EL PAíS › CLAUDIO LIFSCHITZ DENUNCIO QUE FUE RAPTADO

Noticia de un secuestro

El abogado Claudio Lifschitz, quien fue secretario del ex juez Juan José Galeano durante la investigación del atentado a la AMIA, denunció que el viernes a la noche fue secuestrado por tres personas que se identificaron como agentes de la SIDE, le tajearon en la espalda la sigla AMIA y le marcaron con un soplete en el brazo el número del expediente. En los tribunales varios detalles de la denuncia sonaron llamativos, entre ellos que el supuesto secuestro, que investigará el juez Rodolfo Canicoba Corral, se haya producido después de una no menos extraña presentación que hizo el ex secretario ante el juzgado de Ariel Lijo.

Lifschitz, de 43 años, relató que fue raptado pasada la medianoche en Villa Devoto cuando transitaba en su coche acompañado por su secretaria. El letrado relató que se les cruzó una camioneta blanca que lo hizo tirar hacia el cordón y que del vehículo bajaron tres personas armadas, cubiertas con pasamontañas, que lo hicieron subir a la camioneta. Los hombres “se identificaron como integrantes de la SIDE. Me pusieron una bolsa en la cabeza, me ataron la manos atrás y permanente insistían en que ‘no jodas más con la SIDE’”, expresó.

En Comodoro Py señalaron ayer que Lifchitz tiene asignada una custodia porque denunció reiteradas amenazas debido a su declaración contra el ex juez Galeano y la SIDE en la causa AMIA. Sin embargo, el ex secretario le dijo a la custodia que no los necesitaba a las 21 del viernes. Poco después se produjo el denunciado secuestro. Los captores preguntaron si tenía copias de escuchas telefónicas que la SIDE hizo a un grupo de iraníes y que el organismo estatal nunca aportó a la causa, aseguró el ex funcionario . “Insistían mucho con el tema de unos cassettes que vinculan a iraníes con el atentado.”

Lifschitz contó que cuando los secuestradores le encontraron un rosario que llevaba, le dijeron “qué hacés vos con esto, si sos judío. Ahí sentí que encendían un soplete y un ardor muy grande” en la piel, donde le marcaron un número de seis cifras, el del expediente de la causa judicial. “Después sentí unos cortes que me hicieron en la espalda. Dice AMIA en la espalda, que está tajeada”. El abogado fue liberado atrás de la Escuela de Cadetes de la Policía Federal Ramón L. Falcón, donde fue asistido por el SAME. Le hicieron las primeras curaciones en el hospital Piñero y fue luego trasladado a otro sanatorio en Villa Devoto.

El jueves, Lifschitz presentó un extraño escrito ante el juez del caso AMIA, Ariel Lijo. Allí denunció que un sujeto lo fue a ver, le dijo que era de la SIDE y que era enviado de la presidente Cristina Fernández de Kirchner. El desconocido le explicó que él mismo y Lifschitz debían abocarse a limpiar la imagen de un alto jefe de la SIDE, Jaime Stiusso. Por esa visita, Lifschitz denunció a la Presidenta por encubrimiento. El caso sonó rarísimo en los tribunales, porque no parece creíble que un agente de inteligencia se presente como tal y que, además, diga que viene en representación de la Presidenta. Dos días después, el ex secretario denunció el secuestro.

El titular de la Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Atentado a la AMIA, Sergio Burstein, calificó de “repugnante y muy preocupante” el hecho y propuso “reconsiderar la hipótesis que siempre sostuvimos los familiares, por la cual las pruebas no se perdieron, sino que están escondidas para extorsionar a alguien en algún momento”. Y concluyó que “algo debe estar pasando en la causa”.

Compartir: 

Twitter
 

Claudio Lifschitz contó que sus captores dijeron ser de la SIDE.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.