismos de financiación serán los siguientes:

- Licitación a tasa fija: A partir de la oferta de SIPA, se licitarán créditos hasta 31.000 pesos, a tasa fija a 48 meses. La diferencia entre la financiación y el valor del auto deberá ser aportado por el consumidor en efectivo o a través de la venta de un usado. Dentro de este esquema participarán los bancos privados y las terminales.

- Licitación a tasa mixta: Los primeros doce meses serán a tasa fija y las restantes 36 cuotas, variables. En este esquema de compulsa también participarán los bancos y las financieras de las terminales.

“Estamos dando un paso muy importante en la reorientación de los fondos públicos. Con los ingresos de la previsión social, administrados por el Estado, garantizaremos el financiamiento a largo plazo, con colocaciones a 360 días y controlando cada dos meses el uso que los bancos hacen de los fondos”, afirmó Boudou.

- Términos y condiciones: Para acceder a los planes de financiación del Estado, las terminales deberán comprometerse a no echar personal. “Esta será la condición sine qua non”, remarcó ayer la ministra Giorgi. Al plan anunciado ayer le falta definir cuáles serán los precios finales de los automóviles. Tal como señaló la Presidenta durante el lanzamiento del megaplán, tanto Boudou como Giorgi remarcaron ayer que todas las partes deberán “resignar algo”. Desde el sector automotor se habla de una baja en la rentabilidad para las terminales y los concesionarios de entre un 15 y un 25 por ciento.

Dos temas que marcarán el éxito del programa serán el precio final del automóvil y la tasa de interés que terminarán ofreciendo las terminales y los bancos a los consumidores. Para Boudou, la transparencia del sistema “garantizará que los jugadores financieros compitan por ofrecer las mejores tasas”. “No se aceptarán niveles que no sean compatibles con el objetivo primordial del megapaquete, que es generar mayor consumo y producción”, definió la ministra de Producción. Desde el sector automotor se habla de tasas finales cercanas al 16 por ciento, mientras que en los borradores de los funcionarios calculan un 14 por ciento.

El otro tema relevante será el precio final de los automóviles. Los tres funcionarios fueron unánimes. “La negociación será terminal por terminal.” Esto quiere decir que las negociaciones continúan, y que en el transcurso de esta semana deberían anunciarse los precios a los que se venderán los modelos seleccionados por los fabricantes y la cuota fija del esquema del Plan de Ahorro. Por ahora, los 800 pesos delineados por la ministra son sólo una hipótesis. A cambio de las rebajas que deberán ofrecer, las empresas reclaman que se las compense agilizando los reembolsos del IVA o que el crédito fiscal pueda ser utilizado para el pago de impuestos.

Fraguío indicó que dentro de las negociaciones incluirán “todo el paquete”, es decir, el precio del auto, los gastos, las comisiones y las primas de seguro. El secretario de Industria adelantó que en los próximos días habrá novedades para los utilitarios y camiones por 650 millones de pesos, donde se elaborará un plan similar al de los cero kilómetro.

La producción automotriz retrocedió el mes pasado casi el 30 por ciento con respecto a igual mes del año pasado. Contra octubre, la caída fue del 26 por ciento. La reducción de la actividad estuvo atada a los menores niveles de exportación –sobre todo a Brasil– como los de consumo interno.

Durante 2008, el estimado de ventas totales era de 650.000 unidades. Ayer Fraguío reconoció que podría ser de 600.000. Para 2009, el sector espera una baja del 15 por ciento. El plan “Mi Primer 0 Km” busca mantener los niveles de empleo del sector –150.000 trabajadores– y poner a la venta 100.000 nuevos autos, que es la cantidad de automóviles que dejarían de venderse a raíz de la crisis económica.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.