EL PAIS

En campaña

 Por Adriana Meyer

La izquierda en alerta

Mientras la Justicia electoral bonaerense está de paro y al borde del colapso, seis partidos de izquierda denunciaron que corren riesgo de ser proscriptos en las elecciones de la provincia de Buenos Aires. El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Movimiento al Socialismo (MAS), el Partido Comunista (PC), el Partido Socialista Auténtico (PSA), el Partido Obrero e Instrumento Electoral por la Unidad Popular (CTA) expresaron que “en la provincia el adelantamiento de las elecciones ha creado una situación muy preocupante, porque partidos que iniciamos los trámites para la legalidad y cumplimos todos los pasos hoy vemos comprometida nuestra presentación electoral”.

Esto es así porque el decreto oficial emitido por el gobernador Daniel Scioli convocando a los comicios (437/9) salió tres días después del vencimiento del plazo para que los partidos obtuvieran su reconocimiento. “La medida democrática más elemental sería otorgar las personerías provisorias a todos los partidos con trámite iniciado, pero por ahora la Justicia electoral no lo considera, como tampoco levantar las caducidades dispuestas por la Junta Electoral provincial tras las elecciones de 2007”, dijeron el MST, MAS, PC, PSA y PO en la conferencia de prensa que se realizó en el hotel Bauen. “Somos partidos con actuación real, dirigentes de trayectoria e incluso representación parlamentaria, por eso, siendo que el gobierno nacional es el que adelantó las elecciones, proscribir a sectores que somos de oposición y de izquierda sería un tremendo atropello a los derechos democráticos”, manifestó Vilma Ripoll, del MST.

Los partidos que en dos elecciones seguidas no alcanzan el 2 por ciento de los votos caducan y tienen que volver a obtener personería si quieren volver a competir. En 2002, luego de la debacle del “que se vayan todos”, la caducidad había sido eliminada, pero hace dos años la Justicia electoral la volvió a incorporar, como una forma de depurar la cantidad de partidos políticos existente. Luego de 2007 muchos partidos perdieron su personería a nivel provincial, por lo cual armaron un “partido muleto” para el ámbito federal para luego ir a obtener la inscripción en el bonaerense. El plazo para estar constituido como partido en la provincia de Buenos Aires es de 90 días antes de los comicios, es decir, venció el 28 de marzo, cuando casi ninguno tenía siquiera el reconocimiento provisorio federal.

Desde la Junta Electoral provincial les responden que no habrá una decisión general, como la que están solicitando, sino resoluciones de cada caso en particular. Pero la situación se complica aún más porque los empleados de la Junta están de paro “por tiempo indeterminado”, en reclamo de mayores recursos económicos y humanos, y advirtieron que si no se resuelve el conflicto “podría peligrar” la elección del 28 de junio. La medida de fuerza se prolongará “hasta tanto las autoridades del Ministerio de Economía bonaerense respondan a nuestros reclamos de recursos”, explicaron. El delegado de UPCN Augusto Gelabert advirtió que el acto eleccionario está en riesgo “porque no se están oficializando las listas de candidatos, no se está confeccionando el padrón de extranjeros y no van a salir los reconocimientos a los partidos políticos y agrupaciones que están en trámite”. La provincia de Buenos Aires representa el 50 por ciento del padrón nacional, tiene unas 50 mil mesas y las urnas de cartón, que se encargan con un año de anticipación, todavía siguen sin ser armadas.

Un candidato automático

El ex juez Adolfo Vázquez, antiguo integrante de la mayoría automática de la Corte Suprema, lanzó su precandidatura a diputado por la Capital Federal al frente de El Movimiento, aparentemente una agrupación peronista antikirchnerista. Vázquez eligió para largar su campaña las calles de los alrededores del Palacio de Tribunales, que empapeló con afiches en los que proclama: “El tiempo me dio la razón, basta de inseguridad y saqueos, se robaron hasta los derechos humanos”. Dice que reagrupará tras su nombre “al peronismo histórico”.

El ex ministro estaba retirado desde el 2004, cuando renunció a su cargo la Corte para esquivar el juicio político que iba a destituirlo y en el que debía responder a una acusación de inconducta y quince cargos por corrupción. Aunque todavía no definió si oficializará su candidatura, dejó trascender que llevará como segundo en la lista al coronel retirado Jorge Igounet, el ex edecán militar de Carlos Menem.

Vázquez fue designado juez de la Corte en 1995 por el ex presidente Menem, quien lo nombró especialmente para completar la mayoría automática. Tras la asunción del gobierno kirchnerista, pasó a ser el integrante de la Corte menemista que más resistió su renovación y el último en dejarla.

En aquellos días, visiblemente afectado por la inminencia del juicio político, Vázquez había jurado que nunca se dedicaría a la política dándose ínfulas de intelectual. “Posiblemente me vaya del país por un tiempo, y cuando vuelva voy a dedicarme a escribir. Pero no pienso en hacer política”, declaró el día de su renuncia. De la dedicación a la escritura no hubo mayores noticias. En cambio, semanas más tarde fue descubierto cuando intentaba abrir una cuenta en un banco de Luxemburgo, al que Vázquez se presentó con un pasaporte español y un domicilio en el Uruguay. El ex juez dijo que realizaría una primer remesa de un millón y medio de dólares, pero el banco chequeó su historial y se negó a abrir la cuenta.

Ayer, en sus primeras declaraciones como precandidato, Vázquez criticó la reapertura de los juicios por violaciones a los derechos humanos. “Cambiaron la Corte, ¿para qué? Para convalidar el estándar jurídico de una ley que declaró la nulidad de dos leyes que ya estaban derogadas, para poder abrir así el proceso judicial de heridas que ya estaban cicatrizando en la sociedad”, sostuvo.

Por otra parte cuestionó al ministro de la Corte Raúl Zaffaroni: “Es una buena persona, pero está en una posición utópica, no responde a la realidad”.

Previsiblemente, Vázquez hará campaña con el eje puesto en el tema seguridad, reflotando el estilo Blumberg, pero con el condimento de su propia nostalgia por la década menemista. “La Argentina en la que nos sentíamos seguros y orgullosos”, definió. También se lamentó por haber tenido que dejar la Corte. “Yo tuve que renunciar obligado por las circunstancias, no se puede pedir que todas las personas sean héroes, nadie es héroe. Yo mismo guapié hasta donde pude, y después renuncié.”

El capocómico radical Nito Artaza confirmó que analiza la posibilidad de postularse como candidato a senador nacional por la provincia de Corrientes. “Corrientes tiene una extraordinaria trayectoria política desde los pactos hasta la Constitución nacional, es la tierra donde nació el padre de la Patria”, sostuvo Artaza, para justificar su salto desde la ciudad de Buenos Aires –donde venía militando– hasta su Corrientes natal.

El capocómico radical Nito Artaza confirmó que analiza la posibilidad de postularse como candidato a senador nacional por la provincia de Corrientes. “Corrientes tiene una extraordinaria trayectoria política desde los pactos hasta la Constitución nacional, es la tierra donde nació el padre de la Patria”, sostuvo Artaza, para justificar su salto desde la ciudad de Buenos Aires –donde venía militando– hasta su Corrientes natal.

El gobernador Juan Schiaretti consideró “lógico” que el PJ cordobés y el kirchnerismo vayan “en listas diferentes”, al sostener que “la conducción nacional del peronismo desde hace un año mantiene un conflicto absurdo con los productores”. Y, para él, “agredir al campo y a los productores agropecuarios de Córdoba es agredir a todos los cordobeses”. Sus candidatos, indicó, pedirán una “reducción de las retenciones”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.